lunes, septiembre 26, 2022

Tipos de empresas según su actitud hacia la prensa

Miquel Peralta, periodista y profesor de reporterismo, realiza en su libro Salir en los medios una clasificación de las empresas según su ccesibilidad para con los medios de comunicación. Es una catalogacion básica, pero creemos qué útil. ¿Dónde situarías tu empresa o tu proyecto?

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON, INTELIGENCIA DE MEDIOS

Por Redacción, 26 de septiembre de 2022

Desde la perspectiva de un periodista especializado en noticias y reportajes de Economía, hay cuatro tipos de empresas según el grado de su relación con los medios de comunicación:

Abiertas. Son aquellas que siempre o casi siempre están dispuestas a salir en los medios y a facilitar el trabajo de los periodistas, tanto si se habla de su  propia compañía cómo de, por ejemplo, si se requieren datos económicos de su sector industrial. Dichas facilidades tienen, por supuesto, una línea roja y es la que hace referencia a datos estratégicos y confidenciales de la propia empresa.

Semiabiertas. Son la mayoría de las empresas. En general responden positivamente ante los medios y sus profesionales, pero rara vez toman la iniciativa, si efectuamos la publicidad. Algunas tienen su propio departamento de comunicación; en otras hay un responsable para atender los medios, aunque esta no sea su función principal en la compañía.

Indiferentes. Son aquellas empresas que no han tenido prácticamente relación alguna con los medios, excepto cuando han contratado servicios relacionados con la publicidad.

Cerradas. Son aquellas empresas que nunca facilitan las cosas a los periodistas y los medios. Llevan a cabo una política de puerta cerrada y, si pueden, inclusive llegan a obstaculizar el trabajo de los profesionales de la información con presiones de todo tipo, al director del medio, al propietario del mismo y aún pueden llegar hasta instigar representantes políticos y del poder económico.

Según Miquel Peralta, una empresa siempre tiene una propiedad a la que se debe; también en el caso de una compañía de carácter público. “En este último caso no hay excusa para no mantener una política de transparencia y de puertas abiertas desde un punto de vista informativo. Es su obligación, ya que dependen del erario público (…) Ser transparentes e informar a petición propia y cuando son requeridas por los medios o desde las administraciones de las que dependen es un compromiso ineludible por parte de estas empresas”.

Y añade: “En el ámbito privado es distinto, porque quien controla el capital ya son solo unos cuantos.  Sin embargo, nuestra recomendación es mantener igualmente una política abierta en todos los casos. Se trata principalmente de primar una actitud positiva para con los medios y la opinión pública en general, y a partir de ese talante positivo ya cada compañía deberá establecer sus respectivas estrategias”.

SI ESTÁS INTERSADO EN COMPRAR ESTE LIBRO, PINCHA AQUÍ


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON, INTELIGENCIA DE MEDIOS