lunes, septiembre 27, 2021

Asuntos públicos: Claves del nuevo curso político en materia sanitaria

ARTÍCULO DE RUTH PAVÓN DEL VALLE / Comienza el nuevo curso político. No se aprecian cambios. Retomamos tal como lo dejamos, quizás con algo más de incertidumbre… La volatilidad y la polarización, las dificultades para poner en marcha proyectos sólidos y de consenso, seguirán marcando un clima político fundamentado en la desconfianza, la desilusión y, si me apuran, la amenaza.

Por Ruth Pavón del Valle, directora general de Levin Institutional Health Affairs |
13 de septiembre de 2021

Sin embargo, desde el punto de vista sanitario no podemos ser pesimistas. Los que nos dedicamos a las repercusiones del entorno sanitario tenemos puestas las esperanzas en una nueva etapa marcada por significativos avances gracias a la necesaria colaboración de todas las instituciones y a la contribución de las sinergias público–privadas. Si bien es cierto que venimos arrastrando un periodo desolador para las estructuras económicas y sociales, todo hace pensar que haciendo las cosas bien de cara al futuro podemos salir reforzados y beneficiar a todo el entorno. Pero ¿qué es hacer las cosas bien? Hacer las cosas bien significa focalizar el discurso y potenciar su transparencia.

Nuestro cometido principal, el que asumimos los responsables de las relaciones institucionales y la comunicación, es la inclusión de las distintas perspectivas de todos los agentes del ecosistema sanitario, bajo una única premisa, diálogo, diálogo y diálogo. No nos podemos permitir dejar a nadie atrás.

Lejos de las antiguas opacidades y de las presiones de interés, donde se trabajaba más el desprestigio que la honestidad, ahora se impone la voluntad del debate abierto y proporcionado con todos los agentes que intervienen. Se trata de buscar aquellos puntos en común que benefician a toda la sociedad de forma eficaz, sólida y duradera. Hacer las cosas bien pasa por consolidar puentes de beneficio mutuo entre las instituciones públicas y privadas, como ya se viene haciendo en este periodo de degradación global por la pandemia. 

Nosotros, desde Conexiones de Futuro, establecemos tres postulados de iniciativa: Comunicación, Transversalidad y Ductilidad.

La Comunicación entendida desde su múltiple vertiente, y alejándola de la vieja concepción de relato “marketiniano”. Comunicación de doble filo: externa e interna, pero sostenida por un mismo instrumento; la máxima transparencia. Si todos, desde dentro y desde fuera, tenemos claro el vehículo y sus prestaciones, llegaremos a buen puerto. En esta voluntad se pretende evitar la confusión, el malentendido, y la deslealtad.

Transversalidad en el sentido de amplitud de miras. En política, la distancia más corta entre dos puntos no es la línea recta, y el arco se amplía cuanto más grande sea el elenco de dispersiones que queremos representar. Así hasta el círculo, que lo engloba todo. No es circular el propósito, pero sí transverso. De norte a sur y de este a oeste, sin dejar nada, ni a nadie, fuera.

La Ductilidad nos hace flexibles. Y la flexibilidad nos convierte en elementos evolutivos, que se conforman en función de las circunstancias, siempre tan cambiantes, y más en los tiempos que corren. Al igual que aquellos juncos, que se vinculan a merced del viento, pero que vuelven a erguirse, sanos y esbeltos, cuando el tiempo es apacible.