jueves, diciembre 2, 2021

Las nuevas formas de comunicación condicionan el trabajo de los profesionales de Asuntos Públicos

La era digital trae nuevas formas y canales de comunicación que condicionan las formas de transmitir mensajes a la sociedad. Esto también conlleva que se deban enfrentar retos como las fake news o la saturación información. A todo esto se deben adaptar los consultores de Asuntos Públicos.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON

Por Mario Montero Raya / 2 de diciembre de 2021

En esta nueva entrega del informe especial Radiografía de los Asuntos Públicos en España, desarrollamos las nuevas formas de comunicación nacidas en la era digital y cómo este fenómeno condiciona las estrategias de public affairs de empresas y consultoras.

Como primera ideea, hay que decir que la sociedad cada vez tolera menos la incoherencia. Es por eso que los relatos corporativos deben ser creíbles, teniendo que venir acompañados de hechos. Según Victoria Magro Galán, directora de Desarrollo Corporativo de Estudio de Comunicación, “más que nunca, el relato y mensaje corporativo de una compañía tiene que ser potente y muy creíble, construido sobre una base sólida y de transparencia. Los mensajes superficiales, después de esta dura etapa que hemos vivido, han dado paso al rigor y a la verdad. El receptor necesita obtener de la compañía hechos fehacientes y compromisos verosímiles”.

La reputación en los Asuntos Públicos

En consonancia con lo anterior, ese relato sólido y creíble irá destinado a alcanzar una buena reputación, clave para contar con mejores relaciones con los distintos actores y aumentar la influencia. De acuerdo con Cristina Hernández, Socia & Directora General de MAS Consulting, “la reputación es el activo intangible más importante para cualquier organización de la naturaleza que sea. Y en los asuntos públicos juega un factor decisivo. Por eso, es clave trabajarla ya que una buena reputación ayudará a poder disponer de un contexto regulatorio estable y a construir relaciones sólidas y duraderas con las instituciones y el legislador”.

Comunicación creativa

Los nuevos canales de comunicación abiertos con la digitalización hacen necesario, en opinión de Lucas Calvo, Director de Public Affairs de Roman, que seamos capaces de «crear nuevas formas de hacer llegar los mensajes clave de las estrategias de Public Affairs de una manera más creativa y diferencial, generando así, una mayor atención de los públicos objetivo sobre un issue concreto y el impacto que éste pueda tener».

Combatir la desinformación

En los últimos años estamos presenciando un gran uso de las nuevas tecnologías para difundir bulos e informaciones falsas. Según comenta Manuela Sánchez, Consultora Senior de LLYC, “a pesar de que la información es clave en el proceso regulatorio en cualquier ámbito legislativo, en ocasiones se asiste a una distorsión de la realidad derivada de la falta de rigor científico. asistimos a intentos cada vez más frecuentes de distorsionar la realidad bajo criterios. Por ello, es esencial que los profesionales del sector trabajemos para que las políticas públicas estén basadas en criterios científicos”.

Detectar y tratar de detener la difusión de fake news que puedan hacer variar la opinión de la sociedad y de los stakeholders será una de las nuevas tareas que deberán asumir las consultoras de Asuntos Públicos. Joan Roselló, Socio-Director de Public Affairs Experts, destaca así la tendencia hacia “la instrucción a modo activista que cada vez más van a tener que realizar las consultoras. La detección y prevención de fakenews, así como la ilustración del montaje tras cada una de ellas, para evitar que estas puedan incidir intencionadamente en la percepción de aquellos que van a tener que tomar decisiones sobre los asuntos de nuestro interés”.

Síntesis informativa

Ante la saturación de información en esta era digital, los consultores deben asumir la tarea de sintetizarla para que los diversos actores puedan asumirla correctamente. A este respecto, Luis Tejero, director de Asuntos Públicos de Grayling, afirma: “Ante la sobrecarga de información a la que se enfrentan los Gobiernos y Parlamentos, que además no suelen ir sobrados de tiempo, recursos ni conocimiento técnico, las empresas y asociaciones deben esforzarse en ayudar a ministerios, consejerías, diputados y asistentes a entender cuestiones complejas. Y para ello, es aconsejable no saturar con papeles, sino aportar datos, contexto y propuestas de forma breve, directa y fácilmente digerible”.

Campañas multicanal

Las nuevas tecnologías han traído nuevas plataformas de comunicación, por lo que es necesario adaptarse a estar para poder hacer llegar los mensajes a los distintos segmentos de población. Tomás Matesanz, Chief Business Development Officer in EU Affairs de MARCO afirma: “La aceleración de la digitalización debe aprovecharse para ahondar en una necesidad técnica que viene de lejos, la de las campañas multicanal. La pandemia ha acentuado el objetivo de divulgar la agenda política de las organizaciones privadas y públicas en diferentes plataformas. La idea es expandir y difundir en diferentes formatos para, de esa forma, llegar al máximo número de grupos de interés. El principal objetivo es garantizar que, independientemente del canal, la hoja de ruta llegue al decisor. En esa estrategia, la digitalización, la idea creativa y el propósito como elementos diferenciadores son el aliado primordial, y el driver para entablar negociaciones con los reguladores o con la opinión pública en el caso de una institución gubernamental”.

Por tanto, los consultores deberán aprender a utilizar los nuevos canales comunicativos, claves en la conformación de la opinión pública. Para Santiago Esteban, Vice President de Reputación & Public Affairs en Newlink, “será fundamental que instituciones y empresas asuman que los nuevos líderes de opinión y conformadores de la opinión pública están cambiando. No solo los medios, ahora son influencers, creadores de contenido o streamers. Se comunican de manera diferente, por canales distintos. Ante esta tesitura, los expertos en relaciones institucionales tendrán la labor de “entrenarse” en la utilización de estas nuevas herramientas y deberán hacer un ejercicio de entendimiento de estos nuevos líderes de opinión: qué les mueve, sus motivaciones y valores”.

SEGURO QUE TE INTERESA…


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON