lunes, septiembre 20, 2021

Comunicación política: cuando una imagen vale más que mil discursos

Dice el refranero que ‘una imagen vale más que mil palabras’. En la mayoría de las ocasiones resulta mucho más fácil recordar una imagen sencilla, pero con impacto, que un discurso repleto de ideas complejas. Esta es la razón por la que las imágenes son parte fundamental de la comunicación política.

Por Mario Montero Raya, 13 de julio de 2021

Dado el poder comunicativo de las imágenes, los ‘spin doctors’ se esmeran en planificar imágenes que refuercen los mensajes que han diseñado para sus políticos. Un poder comunicativo que se refleja a través de su reproducción por medios y redes sociales, pudiéndose convertir algunas incluso en iconos. Muchas veces son premeditadas por parte de los consultores para buscar un determinado efecto, que finalmente se consigue. Otras tantas, en cambio, son improvisadas, mientras que podemos hablar de un tercer grupo que, aunque también son planificadas, no surten el efecto deseado y se acaban volviendo en contra.

Aquí recogemos una serie de imágenes con importante poder e intención comunicativa, algunas de las cuales forman ya parte de la historia de la comunicación política en España.


Chacón, símbolo feminista

Una foto que quedó para la historia. Era la primera vez en España que una mujer ocupaba el cargo de ministra de Defensa, que siempre había sido un ámbito exclusivamente masculino. El hecho de que una mujer fuera a pasar revista a las tropas españolas en Afganistán, estando embarazada de 7 meses, aportó un gran poder visual a la foto. Posteriormente, se ha reconocido que esta foto fue planificada con la intención de reforzar la idea de igualdad entre hombres y mujeres, rompiendo un nuevo techo de cristal.


Abascal, en busca de la imagen de líder duro

Esta foto se produjo en la campaña electoral de las elecciones vascas de julio de 2020. Exactamente en Sestao, donde un grupo de manifestantes abertzales protestó contra su presencia en el municipio, provocando una serie de disturbios. Ante esta tensa situación, el líder de Vox decidió continuar con su actividad fumándose un puro con vitola de la bandera de España. Una foto claramente buscada y cuidada en cada detalle, con la intención de mostrar fortaleza frente a lo que califica ‘enemigos de España’. Con esta imagen reforzaba su discurso de oposición a los nacionalistas vascos.


Zapatero contra la guerra de Irak

José Luis Rodríguez Zapatero, aún como líder de la oposición, decidió quedarse sentado ante la bandera de EEUU en el desfile militar del día de la Hispanidad. Con esta imagen deseaba reforzar su posición de rechazo a la guerra de Irak y a la participación de España en esta, que era mal vista por el 91 % de los españoles, según datos del CIS de entonces.


El pacto de los botellines para unir la izquierda

Con esta imagen tomada en el centro de Madrid, los entonces líderes de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, escenificaban su acuerdo de coalición electoral. Con la foto del ‘pacto de los botellines’ se quería transmitir la idea de la unidad de la izquierda. Más aún cuando meses atrás Iglesias había criticado duramente a Izquierda Unida. Pero también hay un importante mensaje en las formas. La imagen del pacto se tomó en la calle, en contraste con las típicas fotos de pactos en los despachos. Así se quería reforzar el mensaje de transparencia y cercanía al pueblo, pretendiendo contrastar con la ‘vieja política’.


Pactos de la Moncloa, un símbolo de la Transición

Una de las fotos institucionales más recordadas, pasando a la historia como símbolo de la Transición, es esta de la firma de los Pactos de la Moncloa. Ni dos años después de la muerte del dictador Francisco Franco, el presidente Adolfo Suárez decidió consensuar con el resto de partidos políticos y agentes sociales, una serie de reformas políticas, económicas y sociales para hacer frente a la situación económica y afianzar la construcción de la democracia en España. En la imagen aparecen líderes políticos de ideologías tan diferentes como Adolfo Suárez, Manuel Fraga, Miquel Roca, Felipe González, Santiago Carrillo o Enrique Tierno Galván, mostrando un mensaje de unidad nacional, necesario para el éxito de la Transición democrática.


Felipe González y su chaqueta de pana

En sus inicios, el socialista Felipe González llevaba una característica indumentaria que aún hoy es recordada. Esta imagen reforzaba la idea de hombre sencillo, de hombre del pueblo, tratando de estrechar los lazos con la clase obrera. Sin embargo, esta vestimenta fue utilizada también por sus contrincantes políticos con tono burlesco y, posteriormente, para criticar su evolución tras su llegada al poder, cuando dejaría de utilizarla, sustituyéndola por el traje y la corbata.


Acercamiento al ciudadano y humanización de los políticos

Esta imagen representa a las típicas fotos electorales en las que políticos buscan votos de determinados sectores de la población. En este caso, se encuentra Pablo Casado en una explotación ganadera en una de sus múltiples visitas al mundo rural.

Además, las imágenes con animales se tratan de fotos simpáticas con las que se muestra la cara más amable de los políticos, utilizándolas como forma de humanización. Con imágenes como esta se facilita que los ciudadanos puedan empatizar con estos. Es por esto que las imágenes de políticos con animales habitualmente tienen un hueco en las campañas y en la comunicación de los políticos.


Mostrar rechazo a otros grupos políticos

Dentro de los parlamentos, también se buscan imágenes para comunicar posiciones políticas. Así, es habitual que, para mostrar rechazo a un determinado grupo político, se utilicen pancartas o se opte por abandonar el pleno. Fuera de estas formas más comunes, el diputado popular Suárez Illana decidió mostrar su rechazo al partido nacionalista vasco EH Bildu, dando la espalda a su portavoz en el Congreso, algo que ya ha convertido en costumbre. Una particular escenografía para mostrar el rechazo de una formación a otra.

En línea con la anterior, también encontramos las típicas imágenes de diputados abandonando los plenos parlamentarios como muestra de oposición, en este caso de Ciudadanos al independentismo, la que siempre ha sido una de sus señas de identidad. Con el abandono del Parlament, previo enfrentamiento público, se trataba así de reforzar esa posición política.


La vara de mando, representación de poder

Tras las elecciones municipales de cada 4 años (o en su caso, después de mociones de censura exitosas), hay una importante foto que simboliza la toma del poder municipal por los nuevos alcaldes: el recibimiento de la vara de mando y su exhibición ante los ciudadanos. Las varas de alcalde, un símbolo histórico del poder municipal, son una afirmación de la autoridad de los regidores municipales, empleándose habitualmente también en determinados actos institucionales.


La foto de Colón

Los tres líderes de la derecha se unieron en febrero de 2019 para protestar contra el gobierno de Pedro Sánchez y su diálogo con el gobierno de Cataluña, pidiendo la dimisión del Presidente y la convocatoria de elecciones anticipadas. Sin embargo, la foto de la manifestación, se les volvió en contra, ante la asociación de PP y Ciudadanos con Vox. Esto supuso, según los expertos, una amplia movilización del electorado progresista. Tal fue el daño que causó la imagen que en una nueva manifestación conjunta en Colón el pasado mes de junio, que los líderes de estos tres partidos evitaron a toda costa una nueva foto juntos.


La foto de las Azores

José María Aznar, dentro de su estrategia de reforzar la presencia internacional de España, estrechó fuertemente los lazos con el presidente de EEUU, George W. Bush. Tanto es así que decidió la participación de España en la invasión de Irak de 2003 encabezada por EEUU, con la que se puso inicio a la guerra de Irak. Esta decisión nos dejó una foto que pasaría a la historia: el presidente Aznar junto a al presidente estadounidense George W. Bush y el primer ministro británico Tony Blair en las Azores. Una foto que, aunque pretendía ser símbolo de la fortaleza internacional de España, se volvió en contra del gobierno del Partido Popular, al representar una decisión a la que 9 de cada 10 españoles se oponía.

La estrecha relación entre Aznar y Bush también dejó múltiples imágenes de encuentros bilaterales entre ambos presidentes. Una de las más recordadas sería esta, con ambos mandatarios sentados en un sofá y con sus pies sobre la mesa. Una imagen que trataba de transmitir poderío y la amistad entre los gobiernos español y estadounidense, pero que dada su vinculación con la guerra de Irak y la escasa popularidad de Bush en España, tampoco tuvo el efecto deseado.


El breve encuentro Sánchez-Biden

Tras una semana alimentando unas altas expectativas sobre la primera reunión del presidente Pedro Sánchez con el presidente estadounidense Joe Biden, finalmente esta quedó en un bluf ante la opinión pública. Frente a lo anunciado previamente, sólo tuvo lugar una breve reunión de algunos minutos. Además, la esperada foto de ambos mandatarios quedó en una simple foto de pasillo, que llevó a la idea de un encuentro de apenas de 20 segundos, lo que sirvió para las inmediatas mofas de la oposición. Así, este es otro ejemplo más de imagen buscada como refuerzo de la imagen de un líder político, pero que finalmente acaba volviéndose claramente en su contra.

SEGURO QUE TE INTERESA…