lunes, septiembre 20, 2021

Más del 70% de la sociedad considera que las redes sociales mienten

“La verdad es ingrata y la mentira aporta ventajas”. Esta frase, extraída de la primera fase del proyecto de investigación Culebras, cobra mayor dimensión a la luz del estudio demoscópico realizado por Alpha Research para la Universidad Complutense de Madrid y la consultora de comunicación Torres y Carrera en su exploración conjunta del fenómeno de las noticias falsas. El 78,5% de los encuestados considera que las redes sociales mienten: un 52,3% considera que a un nivel alto y un 26,2% a un nivel medio.

Por Redacción, 22 de abril de 2021.

La sociedad española afirma mantener un alto nivel de atención informativa (60,6%) sobre lo que sucede en el mundo. No es un interés uniforme. Los más interesados por la actualidad son los mayores de 55 años (72,7%) mientras que en los más jóvenes esta preocupación baja hasta el 51,3%. Esta primera aproximación parece adaptarse a una realidad histórica atemporal: “a la juventud nunca le ha interesado el parte meteorológico, a medida que cumples años multiplicas las consultas en los portales de predicción”, explica el coordinador del estudio, Xurxo Torres, Director General de Torres y Carrera.

Lo que rompe los moldes históricos tradicionales es el tipo de medio que se consulta para mantenerse informado. Aunque la televisión sigue siendo el medio preferido por el 77,3% de los encuestados para informarse, la situación cambia radicalmente entre los Z. El 82,4% de los jóvenes encuestados entre 16 y 24 años se informan en primer lugar a través de las redes sociales.

“Este cambio de tendencia es doblemente significativo: por un lado, evidencia que la ventana a través de la que los jóvenes ven el mundo está asociado a un modelo comunicativo poco jerárquico y menos corporativo. Por otro, muestra una paulatina pérdida de interés por la verdad”, opina Xurxo Torres.

El estudio muestra, en efecto, como la generación a la que menos le preocupa que una noticia sea falsa es a los más jóvenes. El 36,4% de los encuestados entre los 16 y los 24 años (Generación Z) no les preocupa mucho que una información que les interesa sea falsa. La mayor preocupación se sitúa en la franja de edad de 55 o más años (78,7%). Se concluye por tanto que, cuanto mayor es el rango de edad, mayor es la preocupación por ser engañado con noticias falsas.

Una tendencia similar se observa en la credibilidad que nos merecen los diferentes canales informativos. Los medios tradicionales mantienen un alto nivel de credibilidad entre los mayores de 40 años en adelante, pero por debajo de los 39 años están mucho más cuestionados.

“Una parte significativa de los más jóvenes es como si nos estuvieran diciendo: sabemos que las redes generan más noticias falsas, pero nos da igual. Siendo un canal tan relevante a través del que construyen su realidad no deja de ser preocupante y revela la necesidad de apostar por la formación específica en este ámbito para hacer frente a esta situación desde las etapas más tempranas”, aclara Cristóbal Fernández, Vicedecano de Estudiantes y Comunicación de la Facultad de Ciencias de la Información y portavoz de la UCM en el proyecto Culebras.

Los canales a través de los que la sociedad española contrasta las noticias que les interesan son las webs oficiales (65,1%), la prensa digital (50%) y la televisión (32,7%). Las redes sociales aparecen en cuarto lugar (29,9%) salvo en el caso de los jóvenes (16-24 años) que las suben hasta el tercer lugar (43%), por encima de la televisión y a solo 5 puntos de la prensa digital.

Los encuestados (66,8%) señalan a Facebook como la red social en la que se encuentran más bulos. Le siguen Whatsapp (55,1%), Twitter (49,2%) e Instagram (35,3%). La que resulta más fiable es LinkedIn, sólo un 7% de los encuestados considera que mueve noticias falsas.

“Asistimos con preocupación a la pérdida de relevancia del tratamiento profesional de la información en la composición de la realidad que nos estamos haciendo como sociedad”-introduce Cristóbal Fernández- El periodismo siempre ha representado un medidor de la calidad democrática de una sociedad y los datos, en estos momentos de proliferación digital de fake news, no invitan al optimismo”.

El estudio demoscópico revela que sólo la televisión y la prensa digital mantienen unos buenos ratios entre la audiencia. La radio (35,8%) y la prensa papel (17,5%) se mueven en un terreno mucho menos sólido. Esta tendencia es más llamativa entre la denominada generación Z. Los jóvenes entre 16 y 24 años apenas escuchan la radio (15,8%) y mucho menos leen la prensa papel (10,7%).

Datos técnicos

El trabajo de campo de la encuesta se realizó entre los días 2 y 15 de marzo de 2021. El estudio se desarrolló a nivel nacional sobre una muestra de 1.500 encuestados online, los cuales fueron seleccionados de manera aleatoria a partir de los 16 años, siguiendo cuotas de sexo y edad. El Error Muestral es de ±2.58% para datos globales (1.500n), p=q=0,5 y un intervalo de confianza del 95.5% (2s).

Proyecto culebras

La investigación sobre las noticias falsas emprendida por la Universidad Complutense de Madrid y la consultora de comunicación Torres y Carrera se inició en mayo de 2020. En aquella primera fase se estudió la vida útil de las denominadas Fake News a través de la creación, dinamización y análisis de cuatro bulos lanzados a las redes en el mes de agosto y finalizados -de manera oficial- cuatro semanas después. La segunda fase del Proyecto Culebras arranca con este estudio demoscópico en el que se procura delimitar la base sociológica que propicia la proliferación de las mentiras en nuestro sistema comunicativo. Una situación que amenaza con deteriorar los tejidos políticos, sociales y económicos de nuestra sociedad.