domingo, agosto 14, 2022

La revolución de la digitalización y los datos en los Asuntos Públicos

Una de las grandes transformaciones que está viviendo el sector de los Public Affairs en nuestro país es el de la digitalización y el creciente uso de datos. Este es el tema analizado en este nuevo artículo de la serie Radiografía del sector de los Asuntos Públicos en España.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON

Por Mario Montero Raya / 23 de noviembre de 2021

Esta tendencia ha venido a ser reforzada por la pandemia del Covid-19, que ha supuesto un nuevo boom de lo digital. Para Montse Escudero, Public Affairs Director de OmnicomPublicRelationsGroup, “el sector de los Asuntos Públicos no es ajeno a la tendencia marcada por la pandemia que ha provocado que las redes sociales y los canales digitales hayan sido una vía de conversaciones e intercambio de información habitual. Esta tendencia va a seguir y veremos cómo los entornos digitales serán cada vez más importantes para acercarse a los stakeholders relevantes en nuestro ámbito y las instituciones y las organizaciones tendremos que mejorar y afianzar las posiciones en este entorno”.

Así, la transformación digital del sector permitirá realizar un trabajo más eficaz. De acuerdo con Daniel Mehrad, Director de Political Intelligence España: “Los Asuntos Públicos no es un compartimento aislado de la digitalización en la interlocución social y entre actores en el ecosistema institucional. Se abren frentes y oportunidades en la predicción, anticipación y mitigación de riesgos regulatorios, la relación con un mapa de grupos de interés abierto, en expansión y con una clara influencia en la dimensión digital y contribuirá a la optimización de procesos en Asuntos Públicos”.

En este sentido también se pronuncia Javier Herrero, Director de Asuntos Públicos y Relaciones Corporativas de Evercom: “La sistematización del uso de la tecnología en los procesos de monitorización regulatoria, y su integración metodológica, ayudan a gestionar los proyectos de asuntos públicos de una forma más estratégica, transformando los datos en información. De esta forma, se mejora la toma de decisiones y la defensa de los intereses corporativos y de negocio de las compañías”.

El impulso digital de la pandemia

La mayor digitalización es uno de los múltiples cambios que ha traído la pandemia a nuestras vidas. La imposibilidad de realizar reuniones presenciales durante muchos meses ha obligado a buscar nuevas formas de comunicarse. Según Diego Bayón, Director Advocacy & Public Awareness de Harmon, “la pandemia ha acelerado el uso de la tecnología y el trabajo en remoto, entre profesionales del sector y decisores públicos. La posibilidad de trasladar encuentros institucionales y eventos al entorno online ha evitado parar nuestra actividad mientras las restricciones sanitarias han estado en vigor, y supone una oportunidad para mejorar la eficiencia y para llegar de forma ágil y sencilla a aquellos actores que no residen en Madrid o Barcelona”.

Seguimiento de la conversación digital

Una de las nuevas oportunidades creadas por la digitalización es la posibilidad de monitorizar la opinión pública a través de los nuevos canales de comunicación abiertos. Lucas Calvo, Director de Public Affairs de Roman, habla en este sentido de la gran importancia que tiene “complementar el servicio tradicional de monitorización regulatoria y medios de comunicación con una escucha activa de redes sociales y canales digitales, que permita anticipar issues regulatorios y ser capaces de comprender mejor las conexiones existentes entre los stakeholders”.

Datos para una mejor anticipación

En los últimos años se ha venido hablando de la creciente importancia del Big Data en diferentes sectores. Esta tendencia también ha llegado a los Asuntos Públicos. David Alcobendas, director de procesos regulatorios de Estrategos, señala: “Llegan nuevas técnicas basadas en el big data de aplicación práctica en los Asuntos Públicos que permiten el desarrollo de estrategias y tácticas cada vez más sofisticadas y complejas. Es una tendencia al alza en el sector que todavía tiene mucho campo de evolución”.

El Big Data permite un mejor conocimiento del contexto, haciendo más fácil la anticipación de escenarios. Así lo señala Joan Roselló, Socio-Director de Public Affairs Experts: “Junto a los efectos del Covid19, la irrupción del poder de los datos es, sin duda, una de las principales tendencias que ya son parte de nuestro día a día en la profesión. Data en estado puro. El uso masivo de datos agregados nos permite apreciar y vislumbrar múltiples oportunidades que, vistas de un modo individual, no se podrían detectar”.

En conclusión, la digitalización trae nuevas oportunidades en la forma de relacionarse con stakeholders, de comunicar y de anticipar riesgos y escenarios. Como dice Santiago Esteban, Vice President de Reputación & Public Affairs en Newlink: “Podemos afirmar que el tópico “la digitalización ha llegado para quedarse” es una tendencia real y, efectivamente, permanecerá en las Relaciones Institucionales. Las nuevas tecnologías se presentan como un complemento perfecto para facilitar y acelerar los procesos y la comunicación. Las Relaciones Institucionales encontrarán en este entorno una gran oportunidad para conectar mejor con la sociedad civil, de una manera más sencilla y ágil”.

SEGURO QUE TE INTERESA…


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON