viernes, febrero 3, 2023

Estrategia de comunicación de una empresa funeraria

LAS MEJORES CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN DE 2020 / LLYC ha puesto en marcha para Grupo Mémora la campaña ‘Mémora frente al COVID-19’.

Por LLYC / 5 de enero de 2021

Cuando empezó el mes de marzo de 2020, nadie podía prever lo que deparaban los meses venideros, ni como una pandemia de alcance mundial impactaría en nuestras vidas desde todas las esferas posibles. Mémora, empresa funeraria líder en España, tampoco pudo pronosticar el protagonismo social y mediático que el sector se vería obligado a gestionar en circunstancias de total excepcionalidad. Pero pese a las aparentes adversidades, la compañía supo hacer de la comunicación un aliado para gestionar la situación de crisis, reconvirtiendo los momentos de incertidumbre en una oportunidad para reforzar su posicionamiento de liderazgo y poner en valor la labor de los profesionales funerarios, muchas veces invisibilizada dentro de la cadena sanitaria.

No había duda de que el reto era mayúsculo. Gestionar la comunicación de la funeraria más relevante a nivel estatal en un escenario social y político extremadamente volátil y con una carga emocional manifiesta. El propósito que se estableció entre el equipo de comunicación de Mémora y el equipo de LLYC fue claro: hacer frente a la responsabilidad que supone ser el líder del sector funerario en uno de los países más golpeados por la pandemia COVID-19, y hacerlo con profesionalidad, serenidad y rigurosidad.

En cuanto a la estrategia, se apostó por una posición proactiva, basada en la transparencia en todas las acciones y comunicados. Ejemplo de ello fue la creación del Issue Blog “Mémora frente al COVID-19”, plataforma que la compañía usó para comunicar, tanto interna como externamente, todo aquello vinculado a la crisis sanitaria y a su actividad. En este sentido, Mémora optó por tender la mano a periodistas y fotógrafos, tanto nacionales como internacionales, haciendo prevaler el aprendizaje colectivo frente al hermetismo que predominó en otros espacios sanitarios como hospitales o residencias. Esta realidad tuvo como consecuencia la gestión de centenares de peticiones mediáticas, así como la realización de numerosas entrevistas con portavoces de la funeraria que permitieron reforzar los mensajes de la compañía. El depurado relacionamiento con periodistas posicionó a Mémora como una fuente fiable de información, logrando establecer flujos de comunicación entre periodistas y el equipo de comunicación que, hasta día de hoy, han derivado en reportajes de alto impacto a nivel internacional.

Frente a la alta presencia mediática en los diferentes equipamientos del Grupo Mémora en todo el país, fue imprescindible involucrar a todos los trabajadores en la estrategia comunicativa y trasladarles la importancia de una comunicación veraz y humana. Hacer partícipes a todos los empleados de los éxitos logrados a nivel comunicativo ayudó a fortalecer el sentimiento de pertenencia y resultó un empujón emocional para enfrentarse a momentos profesionales de gran vulnerabilidad.

Más allá de la gestión mediática, el equipo de Mémora y LLYC se vio involucrado en la toma de decisiones de carácter estratégico, enmarcadas en una campaña de lobby institucional en favor de un sector funerario liberalizado, poniendo en valor el modelo funerario público-privado, así como enfatizando la importancia de las despedidas y la gestión del duelo en un momento donde las restricciones eran más contundentes.

Visto en perspectiva, y pese a estar inmersos en la segunda oleada de la pandemia y a las puertas de la tercera, Mémora y LLYC encaran ahora el futuro con muchos aprendizajes a sus espaldas. Las buenas prácticas ejecutadas durante los primeros meses de la crisis empiezan a dar sus frutos y el punto de partida no es el mismo que cuando empezó el temido mes de marzo. El verdadero desafío ahora será mantener los estándares comunicativos en un contexto extremadamente difícil para el periodismo y al borde de una crisis social, económica y política sin precedentes.

FICHA TÉCNICA:

Agencia responsable: LLYC
Cliente: Grupo Mémora
Fecha de realización de la campaña: Marzo 2020 – Actualidad  
Equipo de la agencia: Maria Cura, Georgina Rosell, Maria Reales, Mar Velasco, Laia Romagosa
Contacto del cliente: Fernando Sánchez (fernando.sanchez@memora.es), Ariana Gaitán, Marta Serra

AGENCIA RESPONSABLE DE LA CAMPAÑA:

LLYC es la agencia responsable de esta campaña. Para saber más sobre ella, visita su ficha en la Guía de la Comunicación


ESPECIAL LAS MEJORES CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN DE 2020 (COMPLETO)