sábado, diciembre 9, 2023

El Engagement, ¿la nueva comunicación interna?

Elton Mayo, teórico social, sociólogo y psicólogo industrial especializado en la teoría de las organizaciones y las relaciones humanas, decía ya en los años 30 que una comunicación efectiva y una atención a las necesidades emocionales de los empleados de una compañía, eran esenciales para la productividad y la moral.

Por Both. People & Comms. / 29 de septiembre de 2023

Sin embargo, hasta los años 70 y 80 no empezamos a escuchar el concepto de Comunicación Interna, momento en el que se consolida como una disciplina de gestión de la comunicación en las organizaciones.

La realidad es que sabemos que fue en la revolución industrial, en el momento que empezaron a producirse grandes cambios en la organización del trabajo y gestión de las empresas, cuando surge la necesidad de coordinar y comunicar información a número creciente de empleados en fábricas y empresas. Y, desde entonces, no ha parado de evolucionar, convirtiéndose en la actualidad en la mejor palanca de “Engagement” de cualquier organización, ya sea grande o pequeña.

Pero ¿qué es esto del “Engagement”? Otro anglicismo más que cuesta traducir a nuestra lengua. De hecho, no podemos traducirlo a una sola palabra. Cuando hablamos de “Engagement”  nos referimos a la participación activa, la motivación, el compromiso de los empleados y empleadas en su trabajo y el orgullo de hacerlo en la empresa en la que trabajan.

A pesar de que el señor Mayo ya tenía claro en los años 30 que preocuparse del bienestar de los empleados/as se traducía en mayores éxitos para la compañía, hemos sido conscientes de esta evolución clara de la Comunicación Interna hacia el “Engagement” más recientemente. De hecho, esta evolución está siendo un proceso clave en la gestión de los recursos humanos y en la construcción de culturas organizacionales sólidas.

Revisar de dónde venimos con respecto a la Comunicación Interna y cómo hemos llegado a este nuevo concepto del «engagement», es toda una lección de historia de la evolución del mundo empresarial y de nuestra sociedad:

1. Como hemos comentado, todo empieza de una necesidad, como casi todo en esta vida. En la revolución industrial dónde la comunicación era totalmente unidireccional. Se centraba en transmitir información desde la dirección a los empleados y empleadas. Información como anuncios, políticas, procesos y poco en involucrar a las personas de manera activa.

2. A medida que las organizaciones iban reconociendo la importancia de escuchar a las personas, se empezó a fomentar la comunicación bidireccional, permitiendo un mayor diálogo entre la dirección y el personal utilizando herramientas como encuestas, reuniones u otros canales.

3. El avance de la tecnología hizo que la comunicación interna se trasladara a plataformas digitales y herramientas de colaboración en línea. Esto representó un antes y un después al facilitar la comunicación en tiempo real, acceso a información siempre actualizada y propiciando la interacción entre los miembros del equipo. Y según va evolucionando la manera de trabajar, vamos viendo nuevas herramientas digitales como apps, espacios multimedia para reuniones en formato híbrido inmersivas, y lo que nos queda por ver.

4. Las nuevas generaciones piensan y actúan de manera diferente y la comunicación interna se ha adaptado a las necesidades individuales de las personas. Las empresas empiezan a personalizar implementando estrategias de segmentación para ofrecer contenido relevante a grupos específicos, reconociendo que no todos los mensajes son relevantes para todos.

5. La comunicación interna se vuelve más holística abordando temas como el bienestar, el equilibrio entre trabajo y vida personal, el desarrollo profesional y la capacitación. Todos ellos relevantes para aumentar la satisfacción y el compromiso.

6. Empezamos a centrarnos en la promoción de la cultura organizacional y los valores de la empresa. La Comunicación Interna aquí es clave para conseguir que la organización los comprenda, crea en ellos y los adopte en su día a día, clave para fortalecer el sentido de pertenencia y el compromiso.

7. Nos damos cuenta de la importancia del reconocimiento y la celebración y empezamos a implementar programas e iniciativas para destacar los logros de los empleados y empleadas y, de nuevo, reforzar el sentido de pertenencia y el orgullo en la organización.

8. Actualmente, la comunicación interna se esfuerza por involucrar a las personas de manera más activa en la toma de decisiones y la creación de contenidos, fomentando la colaboración, la co-creación y la participación en iniciativas y proyectos de la empresa.

En resumen, la evolución de la comunicación interna hacia el Engagement ha implicado un cambio desde la transmisión pasiva de información hacia una comunicación más interactiva, centrada en el bienestar y desarrollo de las personas, la promoción de la cultura organizacional y la participación activa de todos los equipos en la vida de la empresa.

A fin de cuentas, las personas son el alma y el motor de las empresas y, por tanto, el objetivo debería ser siempre crear un espacio y ambiente de trabajo seguro, donde puedan ser ellas mismas, aportando todo su potencial, sintiéndose valoradas, motivadas y comprometidas con el éxito de la organización.

Y, para terminar, permíteme que te haga una pregunta: en tu organización, ¿pensáis en Engagement o seguís en la Comunicación interna?