domingo, marzo 7, 2021

Análisis de la Comunicación de Joe Biden tras un mes en la Casa Blanca

ARTÍCULO DE MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ CAVEDA, Global COO de la agencia de comunicación 3AW. El próximo 20 de febrero se cumple un mes desde que Joe Biden fuera investido como 46º presidente de Estados Unidos. En apenas 31 días, el nuevo miembro de la Casa Blanca ha mostrado una actitud que nada tiene que ver con el transgresor comportamiento de su rival Donald Trump.

Por Miguel Ángel Rodríguez Caveda, 19 de febrero de 2021.

En este contexto, la agencia de comunicación 3AW  de la mano del experto en comunicación política Miguel Ángel Rodríguez Caveda, Global COO de la compañía, analiza los principales mensajes del demócrata en sus primeros pasos como presidente: 

  • Defiende el Americans Together frente al American First: Biden ha llegado a la Casa Blanca con la promesa de “recuperar el alma americana”. Considera que Estados Unidos es un país con una profunda grieta social y política y, por ello, se muestra como un político cercano y conciliador en sus mensajes y ha pedido a los estadounidenses que dejen de lado sus diferencias y trabajen juntos para fortalecer la democracia y reparar una nación dividida, desgarrada por el extremismo político. 
  • Se aleja del juicio político a Trump: Ante el impeachment a Donald Trump, acusado de “incitación a la insurrección”, Biden  ha optado por no tomar partido en el asunto y prefiere mostrar a un presidente que centra sus esfuerzos en poner fin a los problemas reales a los que se enfrenta América, y en “aliviar el sufrimiento de la pandemia de coronavirus”, según palabras del propio Joe Biden. Una actitud que pone de manifiesto su carácter pacífico, calmado y alejado de la polémica. 
  • Tiende la mano a los republicanos: En su misión por unificar y no dividir en país, el mandatario está dispuesto a encontrar un compromiso con ellos para el plan de estímulos económicos. El presidente y la oposición han mantenido su primera toma de contacto en esta nueva era con cordialidad. Sin embargo, a pesar de los puentes tendidos no hay visos de llegar a un acuerdo sobre el rescate económico, por lo que Biden ha advertido que avanzará sin ellos en caso necesario, para evitar la asfixia de la economía ante la pandemia: «No hay tiempo que perder, tenemos que actuar y actuar ahora”. 
  • Fin de los mensajes incendiarios: Ni en conferencias, ni en redes. Joe Biden opta por dedicar palabras pacificadoras y reparadoras de la democracia, frente a la vehemencia en los gestos y discursos de su rival. En su estrategia por coronarse como el salvador de América, el presidente ha decidido lanzar mensajes tranquilizadores, serenos y motivadores, alejados del odio y los insultos. 
  • Insiste en el ‘America is back’: Biden ha vuelto a hacer referencia al “América ha vuelto» para reiterar que el respeto a la diversidad y a lo que ha hecho grande su país va a ser el centro de su política interna. También bajo este lema el mandatario muestra su cercanía con el resto de América y pretende olvidar los últimos 4 años de mandato de Trump. De ese modo transmite su intención de liderar el mundo, colaborar con sus aliados, trabajar para frenar el avance del autoritarismo en el mundo y defender los valores que han hecho grande a Estados Unidos.  
  • Fija su primera reunión bilateral con un aliado histórico, Canadá: El presidente estadounidense ha acordado reunirse con el mandatario canadiense Justin Trudeau, para avanzar en el importante trabajo de renovar la profunda y duradera amistad entre Canadá y Estados Unidos. Tras la dificultosa relación mantenida entre Trump y Trudeau, se inicia una “nueva era” para las relaciones entre los dos países. 
  • Ayuda a las minorías: A través de una reforma migratoria que ya ha sido calificada como “la más progresista en la historia de Estados Unidos”, Biden, haciendo eco de su empatía hacia los más desamparados, pretende combatir la injusticia racial, el cuarto y último pilar de un proyecto económico que busca oponerse al de su oponente Donald Trump. En su estrategia por regularizar el estatus migratorio de más de 10 millones de indocumentados, el presidente ha nombrado a dos personas negras dentro de su gabinete: Kamala Harris y Lloyd Austin.