martes, octubre 19, 2021

Agencias de comunicación: cómo decirle ‘no’ a tu cliente

SELECCIÓN DE LOS MEJORES POST DE COMUNICACIÓN / Cristina Rubio publica un interesante post en el blog de Agencia comma, del que publicamos aquí un extracto.

Por Redacción, 7 de mayo de 2021

Al comienzo del post, Cristina Rubio señala: «Llevo varios años trabajando en labores de consultoría estratégica y calculo haber frenado en este tiempo en torno a 50 ruedas de prensa, 20 eventos, unas 100 notas de prensa sin sentido y alguna que otra entrevista carente de hito informativo y exigida directamente desde el ego personal del portavoz».

Se refiere a la dificultad de tomar esta decisión. «(…) Se trata de lo que podríamos definir como  una “valentía estratégica”, foco y asesoramiento. Sin duda, es una labor complicada si solo lo tiene claro una de las partes, el consultor, pero el secreto es surcar el complejo camino de la empatía con el cliente sin caer en la adulación del aficionado«.

Para la autora, «la relación de confianza no siempre es decir que SÍ, al contrario, si el NO se expone desde el respeto y los argumentos, se refuerzan aún más los lazos con el interlocutor. Esto ayudará a que en el futuro tengas que reducir tu número de argumentarios en cada acción que planteas, ganar operatividad y fluidez».

Y continúa: «Por supuesto, que la falta de foco del cliente en su negocio no debe obstaculizar nuestra estrategia, cada uno es experto en su campo. No queremos que nuestro nombre, o el de la agencia para la que trabajamos, aparezca en uno de esos ránking de las peores campañas del año. Por eso, debemos poner lupa siempre a los públicos objetivos, eso no falla para guiar al cliente».

Según Cristina Rubio, «el NO a veces no es válido para un tema sino para el momentum de implementación. De nuevo, ayuda al cliente a reorientar las prioridades, que también es una de nuestras labores más estratégicas. Cuanto más demostremos la importancia de nuestros actos en comunicación, más claro le quedará al cliente. La búsqueda del sentido común es una práctica diaria en nuestro día. Lección aprendida, cliente satisfecho, asesor realizado. Un paraíso para la creación del balance entre la asesoría y la justificación constante. El NO a veces también viene porque no podemos continuar tal vez con estrategias que ya no están preparadas para cubrir la demanda real que necesitamos en el contexto actual».


PARA LEER EL POST COMPLETO, PINCHA AQUÍ