lunes, agosto 3, 2020

¿Preparados para la Nueva Normalidad?: enseñanzas de la crisis para el sector de media intelligence

ARTÍCULO DE CARLOS VINUESA (KANTAR) / Si algo nos ha enseñado esta situación es que los servicios que prestamos han sido fundamentales para estar informados en momentos críticos.

Por Carlos Vinuesa, Head of Client Service, Media Division de Kantar / 3 de julio de 2020

Coronavirus, pandemia, Covid-19… Las millones de menciones de estos términos recogidos a través de la plataforma Kantar Reputation para nuestros clientes durante esta crisis demuestran el interés por los efectos producidos por la misma en los sectores económicos y sociales, además del sanitario.

Si algo nos ha enseñado esta situación es que los servicios que prestamos han sido fundamentales para estar informados en momentos críticos. Nuestros clientes así lo han demandado y han reconocido el esfuerzo realizado para que estas entregas no se vieran modificadas y, por supuesto, demoradas. Hemos sido afectados como cualquier empresa por los efectos de esta pandemia global, pero más que nunca nuestro servicio no se ha podido ver alterado.

Un primer momento de desconcierto por la propagación de la enfermedad, de ruptura social en la que todos los negocios no esenciales se cierran, los eventos de todo tipo se cancelan, la vida pública se paraliza y nos vemos obligados a permanecer en nuestros hogares. En pocas semanas se produce un colapso en la economía y se gesta una recesión económica inaudita que afecta directamente a todos los sectores que forman parte de la cartera de clientes de Kantar.

Últimamente oímos muchas expresiones que no solemos utilizar en nuestro lenguaje habitual, como “distopía”, el término que define una sociedad o una situación ficticia e indeseable. Parece que la ficción se ha convertido en una realidad. Desde hace meses, vivimos en un mal sueño, que es tan real como que nos encontramos encerrados en nuestras casas, saliendo a horarios prefijados y limitados en nuestras posibilidades de relacionarnos con normalidad.

Las consecuencias demoledoras de la crisis

También nosotros nos hemos visto obligados a adoptar medidas extraordinarias como adaptarnos al teletrabajo en todos nuestros departamentos; coordinar y adoptar mecanismos internos que eran impensables hace unos meses; y, por supuesto, fortalecer los vínculos, aún en la distancia, con nuestros clientes. Suspendidas las reuniones presenciales, las programadas de forma virtual han sido incluso más numerosas que antes de la crisis. El contacto con los clientes se ha fortalecido tanto por nuestra parte como por la suya, estableciendo una fuerte interacción para cubrir la demanda de estar informados más puntualmente si cabe.

Hemos aprendido a trabajar de distinta manera, y nos hemos dado cuenta de que ha sido satisfactoria, y así lo han reconocido sectores empresariales diversos, como como las administraciones públicas, a las que estamos prestando un apoyo fundamental. Nuestra meta, como ha sido siempre, es que sigan confiando en nosotros. Los efectos de la crisis han impactado de forma demoledora en sectores como el turístico y hostelería, las agencias de comunicación y las pequeñas y medianas empresas. Muy a menudo hemos tenido conocimiento de que muchas de ellas no han podido remontar esta prolongada situación, obligándoles al cese completo de su actividad.

Desde Kantar, hemos contribuido con gran satisfacción a ayudar a muchas otras a sobrellevar este parón, aportando soluciones, construyendo distintos escenarios, ajustando variables a sus necesidades, revisando acuerdos y apoyándoles con diferentes medidas, al entender que colaboraciones de muchos años no podían quebrarse sin intentarlo por nuestra parte. Hemos colaborado con nuestros servicios en la asistencia de ONG´s al entender que, en un momento como el vivido, estábamos obligados a hacerlo sin obtener beneficios.

Iniciativas innovadoras durante el confinamiento

Nuestra diversidad de servicios, la transversalidad de nuestra organización y nuestro potencial para adaptarnos a una situación completamente nueva nos han ayudado a sobrellevar y superar esta compleja situación. A su vez, hemos elaborado una revista de actualidad informativa de la Covid-19 con noticias de España, Reino Unido, Italia, Francia e Irlanda. Una iniciativa muy bien acogida, que se ha distribuido con gran éxito y de forma gratuita entre nuestros clientes, estando disponible diariamente a hora muy temprana.  

Este tiempo convulso ha supuesto un reto y nos ha ayudado a replantearnos qué queremos ofrecer a nuestros clientes, y aportar distintas soluciones, entendiendo que ya no solamente la inmediatez en la entrega de la información es esencial, sino cómo la entregamos y de qué manera puede ser más útil. Nuestra respuesta ha sido desarrollar formas de producir más efectivas y de forma más rápida. Hemos logrado cubrir sectores que han generado millones de impactos y hemos sido capaces de gestionarlo internamente, ofreciéndolos al cliente de manera cuantitativa y cualitativa.

Durante este periodo de confinamiento, tampoco hemos estado parados, ya que hemos continuado apostando por la innovación. En los próximos días lanzaremos nuevos informes de análisis que dan total autonomía al cliente para obtener la información de múltiples maneras, haciendo mucho más dúctil y valioso el trabajo que realizamos. 

Un ejemplo de ello es la implementación de Media Impact Score, una nueva métrica que presentaremos muy pronto y que enriquece el valor de la información multimedia que ofrecemos. Y otro ejemplo es la publicación del estudio DIMENSION 2020: Media & Me, que se centra en los desafíos a los que deben enfrentarse actualmente los profesionales de la comunicación y las relaciones públicas. Algunos de ellos se centran en la confianza del público y los riesgos de la personalización de los mensajes, con un dato muy interesante: los medios convencionales, especialmente la prensa y la radio (con un índice del 40%), son los más fiables. Una información clave a tener en cuenta en los planes de comunicación de las compañías.

También hemos comprobado que en este período se ha endurecido la guerra comercial y ha servido a algunos para dejar de cumplir las reglas que deben definir nuestro negocio, escogiendo vías cuestionables sin dar cumplimiento a los artículos fundamentales de la Ley de Propiedad Intelectual que rigen nuestra actividad.

En definitiva, en Kantar tenemos la confianza de que, una vez pasado el verano, cerraremos una etapa extremadamente costosa en lo social y económico. La “nueva normalidad” permitirá el retorno a la actividad económica, convencidos de que volveremos a recuperar el pulso de lo cotidiano. La reincorporación a nuestros puestos será una realidad próxima y deseable y lo haremos como hasta ahora, adaptándonos a estos cambios radicales gracias a una gran voluntad y una inteligencia individual y colectiva.

Estamos más preparados que nunca para acompañar a nuestros clientes en el regreso de septiembre, remontando esta crisis juntos y, sobre todo, no olvidando las lecciones aprendidas para futuras situaciones que, confiemos, no vuelvan a repetirse.


SI NECESITAS CONTRATAR UNA EMPRESA DE MEDIA INTELLIGENCE, VISITA LA GUÍA DE LA COMUNICACIÓN


SEGURO QUE TE INTERESA