domingo, diciembre 4, 2022

5 razones que convierten Twitter en la segunda pantalla para seguir el Mundial

Desde hace aproximadamente una década, los canales de información han ido cambiando y las preferencias de los ciudadanos a la hora de obtener información y entretenimiento se han transformado. Las redes sociales se han convertido en medios de difusión mundiales, de fácil acceso y con una gran ventaja: comunicar en directo, un objetivo que cumple a la perfección Twitter. Esta red social, a pesar de ser superada en usuarios por otras plataformas, es la que más inmediatez informativa ofrece, lo que la convierte en una pieza clave de los eventos deportivos.

Por Redacción, 23 de noviembre de 2022

Tal y como explica Javier Zamora Saborit, docente de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), “desde las Olimpiadas de Londres de 2012, la red social del pajarito azul es el lugar de encuentro preferido de aficionados, marcas, creadores de contenido, deportistas, federaciones… Un lugar donde, en tiempo real, comentan jugadas, suben clips de vídeo, se divierten con memes, sacan punta a todo… Y, por estos motivos, es un lugar donde las marcas que participen e interactúen en tiempo real acabarán ganando el partido”.

Los usuarios activos de Twitter suelen ser conocedores de las informaciones antes que los espectadores que ven la televisión. Por esta razón, eventos como el Mundial de Qatar se seguirá a través de esta red social en tiempo real las 24 horas debido, principalmente, según apunta Zamora, a estas cinco razones que convierten Twitter en la segunda pantalla del Mundial de Qatar:

Entretenimiento: memes, clips de vídeo, humor. El humor está presente en Twitter desde sus inicios y alcanza todas las áreas, desde temas más políticos hasta otros sociales o lúdicos, como puede ser el Mundial. Esta combinación de información y humor a partir de una imagen, un vídeo o una declaración de algún jugador, da pie a otras creaciones completamente nuevas que generan nuevos temas de entretenimiento y van más allá del partido de fútbol.

Conversación entre seguidores y aficionados. Si hay algo que define a los futboleros es la necesidad de comentar cada una de las jugadas del partido. Es algo que, tradicionalmente, se hacía en el bar o en casa con los amigos. Sin embargo, ahora entra en acción otro invitado más: el ‘pajarito azul’. Un invitado que incita a la comunicación bidireccional y grupal en la que se comparten opiniones contrarias ya que, al fin y al cabo, los desacuerdos generan más interacción e interés.

Información minuto a minuto del previo, durante y post partido. Los fans del fútbol no se conforman solo con ver el partido, sino que quieren y demandan más información. Gracias a Twitter, pueden conocer con todo detalle lo que ocurre en distintos puntos antes, durante y después del encuentro, brindando a los seguidores un contexto imposible de conseguir en otra plataforma. Hay texto, fotos y vídeos hechos por los aficionados en las inmediaciones del estado o en cualquier otro punto, proporcionando una visión integral del acontecimiento.

Participación en encuestas, sorteos y concursos de las marcas. Además de recibir, generar e intercambiar información, los usuarios de Twitter participan en encuestas sobre aquello que están viendo en tiempo real. Es decir, participan en sorteos que lanzan las marcas y en los que se pueden conseguir productos de promoción o, incluso, coches o viajes.

Fuente de contenido para nutrir otros medios y redes sociales. Aunque durante mucho tiempo cada medio ha generado su propio contenido, en la actualidad, unos y otros se nutren e inspiran mutuamente. Los usuarios de Twitter generan al día infinidad de tweets, respuestas, hilos explicativos, memes, etc., que sirven para acompañar informaciones o generar otras nuevas, algo que demuestra que se trata de una plataforma de referencia.

En definitiva, los medios de comunicación tradicionales como la televisión no mueren a la hora de seguir fenómenos como el Mundial de Qatar, pero si quedan relegados a un segundo plano en muchas ocasiones o son combinados con redes sociales como Twitter que, si bien no sustituye a la televisión, sirve como elemento de agregación.