domingo, enero 23, 2022

Alejandro Pérez-Ferrant (The Blueroom Project): «No vamos a caer en la endogamia de la micro-especialización»

Alejandro Pérez-Ferrant es Fundador & CEO de The Blueroom Project y miembro de la junta directiva de The Pangaea Network Limited, red de agencias de comunicación del sector turístico. Su agencia nació hace 18 años, una mayoría de edad sobre la que reflexiona su fundador en esta entrevista.

ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS

Por Redacción, 11 de noviembre de 2021

«The Blueroom Project nació en una buhardilla, un cuartito azul de un pequeño ático de Malasaña, a lo largo de tres meses dedicados al desarrollo de un plan de negocio con el propósito de fundar una agencia de gestión y consultoría especializada, ofreciendo una visión más fresca, integral, internacional, boutique y un enfoque personalizado para los sectores del Turismo, Lujo y Estilos de vida». Así relata Alejandro Pérez-Ferrant la idea fundacional de una de las principales consultoras de comunicación turísticas de nuestro país.

¿Cuáles han sido los principales hitos en la historia de la agencia en estos 18 años?

Ha habido muchos pequeños hitos y alegrías en la captación de grandes cuentas internacionales, en la creación de estrategias innovadoras y la implementación de proyectos renombrados, pero, resumiendo, podemos afirmar que el mayor logro es el poder competir de tú a tú, desde una pyme española, con las mejores empresas del sector en todo el mundo y con un alto porcentaje de éxito internacional.

Las estadísticas y estudio dicen que solo 2 de cada 10 pymes sobreviven más de 5 años y que más de 7 estrategias de cada 10 fracasan… probablemente el hito esté ahí, ya en nuestro ADN… romper las métricas del mercado.

¿Cuáles han sido los momentos más difíciles por los que ha pasado, y cómo se solucionaron?

Han sido muchos, tanto en la gestión de crisis para nuestros clientes (tsunamis, erupción de volcanes, accidentes de navíos de exploración en zonas polares, virus y asuntos de salud, crisis nucleares, temas políticos, financieros, fusiones y adquisiciones…) y también en la navegación de nuestro propio destino empresarial en la gran crisis económica de la primera década de los 2000 y en la reciente de la Covid-19, que todavía no ha concluido. Todas ellas se han ido resolviendo siempre igual: con pensamiento estratégico, con planificación, sin ansiedad ni prisas, con una buena planificación, con un equipo ejecutivo que tenga la capacidad de poner en práctica una implementación precisa y considerando las virtudes y limitaciones del ser humano.

¿Cómo ha cambiado la comunicación turística en este periodo?

La comunicación en general, no solo la turística, ha evolucionado más que nunca. Vivimos un cambio de paradigma donde la comunicación es estrategia y la estrategia es comunicación, donde se empieza a recuperar al ser humano como el objeto del todo por encima de otros constructos más económicos o numéricos. Donde el papel del Dircom es clave en el diseño de la estrategia de la empresa y en la gestión de la reputación de la misma, contando con más mecanismos, canales y soportes de interacción que nunca y con la misión y obligación, cual coctelero, de formular la mejor mixología para el éxito de su organización. Y siempre pensando con visión a largo plazo y asumiendo que el ser humano es más irracional que racional por lo cual las matemáticas, algoritmos y datos no son más que otra materia prima con la que jugar y en servicio del intelecto humano.

Agencia especializada vs. Agencia generalista. ¿Qué ventajas crees que tiene para un cliente del sector contratar a una consultora especializada?

Nosotros, en estos 18 años, hemos recibido a muchísimos clientes rebotados de malas experiencias con agencia generalista. Habitualmente más grandes, con jerarquías más pesadas, con condicionantes varios y con la imposibilidad de reaccionar tan rápido como las especializadas y aún menos con el propósito e interés de aportar equipos seniors a las cuentas de turismo. También las agencias “famosas” que han ido a vender mecanismos de moda, rápidos, fáciles y rentables… ahora están pagando las consecuencias de dar “gato por liebre” y el cliente no es tonto… se juega mucho y más en tiempos de crisis.

¿Y tiene algún inconveniente?

Sí, cuando se cae en la endogamia de la micro especialización. Por ello es fundamental nutrirse de experiencias y equipos con un bagaje en otros sectores y con una continua investigación y aprendizaje en las nuevas tendencias académicas y prácticas en el campo de la comunicación y el marketing.

¿Qué es lo que más valoran vuestros clientes de la agencia?

Esta pregunta la debían responder ellos pues provoca caer en falsos egos y en la autocomplacencia. Yo me quedo con el hecho de que en nuestra empresa tenemos clientes que empezaron con nosotros hace 22 años, 14 años, 7 años, 5 años… y que no han cambiado de agencia sin crisis ni con ella… por algo será.

¿Cuál es el perfil de los clientes de The Blueroom Project?

Marcas premium (no solo por el lujo palpable pero también por su oferta de intangibles), internacionales y nacionales, de destinos y empresas relacionadas con los viajes, la sostenibilidad, la cultura, el patrimonio, la gastronomía, el ocio, el lujo, y el bienestar en general.

Vuestra agencia está adherida a la red internacional The Pangaea Network. ¿Qué aporta a vuestros clientes esta red?

Poder plasmar de forma factible nuestra visión internacional, compitiendo en ruedo internacional y compartiendo, entre países y mercados y entre distintos expertos y especialistas, conocimientos de manera permanente en pro de una mejora de nuestros servicios y resultados.

¿Qué proyectos de futuro tiene The Blueroom Project?

Seguir siendo un referente en nuestro sector, liderando los segmentos del Turismo, Lujo y Estilos de Vida. Seguir contribuyendo a las estrategias de “recovery” post-Covid, como ya hemos hecho para más de 8 destinos de primer nivel mundial y otras tantas empresas del sector turístico privado.  Viviendo estratégicamente y diversificando, poco a poco, nuestra gama de servicios a otras áreas de interés que estamos ya explorando dentro de nuestra filosofía de empresa boutique y bajo los prefectos marcados por la Nueva Teoría estratégica (NTE).

¿Quieres comentar algún otro tema de interés?

Claro. Animar a las personas a viajar como algo indispensable en el ser humano moderno, aprovechando la gran universidad del mundo y haciendo un reconocimiento a la resiliencia del sector turístico durante esta crisis pero no sin animarles a continuar con más fuerza y a renacer gracias a todas las oportunidades que nacen tras el final de una situación nueva que provoca nuevos comportamientos de la demanda y de los actores implicados.


ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS