domingo, enero 29, 2023

El 61% de las profesionales cree que existe una barrera de género en el periodismo científico y tecnológico

Margarita Bly, el think tank creado desde la consultora de Hotwire que pretende conseguir la igualdad en la comunicación y en el periodismo científico, tecnológico e innovación, ha lanzado “El Observatorio de Margarita Bly”, su primer informe que tiene el objetivo de reflejar la brecha de género existente en el sector de la comunicación y el periodismo.

Por Redacción, 3 de noviembre de 2022

La encuesta fue realizada a más de 100 profesionales que forman parte del sector de la comunicación y periodismo STEM. Las conclusiones del informe fueron presentadas por Ludi García, Managing Director de Hotwire, en el evento de “Margarita Bly En Vivo” celebrado el pasado 25 de octubre en la Universidad Europea de Madrid, donde los estudiantes universitarios fueron los protagonistas de esta jornada que pretende acercar la realidad profesional al mundo académico.

“Con este primer Observatorio, comprobamos que todavía sigue existiendo una gran brecha de género en el sector de la comunicación STEM. Resulta necesario dar voz a aquellas mujeres directivas que se dedican a la tecnología y la ciencia y enseñar a las nuevas generaciones que hay un futuro prometedor para ellas en este sector” explicaba Ludi García.

Existe vocación por la comunicación, pero el interés va disminuyendo

El informe refleja que el 60% de los profesionales de la comunicación y el periodismo STEM en nuestro país siente que tiene vocación por el sector. Dato que, dentro del contexto actual, corrobora que todavía hay mucha cantidad de población que se dedica a este sector sin vocación, un aspecto realmente importante para poder impulsarlo.

En este sentido, otro de los hallazgos de la encuesta es que el interés por la especialización en este sector ha decrecido con el paso del tiempo. El 75%, de los encuestados con más de 50 años han afirmado que especializarse en este ámbito es algo que quisieron hacer realmente. Sin embargo, este interés se reduce al 36% en las personas de entre 22 y 50 años. Solo el 11% de los jóvenes de entre 18 y los 22 años consideran interesante este sector.

Sin embargo, hay un dato que resulta esperanzador para este ámbito y es que el 88% de los encuestados considera que es posible desarrollar una carrera profesional satisfactoria y relevante en el área del periodismo y la comunicación STEM. Esto corrobora las mejoras y la importancia que está cobrando este sector en la actualidad.

María Luisa Melo, presidenta de Margarita Bly, reconoce que los resultados del Observatorio arrojan información muy útil y nos confirman que, si bien alrededor del 90% de los encuestados es consciente de las posibilidades de desarrollar una carrera profesional en el periodismo y la comunicación STEM, aún queda por hacer, juntos en sociedad, para que las jóvenes apuesten por esta profesión y se especialicen en ella.

Preocupación de las mujeres por el periodismo tecnológico: mucho que cambiar

El 61% de las mujeres cree que existe una barrera de género en el sector de la comunicación tecnológica, mientras que solo el 28% de los hombres lo considera así, según el informe. También demuestra que son muy pocos los hombres de cualquier edad los que consideran que han tenido algún tipo de obstáculo durante el desarrollo de su carrera. En las mujeres, precisamente son las más jóvenes las que piensan que tienen más dificultades, frente a las generaciones más sénior, que muestran un convencimiento de que no han tenido que superar ninguna dificultad.

Para profundizar aún más, el informe pretendía reflejar si este tipo de profesión permite conciliar la vida laboral con la familiar. La mitad de las jóvenes profesionales de hasta 30 años lo tienen claro, y piensan que no es posible. Sin embargo, casi el 40% de las más “seniors”, con una edad superior a los 50 años, están totalmente convencidas de que esa compatibilidad si existe. 

Por último, el 87% de las mujeres participantes en la encuesta consideran que el periodismo STEM debería someterse a ciertos cambios, frente al 27% de los hombres encuestados. Esta elevada proporción de mujeres que señala la necesidad de cambios revela una disconformidad generalizada con el estado de la profesión entre el género femenino.

Las jornadas en directo de “Margarita Bly En Vivo” con el foco en las universidades

Margarita Bly En Vivo, la serie de eventos en directo del think tank Margarita Bly, ha celebrado su quinto encuentro en la Universidad Europea de Madrid, tras haber realizado el anterior en la Universidad Complutense el pasado mes marzo. Bajo el título “Dónde están las mujeres innovadoras”, esta nueva mesa redonda ha contado con Alicia Páez, Coordinadora del Grado en Ingeniería Aeroespacial de Aeronaves en la UE como moderadora, y con cuatro ponentes de alto nivel: Eduvigis Ortiz, Fundadora y Presidenta de la asociación Women4Cyber Spain; Emilia Garcia, Directora de Alianzas y Canal de SAS para Ibería; Carolina Denia, Cofundadora de Clipset y Rosa Narvaez, Head of Service Experience Strategy & Transformation en Zurich Seguros.

“No se puede ser lo que no se puede ver. Las mujeres en puestos de dirección en tecnología tenemos la responsabilidad de hacernos visibles y contar lo que hacemos y lo que nos apasiona para que se nos vea en los medios generalistas y así, las niñas podrán saber que sí que hay mujeres dedicándose a la tecnología y es una opción para ellas” comentaba Eduvigis.

Rosa afirmaba que “el mayor techo de cristal es no tener un espejo en el que mirarte. Al no haber estudiado ninguna carrera científica ni contar con referentes, no fue hasta obtener el premio de la NASA que me permití pensar que era lo suficientemente “válida” para dedicarme profesionalmente a la tecnología”.

“Nosotras somos unas privilegiadas, tenemos voz y podemos tomar decisiones. Ahora trabajamos por aquellas que no tienen esa suerte y que deberían tener las mismas facilidades que los hombres de su entorno o que nosotras mismas” resaltó Carolina.

Por su parte, Emilia destacaba que “por supuesto que he tenido barreras hasta llegar a donde estoy hoy en día, pero como yo no me las puse a mí misma, he podido conseguir lo que realmente quería. Para mí la curiosidad fue la clave de mi carrera, fue lo que me llevó a poder dedicarme al sector STEM”