miércoles, octubre 27, 2021

Ocho situaciones «cómicas» en agencias de comunicación

Con motivo del Día Internacional del Turismo, esta lista pretende sacar una sonrisa a todos los ejecutivos de comunicación que tienen la suerte de trabajar con destinos, hoteles, aerolíneas y otras marcas del sector travel.

Por Redacción, 24 de septiembre de 2021

El próximo lunes 27 de septiembre se celebra el Día Internacional del Turismo, un sector clave en nuestro país. En 2019 el turismo representaba más del 12% del PIB y, aunque en los últimos años ha sido de los más azotados por la pandemia, actualmente está mejorando la situación y eso se merece celebrarlo.

Para ello, Sergio Flecha y Alba Prieto, especializados en comunicación turística, repasan algunos de los momentos más divertidos, en clave irónica, que han vivido en sus años trabajando para este sector.

Esta lista con ocho situaciones “cómicas” y muy comunes en agencias de Relaciones Públicas con clientes de turismo pretende sacar una sonrisa a todos los ejecutivos de comunicación que tienen la suerte de trabajar con destinos, hoteles, aerolíneas y otras marcas del sector travel.

  • La cara que se le queda al ejecutivo de cuentas cuando organiza un viaje de prensa para su cliente, un hotel en una playa paradisíaca, y le comunican que no va él, sino el director de cuentas.
  • Una naviera que organiza un viaje de prensa y, aunque el ejecutivo de cuentas pregunta a los periodistas por sus intolerancias alimenticias, el grupo llega a cenar al barco y no hay opciones para veganos o celiacos porque el cliente no avisó a la tripulación de cocina. Sonrisa nerviosa e imaginación al poder para buscar una alternativa para comer en alta mar. 
  • Cuesta mucho conseguir gestionar una entrevista en una feria muy importante como Fitur. Después de mucho trabajo, el ejecutivo consigue la cita y, cuando llega el día, el alto cargo que va a ser entrevistado desaparece una hora antes de que llegue el periodista al stand porque ha decidido irse de compras. ¿Qué hace el ejecutivo? Gestionar este imprevisto con la mayor de las sonrisas y paciencia, ofreciendo otro portavoz menos relevante a un periodista molesto.
  • Una ventaja de trabajar con una agencia de viajes es estar al día en ofertas para viajar. Dentro de todo el abanico de posibilidades, el ejecutivo empieza a plantear y fantasear con temáticas de destinos de ensueño, pero el cliente solo quiere sacar notas de prensa con ofertas de hoteles mediocres y en destinos menos aspiracionales. Y esperando una gran cobertura, claro.
  • Es un reto trabajar con un destino muy pequeño con poca “chicha” pero que quiere sacar una nota de prensa al mes. El ejecutivo, sin haber viajado al destino y sin que el cliente le dé información suficiente, ya no sabe de qué festival folclórico tirar para generar contenido interesante para los periodistas.
  • La gestión de crisis es uno de los momentos más importantes para una marca de transportes como una aerolínea o una naviera. Llega una crisis y, con ella, el agobio del ejecutivo. Sin embargo, el cliente decide apagar su teléfono, así que no hay forma de comunicarse con él para tener una estrategia mientras los periodistas no paran de contactar a la agencia. Estrés “modo on”.
  • Cuando el ejecutivo organiza un influencer trip con muchos meses de antelación, pero llega el asistente a destino y no localiza a la persona que tiene que ir a recogerle al aeropuerto. Por supuesto, el cliente no da respuesta clara y el ejecutivo invita amablemente al influencer a buscarse “las papas” con una promesa de compensación posterior y, aunque no le vean, con la cara roja de vergüenza.
  • Esa alegría que siente un ejecutivo cuando consigue que un periodista le acepte propuestas para el especial de viajes de verano. Pero que se transforma en cabreo tras reclamar una información concreta al cliente durante una semana y que dicha información llegue un día después de que el periodista le comunique que ha cerrado el especial. Gracias y hasta el próximo año.  

Estas situaciones son una pequeña muestra de todo lo que pasa en el día a día de un ejecutivo y una agencia con clientes de turismo. Estos ejemplos son reales, basados en la experiencia profesional de los fundadores de Real Marketing y Comunicación, Sergio Flecha y Alba Prieto, quienes aseguran que “aun teniendo estos momentos difíciles, gestionar la comunicación de clientes turísticos sigue siendo una de las especializaciones más gratificantes”.