lunes, agosto 3, 2020

Cómo organizar unas jornadas de puertas abiertas

Las jornadas de puertas constituye una excelente (y barata) herramienta de marketing que pueden utilizar las empresas para estrechar más aún los lazos con sus clientes.  

ARTÍCULO PATROCINADO POR EPRENSA

Por Redacción, 9 de julio de 2020

Existen muchas posibilidades para desarrollarlas. Pueden ponerlas en marcha tanto las empresas cuya actividad es susceptible de mostrarse al público (por ejemplo, una fábrica de muebles), como si es un negocio de venta al público o de servicios (en este caso, con el apoyo de presentaciones, vídeos promocionales, etc.).

¿Cómo podemos realizar una jornada de puertas abiertas? Existen muchos posibles esquemas, pero uno que sirve para casi todas las actividades es el siguiente: un representante de la empresa recibe a los visitantes, realiza una pequeña introducción y presenta a otra persona (que puede ser el propietario) que da una pequeña charla para explicar el motivo de la invitación. A continuación, se puede poner una presentación en imágenes o un vídeo promocional. Si la naturaleza de tu empresa permite que los clientes vean desde dentro cómo se trabaja, mejor. En una mensajería se puede mostrar el control de envíos, cómo funcionan las entregas y se localizan por GPS, las incidencias… Los asistentes podrán preguntar, mientras toman un refrigerio.

Las claves para que las jornadas de puertas abiertas sean eficaces desde el punto de vista del marketing son las siguientes:

1. Comunica su celebración.¿Cómo hacerlo? Buzoneo, publicidad en prensa y radio locales, mailing, Internet, influencers… Piensa cuáles son los tipos de medios más adecuados para llegar a los potenciales clientes. Para que éstos acudan, hay que ofrecer un reclamo, como regalos, actividades o talleres gratis. En una academia de idiomas, puedes ofrecer unas charlas con un profesor nativo, matrícula gratuita para los que acudan a la jornada o varias clases gratis. También puedes captar a los clientes a través de otras personas. En una panadería, podemos invitar a colegios o repartir invitaciones a los niños de la zona, aunque los clientes reales luego sean sus padres (y ellos en el futuro).

2. Piensa en los invitados VIP. Puede ser interesante llevar a alguna personalidad o a alguien popular que la gente pueda tener interés en conocer. Debe ser alguien representativo que goce de la mejor imagen posible. El dueño de la empresa debe prestar especial atención a esta persona, y recibirle él mismo a su llegada.

3. ¿Quién se encarga de la organización? Los responsables de marketing y comunicación, o los mismos emprendedores en los casos de las empresas más pequeñas, suelen ser los responsables directos de la organización. Pero esta labor puede realizarla cualquier empleado al que le gusten la planificación y la labor comercial. El problema es que, en una pyme, muchas veces el propietario es a la vez dueño, encargado, secretario y hasta el mensajero. Para la organización previa, esto no supone un problema, pero sí puede serlo en la propia jornada, ya de cara al público. La apariencia es muy importante. Si no cuentas con ningún empleado, deberías conseguir a alguien (un amigo, un familiar..) para que te ayude el día del evento.

4. Espacio y logística. Las instalaciones deben deben tener el mejor aspecto.  Piensa que los clientes van a entrar en la trastienda de tu negocio: van a ver todo. Lo principal es crear ambiente. No hace falta mucho: unas sillas, algo de decoración, pósters o fotos, y que esté a la vista todo lo que a ti más te interese mostrar. Puedes poner unas luces que destaquen los productos. Contar con mate-rial audiovisual (proyecciones, música) elevará el caché. Si tu negocio es una fábrica o similar, ten en cuenta la seguridad. Puede ser necesario, por ejemplo, que los invitados se pongan cascos o guantes.

SEGURO QUE TE INTERESA…

¿Quieres ser un buen consultor de comunicación de crisis?

La era de los periodistas (journalist) e influencers. los journerncers

Muchos profesionales sólo hemos conocido tiempos de crisis… ¡pero tenemos el futuro!

Ruedas de prensa: qué futuro les queda


ARTÍCULO PATROCINADO POR EPRENSA