lunes, septiembre 27, 2021

Cómo contribuye el teletrabajo, como parte del salario emocional y sostenible, al éxito de una consultora de comunicación

ARTÍCULO DE TERESA ALONSO (OMNICOMPUBLICRELATIONSGROUP) / En las organizaciones, nos esforzamos por ofrecer a los empleados un ambiente laboral en el que se sientan cómodos y en el que puedan colaborar con actitud positiva. Un empleado satisfecho es la clave del éxito, el motor del negocio, y debemos convertirles en nuestro principal objetivo para que se sientan orgullosos de trabajar en nuestras compañías. El salario importa, pero ¿y el “salario emocional”? ¿Nos preocupamos realmente porque se haga realidad?

Por Teresa Alonso, Head of Human Resources of OmnicomPublicRelationsGroup Spain & Portugal / 13 de septiembre de 2021

La pandemia puso patas arriba nuestra forma de trabajar y ha sido, probablemente, una de las situaciones más complicadas a las que se han enfrentado las empresas. Obligó a digitalizar procesos y nos enseñó cómo mantener el vínculo emocional a través de una pantalla. Apareció el teletrabajo y la flexibilidad real para quedarse. Es ahora cuando lo hemos sabido: si ofrecemos un entorno laboral flexible, sin la necesidad de tener que estar presencialmente toda la jornada, ellos responden con mayor compromiso, productividad, actitud positiva y motivación.

El estudio A working from home Experiment shows high performers like it better, de la Universidad de Harvard (Harvard Business Review), concluyó que la experiencia de trabajar desde casa es positiva, tanto para el empleado como para la empresa. En este informe se evaluaron casos específicos de una gran compañía vinculada al entorno Internet, que hizo la prueba contraria: después de estar trabajando de forma remota, volvieron a las oficinas. Su productividad, nivel de concentración y asertividad disminuyó notablemente. Algunas de las conclusiones del estudio demuestran que el teletrabajo mejora el rendimiento laboral y aumenta la felicidad de los empleados, lo que tiene consecuencias positivas no solo en las empresas y hogares, sino también en el medio ambiente.

El teletrabajo viene para quedarse

Durante el estado de alarma, se aprobó el Real Decreto-ley 28/2020, regulando así, el trabajo a distancia en las empresas. En OmnicomPublicRelationsGroup, lo vimos como una oportunidad para rediseñar el programa que ya teníamos y la flexibilidad ya existente pero pendiente de culminar. Un punto de inflexión desde el que podemos seguir garantizando las medidas de seguridad necesarias y avanzar hacia una nueva forma de hacer las cosas que haga de nuestra empresa una opción profesional más atractiva.

Partiendo de que las personas de nuestra compañía son nuestro principal activo, y que nuestro objetivo es ofrecerles un entorno laboral que satisfaga sus necesidades, hemos lanzamos a nuestros empleados una encuesta centrada en el teletrabajo y que puntuaron con un 4,6 sobre 5. Con dos conclusiones claras: por un lado y desde el punto positivo, el 85% de ellos cree que su productividad ha aumentado con el trabajo a distancia; y por otro, el punto débil, la desconexión con compañeros y equipos (algo más del 50% piensa que no tiene la misma conexión).

¿El reto? crear iniciativas que permitan conectarnos de nuevo; y continuar trabajando hacia una política interna desde la confianza y la responsabilidad, contribuyendo así a la conciliación personal, flexibilidad de agencia y mayor eficiencia en el desempeño de nuestras funciones, creatividad y colaboración entre los equipos. Cada empleado puede elegir así qué días teletrabajar, y cuándo ir a la oficina, con el compromiso de asistir presencialmente, siempre que las necesidades lo requieran.

Un entorno ambiental y social más sostenible

Además, tal y como indica el estudio antes citado, el teletrabajo, no solo repercute en la motivación del empleado, también repercute en nuestro entorno natural y ambiental, reduce las emisiones de CO2 derivado de la baja movilidad, disminuye el consumo de papel y el uso de recursos no renovables. Aspecto que para OmnicomPublicRelationsGroup es especialmente importante.

El teletrabajo es una iniciativa que construye a favor de la satisfacción de nuestros principales embajadores y a su vez es una opción más responsable con el medio ambiente.

No solo ambiental, el componente social también gana terreno. Se ha producido una transformación en el criterio de elección de empresa empleadora por parte de los candidatos. En nuestro caso, desde OmnicomPublicRelationsGroup podemos destinar algunas horas al mes para ayudar en obras sociales. Este año estamos colaborando con la Asociación Valdeperales, en una doble vertiente: por un lado, centrados en nuestro compromiso con el ODS #4, Educación de Calidad para todos, becando niños y niñas de esta asociación en riesgo de exclusión social, para que puedan disfrutar de un paréntesis en sus vidas asistiendo a campamentos urbanos, y a tener una educación de calidad. Y, por otro lado, ayudando a la Asociación con voluntarios para la distribución de alimentos entre las más de 70 familias que asisten a esta ONG.

La clave del éxito de una compañía

Todo esto es el resultado de la escucha activa a “nuestra gente”. Pero no podemos contentarnos con las medidas e iniciativas puestas en marcha. Hay que seguir escuchándolos; buscando, valorando y ofreciendo respuestas a sus necesidades, para que OmnicomPublicRelationsGroup “siga siendo” la compañía que “siguen eligiendo” para “seguir ejerciendo”. Gracias a su trabajo, esfuerzo y compromiso, afrontamos grandes retos, retos con los que somos capaces de ofrecer a nuestros clientes las mejores soluciones. Y la clave para ofrecer esas soluciones pasa por empleados que desempeñen su labor bajo un “salario emocional” vivo y un “entorno más sostenible” en el tiempo, que les convierta en embajadores reales, y, por tanto, en la clave de éxito de cualquier compañía.


Artículo de Teresa Alonso, Head of Human Resources of OmnicomPublicRelationsGroup Spain & Portugal