jueves, octubre 29, 2020

Si tu asesor de comunicación no te hace sufrir, es que no te quiere

En su libro ‘¡Si lo sé, no lo digo’ (Ed. Empresa Activa), Marcelo Castelo publica un capítulo sobre cómo preparar ruedas de prensa y entrevistas periodísticas, del que ofrecemos aquí un extracto.

Por Redacción, 14 de abril de 2020

ARTÍCULO PATROCINADO POR EPRENSA

«Preparar de forma profunda una entrevista con un periodista nos exige especular,  mediante el análisis de la línea editorial del medio y de los artículos del profesional que nos vaya a entrevistar,  si el medio pretende documentarse para crear un artículo sin ningún prejuicio o si este ya está redactado y lo que está buscando son fuentes y titulares al servicio de su artículo.

Saber si el artículo o la línea comunicativa de la entrevista ya está decidida es vital, tanto para aceptar o declinar la invitación del medio como para diseñar nuestra propia estrategia comunicativa.

Si, siendo representante de un partido político proaborto, te invitan a un programa de una televisión cuyo único accionista sea la Iglesia Católica no deberías esperar mucha filia ni en las preguntas que vas a recibir ni en la interpretación de tu respuestas. Si, siendo un economista liberal, te llamasen de un periódico de un sindicato tampoco deberías esperar mucha neutralidad informativa. En ambos casos posiblemente no llegues a ser más que una fuente útil para emitir un mensaje con una idea prefijada que no tendrá mucho reparo en utilizarte en su objetivo editorial.

«Casi nadie prepara adecuada y suficientemente las ruedas de prensa y después surgen los lamentos»

La persona que entrevisté que mejor me parece que preparaba las ruedas de prensa y las entrevistas periodísticas admitió repasar todas las noticias de su sector publicadas por el medio en cuestión durante el año previo. Estudia su línea editorial, intenta tener información sobre el periodista, su estilo y su posicionamiento personal, si este se pudiera inferir a través de sus artículos. Fue la persona que me advirtió sobre la oportunidad de especular sobre si el artículo está escrito y el periodista solo desea un titular, una fuente que refuerce su tesis, un ejemplo que ilustre dicho trabajo o si está intentando crear un documento sin ideas previamente fijadas. Acto seguido, asume el papel de sparring ante su responsable de comunicación que se despacha, como gran profesional que es, a gusto dándole duro donde más le duela.

 Este es el paso a paso de la preparación de la entrevista periodística:

  1. Estudia la línea editorial del medio que va a entrevistarte. Revisa las últimas noticias que haya publicado al respecto y saca tus conclusiones sobre su posicionamiento.
  2. Estudia el estilo y la opinión del periodista que te va a entrevistar.
  3. Especula sobre si el artículo ya está escrito y si solo buscan fuentes de refuerzo o titulares o si se están acercando al tema exclusivamente por el interés informativo sin posicionamiento ideológico previo.
  4. Busca un entrenador de confianza que te interrogue con preguntas lo más incómodas e inquisitivas que se le ocurran. Pídele que sea incisivo y que no sea ni cortÉs ni condescendiente en la escenificación, sino que vaya a por ti con todas sus fuerzas y ganas.

Una de mis frases favoritas con mis clientes es: ”Si tu asesor de comunicación no te hace sufrir en la preparación, es que realmente no te quiere”.

Casi nadie prepara adecuada y suficientemente las ruedas de prensa y después surgen los lamentos. Lamentos que suelen ser más frecuentes en los perfiles acostumbrados a confiar en sus habilidades comunicativas, lo que provoca que vayan enfrentarse a lo desconocido fiándolo todo a su capacidad innata y experiencia o a la bondad del interlocutor».


PARA COMPRA EL LIBRO ‘¡SI LO SÉ, NO LO DIGO’, PINCHA AQUÍ


ARTÍCULO PATROCINADO POR EPRENSA