miércoles, enero 27, 2021

2021: el año que cambiará definitivamente la forma de hacer eventos

Está claro que el año 2020 ha dejado muy tocado a nuestro sector. Sin duda, la pandemia del Coronavirus prácticamente lo ha paralizado a nivel mundial provocando quiebras, cierres temporales, ingentes pérdidas de dinero, miles de despidos o reducciones salariales.

Por Fernando López, Director General de Divertia, 1 de diciembre de 2020.

Pero no sólo ha sido una ruina en el plano económico sino también en el social y emocional: hemos observado como aquello que más nos conecta, como pueden ser por ejemplo una reunión de amigos, un evento profesional o la asistencia a un espectáculo, se han limitado por una distancia social que también ha restringido algo tan cotidiano y necesario como saludarse, abrazarse o besarse, algo a lo que no nos acostumbraremos nunca porque estos gestos son parte de nuestra esencia y algunas de las formas de expresar emociones y comunicarnos que han acompañado a la humanidad desde sus inicios.

Estamos tocados económica y emocionalmente. Y no, salvo alguna excepción, no saldremos más fuertes como pregonan algunos porque el “realismo mágico” es un concepto artístico aplicable a la literatura, la pintura o los deseos, pero no a los tiempos que vivimos. Sin embargo, de lo que si estoy convencido es que, si nos los proponemos y no hacemos el habitual ejercicio de olvido postcrisis, cuando la situación se estabilice, podremos salir mejores: y eso es una excelente noticia.

En este contexto, el año 2021 va a ser un año marcado por grandes retos y desafíos en los que algunas ideas que compartimos hace unos años varios profesionales sobre nuestro sector se consolidarán definitivamente, como puede ser el uso de la tecnología o que se ponga más foco en la sostenibilidad, la seguridad o la responsabilidad corporativa. Aparecerán nuevas formas y formatos: habrá muchos cambios. En próximos artículos iremos publicando alguna de las tendencias, o cosas que creemos pueden ocurrir, pero antes de hacerlo hoy os ofrecemos un contexto sobre el cual basaremos nuestras reflexiones y/o predicciones.

El mundo, tal y como lo conocíamos a primeros de año ha cambiado y esto está teniendo y tendrá un reflejo e impacto muy importante en el mundo de los eventos. Esto no ocurrirá sólo por la actual pandemia que se espera vaya remitiendo a medida que se pueda vacunar a la población: son muchos los cambios que se están produciendo desde hace tiempo. Y estos cambios deberemos tenerlos muy en cuenta para entender cómo afectarán a la forma que hacemos los eventos.

Cambios sociales

El Covid-19 ha cambiado nuestra forma de comportarnos y relacionarnos. Hemos pasado de ser una sociedad que creíamos estable a una sociedad asustada y con miedo en la que la hipocondría social está llevando a gran parte de la población a reducir la actividad social o evitar el contacto físico: en estos últimos meses hemos podido comprobar cómo por la salud estamos dispuestos a renunciar a libertades y derechos personales; hemos sido expuestos a informaciones, ya se trate de gobiernos, políticos, instituciones y medios de comunicación, llenas de mensajes, confusos, inexactos y, en ocasiones, falsos como ha ocurrido con muchos de los que tenían que ver con el mundo de los eventos que han dañado seriamente la normalización del sector. Recuperar la confianza y la seguridad va a llevar tiempo.

Cambios en los hábitos de consumo

No sólo por las compras on line a través de diferentes dispositivos: la gente ya no le da tanta importancia a la propiedad del bien sino al acceso o al uso compartido. La economía colaborativa se impone, como lo hace la economía circular en la que la sostenibilidad va ganando peso porque las personas cada vez están más comprometidas con dejar un mejor impacto en el medio ambiente reduciendo consumos, reutilizando y reciclando. La proximidad, el consumo local, la autenticidad es cada vez más exigida, al igual que la experiencia de compra en cada fase de esta, etc. No se tratará de comprender y entender sino de saber relacionarse con los consumidores.

Cambios generacionales y de roles de género

Hay cambios generacionales. Pronto serán los millennials quienes dirijan la mayoría de las empresas y, por consiguiente, una forma de trabajar y hacer los negocios más acordes con su forma de pensar en los que se busca un equilibrio entre vida laboral y personal. La libertad y flexibilidad serán claves para la retención de talento en las empresas.

Por otro lado, se está reduciendo la brecha de género para alcanzar la equidad hombre mujer y como consecuencia de ello, cambian los valores tradicionales y estructuras tanto en el hogar como en las empresas. La empatía, la comprensión, el respeto y la transparencia serán los nuevos valores que marquen las reglas del juego.

Cambios en la tecnología y transformación digital

Dicen que la pandemia ha acelerado la transformación digital en cinco años, aunque más que la transformación, posiblemente haya sido la adaptación o el uso por parte de los usuarios y las empresas ya que habitualmente la tecnología suele ir por delante de las personas. La barrera a la adaptación a menudo se ha producido por la falta de estructura y conectividad o por el mismo precio de la tecnología, que retrasa la generalización del uso: plataformas, big data, retransmisiones, servicios en la nube, ciberseguridad, redes, etc. son algunas de las patas que forman el ecosistema digital que se hará imprescindible para trabajar en el futuro jugando un papel muy importante también en el mundo de los eventos.

Lo que no cambiará es poner el foco en las personas

Evidentemente hay muchos factores y variables que habrá que tener en cuenta, pero estos cuatro cambios que se están produciendo conforman la base sobre la que se asentarán los eventos del futuro. Un futuro lleno de posibilidades gracias a la tecnología; análisis de datos, mediciones, conexiones, soluciones audiovisuales, puestas en escena etc.; un futuro, en el que habrá que poner en el centro a la persona, porque no debemos olvidar nunca que la tecnología es un medio y no un fin: lo importante, como siempre, las personas. Y eso no cambia.

Teletrabajo, telecolaboración, eventos a pachas, Event riders, nuevas reglas y leyes, de lo virtual a lo real, los nuevos nichos de eventos…tocaremos muchos temas en los próximos artículos sobre cómo cambiará todo en el 2021.