viernes, febrero 3, 2023

¿Un blog solo puede llevar texto? ¡Anda ya!

Desde que se crearan las primeras bitácoras, el blog ha evolucionado hasta el punto de convertirse en una herramienta muy versátil y perfecta para cualquier tipo de negocio que desea posicionar su marca y mejorar su visibilidad.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON, INTELIGENCIA DE MEDIOS

Por Noelia Jiménez, fundadora de Redactora.net / 2 de diciembre de 2022

“Es que la gente ya no lee”; “A mí es que no se me da bien escribir” o “Es que yo no tengo tanto que contar como para rellenar un artículo”; “Es que un blog no tiene mucho sentido para mi negocio”; “¡Ah! ¿Pero los blogs siguen existiendo?”.

¿Te suena alguna de estas frases? A mí me las han dicho en más de una ocasión, pero como conozco bien el potencial del blog, lo primero que hago es comprender la naturaleza del negocio y, en segundo lugar, rebatir ese argumento, porque en muy poquitos casos he podido darle la razón al cliente. De hecho, me sobran los dedos de una mano.

¿Por qué? Porque cuando una persona entra en Google para resolver una duda, la herramienta le redirige, en la mayoría de los casos, a un blog, seguido de algún vídeo en YouTube o de una imagen en Pinterest.

Por tanto, tener un blog bien trabajo sigue teniendo todo el significado del mundo, tengas una web o una tienda online. El blog te va a traer tráfico de gente que está interesada en algo concreto que tú le ofreces. Es lo que se conoce como tráfico orgánico cualificado.

Pero, ¿un blog se compone solo de un texto extenso y alguna foto que lo acompañe? No. Por suerte, la tecnología permite que en esta herramienta tengan cabida diferentes formatos que, no solo enriquecen el contenido, sino que te permiten alinearlo mejor con el tipo de contenido que tu cliente espera de tu empresa.

Y cuanto más enriquecido y trabajado esté un artículo, más posibilidades tiene de colocarse en las primeras posiciones de Google. Esas en las que todo el mundo desea estar.

Tipos de formatos de blog

A continuación te presento los tipos de blog que existen en la actualidad:

Blog común

Llegó después de las bitácoras y en él se incluyen artículos en formato texto, con alguna imagen que lo acompañe.

Son perfectos para negocios o empresas en los que su clientela busca respuestas escritas para responder a sus dudas.

Es apto para casi cualquier tipo de negocio, aunque no es el más recomendable para aquellos donde la imagen es la verdadera protagonista.

Esos blogs vienen acompañados de imágenes que pueden ser:

  • Genéricas: que no dicen nada, pero ambientan el contenido. Por ejemplo, si hablamos de los beneficios de andar por el campo y acompañamos el artículo con la foto de un prado verde.
  • Explicativas: por ejemplo, para explicar el paso a paso de una receta o para mostrar cómo es algo concreto que se cita en el texto, etc.
  • Infografía: muy relacionada con la anterior, pero en este caso son gráficos y se crean (por norma general) para ese contenido concreto. Son perfectas para hablar de datos, ver la evolución de un tema, etc.

Fotoblog o blog de fotos

Tal y como indica su nombre, las fotos son las protagonistas de este tipo de blogs.

Son perfectos para fotógrafos, pero también para blogs de viajes, de profesionales del diseño o la ilustración, así como para ciertos tipos de tiendas online.

Sigue habiendo texto y, de hecho, es necesario para explicar brevemente qué significa cada una de las imágenes del artículo, pero entre el 70 y 80% del contenido son fotos.

Audioblog

En este caso, un archivo de audio, ya sea el episodio de un podcast o contenido suelto que prefieres añadir en este formato, es el protagonista. La razón de hacer es, bien porque quieres posicionarlo en las audiobúsquedas (¡Ojo! Están en auge), o bien porque quieres compartir el contenido de tu podcast en tu blog. Es perfecto para personas que tienen un podcast o que se les da genial comunicar a través de la voz, más que con el contenido escrito, visual o audiovisual. También viene genial para periodistas o personas que trabajan con la voz. El texto, igual que en el caso de las imágenes, te ayudará a posicionar el contenido, a resumir el audio o a explicarlo con mayor profundidad.

Vblog o videoblog.

En este caso, el vídeo es el protagonista y el texto pasa a un punto secundario, ya sea para resumir los puntos principales del vídeo, ya sea para explicar ciertos puntos que no están incluidos en él o la combinación de ambos.

El vídeo pueden ser pequeñas píldoras, la versión en vídeo de un podcast o el paso a paso para explicar algo, entre otras propuestas de vídeo.

Es perfecto para personas a las que se les da genial comunicar frente a la cámara, así como para aquellas que trabajan con este formato de manera habitual o cuya profesión requiere del uso del vídeo.

Mixtos

Es aquel blog que incluye en todas o en diversas de sus entradas, diversos formatos de los que hemos mencionado hasta ahora.

Estos son blogs muy completos y enriquecidos, sin embargo, es importante tener en cuenta que el trabajo que conllevan ha de poder llevarse a cabo con el paso del tiempo.

Este tipo de blogs es perfecto para negocios que tienen diferentes tipos de clientes o vías de negocios que requieren de una diversificación de formatos.

Sectores como el marketing, la educación, la salud o la artesanía, entre otros, casan a la perfección con este formato.

Cómo elegir el mejor formato de blog para tu negocio

Ahora que ya sabes los tipos de blog que existen, así como el enfoque que tiene cada uno de ellos, es turno de elegir aquel que mejor se adapta a tu negocio y a ti, en caso de que se trata de un blog de marca personal.

Para ello es importante:

  • Que conozcas cuál es el formato que prefiere tu cliente para consumir contenido. Si ya tienes clientes, mándales, sin miedo, un cuestionario preguntándoles qué formato prefieren, la razón para hacerlo y cada cuánto. Por supuesto, no te olvides de decirle si hay algún formato que nunca consume.

Cuál es el formato más acorde con tu sector. Tal y como te he explicado arriba, los formatos están más indicados para tipos de sectores concretos, pero esta es solo una orientación más.

Si eres marca personal, con qué formato te sientes mejor. Si no cuadra con el de tu público, intenta buscar el formato más acorde o haz una combinación de lo que le gusta a tu cliente y de lo que te gusta a ti. Al fin y al cabo, se trata de poder llegar a conectar con tu potencial cliente y de una forma orgánica.

En conclusión: el blog ofrece diferentes opciones de formatos, por lo que siempre vas a encontrar uno que sea acorde a tu negocio. Ponerlo en marcha o reactivarlo y hacerlo de una forma estratégica te ayudará a tener más visibilidad y a posicionar tu marca dentro del sector.


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON, INTELIGENCIA DE MEDIOS