jueves, noviembre 26, 2020

València nunca fue Madrid… Ni Madrid, València: Claves para comunicar en entornos locales

Los planes de comunicación se rigen por una metodología, es algo que sabemos los que nos desenvolvemos en agencias. Pueden variar nuestros objetivos y, por tanto, estrategias, pero hay una cuestión donde conviene prestar especial atención también. Si de verdad queremos que el plan trazado sea eficaz en un entorno diferente, debemos conocer y familiarizarnos con las particularidades de ese mismo entorno.  

Por Desirée Tornero, directora de la agencia Agua y Sal Comunicación / 30 de mayo de 2020

Si nos encontramos con una petición que implica comunicar fuera de nuestro espacio habitual, lo ideal sería generar alianzas con quien ya lo haga de manera eficaz en ese específico entorno.

Irrumpir en una ciudad que no sea donde desarrollamos nuestra labor profesional de manera habitual, requiere un reconocimiento previo del terreno. Tampoco se trata de retrotraernos a otra época, ni a otro gremio, como el militar, por ejemplo; pero aquellos rastreadores que iban por delante de los ejércitos, no solo estudiaban la orografía, sino que anticipaban a los suyos los movimientos de las huestes enemigas.

A lo largo de nuestra trayectoria, en Agua y Sal Comunicación, aprendimos pronto a rodearnos de buenos colaboradores. Nuestra laborcubre, principalmente la Comunidad Valenciana, con foco central en València ciudad, pero también atendemos cuestiones en clave local en ciudades costeras como Denia o, de vez en cuando desde Castellón o Alicante. Y las particularidades de València, poco tienen que ver con las posibilidades que ofrecen Castellón o Alicante, como capitales de provincia.      

Del mismo modo que València nunca fue Madrid… Ni Madrid, València. El grado de dificultad para comunicar va en aumento cuanto mayor es la ciudad, será porque las posibilidades de éxito también lo son cuanto mayor es la ‘plaza’.

En cualquier caso, siempre que hemos trabajado fuera de nuestro ámbito de actuación hemos recurrido a socios locales. En Madrid contamos con nuestra agencia de referencia, del mismo modo que ellos recurren a nuestra ayuda cuando sus cuentas se acercan a ‘la terreta’ (término con el que los valencianos nos referimos a nuestro territorio). Por ello, la primera prospección recomendable exige conocer el entramado de medios, pero de igual modo conocer agencias o freelances propios de la zona.

Ya hemos recalcado que cada ciudad tiene sus particularidades y no solo por su tamaño. La saturación de agenda, la ingente información institucional, política o económica, sin olvidar el ‘famoseo’ o ‘faranduleo’, hacen de Madrid una plaza harto complicada, a pesar de que el entramado de medios pueda ser mayor. Pero ¿qué ocurre en València? Es una ciudad de proporciones ‘cómodas’ como para convocar en algún momento a medios. Lo que sucede es que estos, cada vez se desenvuelven, desgraciadamente, más en precario.

Pero València además tiene sus ‘cosillas’ si quieres captar la atención de los medios en algún momento. Debemos esquivar las comparecencias del Consell, los plenos de Les Corts o del propio Ayuntamiento, sin olvidar la agenda empresarial, cultural o social. Y si lo que fraguamos es un evento, aquí igual sí coincidimos con el resto de urbes ¿seguro que la opción de jueves tarde sigue siendo la más acertada.

«Si el plan de comunicación lo permite, el coste de un colaborador local siempre será una inversión de garantías»

De ahí la importancia de las alianzas con profesionales locales, porque la fuerza de la comunicación siempre ha estado en nuestros contactos. Y conocer a los medios nos permite saber con antelación su predisposición y disponibilidad.

Si el plan de comunicación lo permite, el coste de un colaborador local siempre será una inversión de garantías.

Y qué lecturas sacamos en nuestra relación con los medios ante esta pandemia y las diferentes prórrogas del estado de alarma. Porque todo este tiempo también nos está marcando el camino hacia nuevos hábitos, que estaban ahí y que no explotábamos lo necesario.

La primera conclusión es que la distancia entre nosotros, como agencias, y los propios medios se ha reducido en el plano virtual. Hay una mejor ‘conexión’ a través del mail, teléfono, WhatsApp o desde las propias redes sociales. Y ello, sin duda, va a determinar que, de ahora en adelante, nuestra comunicación se mantenga, principalmente, por esos derroteros virtuales.

En estos días hemos tenido ocasión de apostar también por ruedas de prensa a través de sistemas de videoconferencia y no solo se han demostrado útiles, sino que además, buscando una hora idónea para todas las partes, nos evitan el ‘mal trago’ de no saber hasta última hora nuestro poder de convocatoria; además de comprobar como la comunicación fluye y el mensaje llega a todos por igual a través de estas plataformas.

Entendemos, por tanto, que la distancia social también se extenderá a lo profesional, hasta que haya garantías suficientes y eso va a determinar nuestra forma de comunicar, en la que seguirán siendo igual de importantes o más nuestros contactos. 


SI QUIERES CONTRATAR UNA AGENCIA, VISITA LA GUÍA DE LA COMUNICACIÓN