lunes, septiembre 27, 2021

Reb Bull convierte el teatro Caixabank Príncipe Pío en escenario del Red Bull Campus Cluth

El universo gamer no deja de crecer, se calcula que más de 3000 millones de personas son fanáticos de esta pasión por los juegos y competiciones on line, una industria que generó en 2020 un crecimiento del 20% y una facturación global de 200.000 millones de dólares (más de 165.000 millones de euros). El Gran Teatro CaixaBank Príncipe Pío ha vivido una de sus jornadas más vibrantes del sector de la mano de Red Bull, con la celebración de la final del Red Bull Campus Clutch, el mundial universitario del videojuego ‘Valorant’.

Por Redacción, 26 julio de 2021

Durante dos días el emblemático espacio, gestionado por LOCALE EVENTS & SOUL, acogió a los 12 países que se clasificaron para la Gran Final (España, Bielorrusia, Perú, Paquistán, Bélgica, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Turquía, Portugal y Egipto). El triunfo final, tras el apasionante cuádruple desempate, lleno de sorpresas y gloria, fue a manos de los egipcios Anubis, proclamándose campeones mundiales de la Red Bull Campus Clutch de Valorant.

La enorme versatilidad del Gran Teatro Caixbank Príncipe Pío ha facilitado la adaptabilidad del emblemático espacio a las muchas necesidades técnicas y de puesta en escena del evento.

Un desafío técnico y creativo

La agencia responsable del evento, LastLap, intervino todo el espacio para dotarlo de la tecnología y diseño necesarios, ampliando por ejemplo la pantalla LED del Teatro o suspendiendo una segunda LED de 6X3m con 6 motores sobre una de las pasarelas. El escenario debía convertirse en el centro de la acción, de modo que consiguieron redimensionarlo a base de módulos hexagonales en diferentes alturas para acoger entrevistas durante la competición. Además, se    montaron para el desarrollo del evento 40 puestos de juego tanto para la competición, como para el entrenamiento de los participantes.  Para no perderse ni un detalle de la retransmisión, se emplearon casi 50 cámaras de todo tipo: webcams, robotizadas, operadas y una cámara con grúa. En la explanada exterior, se desarrolló un gran proyecto a nivel gráfico: colocaron cuatro torres Layhers de 10m de altura cada una recubiertas con lona con la gráfica del evento, un photocall en la entrada, ambientaron la terraza con la marca del patrocinador incluyendo una zona chill-out para los participantes, colocaron banderas de los países que competían para darles la bienvenida al venue donde se celebraría el gran evento gamer del año.