martes, octubre 19, 2021

El poder del vídeo para posicionar una marca

Cada vez más empresas o creadores de contenido recurren a la herramienta del vídeo para posicionarse, conectar con sus comunidades y vender. Y es que el vídeo no solo nos permite enseñar nuestro producto en acción, sino que nos permite humanizar nuestra marca.

Por Redacción, 1 de junio de 2021

Durante años hemos escuchado eso de “el vídeo es el futuro”. Pero el vídeo es el presente y no se va a mover de su posición preferente en las redes sociales que visitamos a diario. El paradigma digital en el que vivimos y las marcas y negocios intentan desarrollarse, no puede concebirse sin el vídeo.

“Es una herramienta de entretenimiento, educación, promoción, venta… El vídeo puede moldearse y transformarse en aquello que el creador o la marca necesite”, nos cuenta Lorena García, CEO de Comunicazen y experta en redes sociales y marketing digital. “Hoy en día nadie cuestiona la capacidad del vídeo para captar y mantener la atención del usuario, crear comunidad y humanizar a las marcas”.

Según un estudio de IDG Advertising, un vídeo memorable puede fomentar la compra en un 97% y puede aumentar el reconocimiento de la marca en un 139%. Además, se ha demostrado que la participación de dos o más de los cinco sentidos, aumentan el recuerdo y la memoria del contenido.
 

El vídeo acerca las marcas a los consumidores

Hoy en día, más que nunca, las macas necesitan generar confianza y credibilidad. A través del vídeo pueden conseguirse ambas cosas. 

“Las marcas tienen que estar donde están los ojos de su audiencia”, nos cuentan desde Comunicazen, “y cada vez más, la audiencia tiene sus ojos en el vídeo. Por eso, en un mundo de tanta competencia como las redes, el aumento del consumo de vídeo crea muchas oportunidades. El motivo es que a través de un vídeo podemos conectar con las personas detrás de los productos y detrás de las cuentas, con los valores de la marca, con su proceso de trabajo. El vídeo permite mostrar partes de la marca que serían más complicadas de contar en otro formato”. El boom del vídeo, por otra parte, no se debe solo a su popularización como formato de contenido, sino también porque su producción se ha democratizado mucho: “Hoy en día es más fácil y económico grabar y editar vídeos. Hay productos, desde cámaras hasta micrófonos y programas de edición, que se adaptan a todos los presupuestos. Además, la mayoría de nosotros lleva en su teléfono una cámara mucho más potente que cualquiera que existiera hace años”, puntualiza Lorena.

Es por eso que la falta de medios para hacer vídeos, por tanto, no puede tomarse como excusa.
 

El poder del storytelling y el vídeo

El storytelling es, como su nombre indica, la narración de historias. Aplicado al marketing, el storytelling puede ayudarnos a empatizar con nuestra audiencia para transmitir nuestros valores o comunicar nuestros productos y servicios. El poder de conectar con la audiencia del Storytelling, unido al poder de la cercanía y humanización del vídeo, son una combinación poderosísima.

Desde Comunicazen nos animan a potenciar ambos elementos, sin tener en cuenta otros dos aspectos fundamentales de las ventas en Internet: “Tener en mente a quién nos queremos dirigir y el mensaje que queremos transmitir, tanto con la historia de nuestra marca y nuestros productos, como con los vídeos que realicemos, es fundamental. No debemos limitarnos a crear un spot, tenemos que aportar cercanía y confianza”.