domingo, diciembre 4, 2022

Las nuevas figuras que complementan al Community Manager

ARTÍCULO DE OSCAR FUENTE (IEBS Business School) / Teniendo en cuenta que hay más de 4.2 mil millones de usuarios activos en redes sociales en todo el mundo, podemos imaginarnos la relevancia que estas plataformas tienen para las marcas.

ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS

Por Oscar Fuente, Director y Fundador de IEBS Business School / 14 de diciembre de 2021

Las empresas que no utilizan las redes sociales en su estrategia de marketing digital, sin duda, están perdiendo una forma rápida, económica y eficaz de llegar a casi la mitad de la población mundial. Independientemente de los productos o servicios que ofrezca la compañía o quién sea el público objetivo, las redes sociales ayudan a humanizar la marca y son una comunicación directa con el consumidor.

El alcance de las redes sociales es enorme. Esto es muy importante para cualquier empresa, especialmente para las startups o negocios de nueva creación. Además de ayudarnos a llegar a una audiencia muy amplia, también nos ayudan a aumentar el tráfico online. Hay que tener en cuenta que se trata del segundo canal de tráfico digital más grande después de las búsquedas en Google, y se consideran una de las mejores fuentes para aumentar el tráfico de una web. Para que nos hagamos una idea de su impacto empresarial, se calcula que el 52% de los usuarios de redes sociales siguen a cuentas de empresa, según el Estudio de redes sociales 2021 de IAB Spain.

La presencia de una marca también es un punto importante de cara al posicionamiento web en buscadores. Las reglas del SEO van cambiando y está comprobado que la publicación de contenido en redes sociales envía a los motores de búsqueda una señal que refleja la credibilidad, integridad y coherencia de la marca, y que les ayuda a posicionarse mejor. La clave es no estar por estar, sino generar contenido que sea realmente interesante para los internautas.

Por otro lado, todos hemos escuchado alguna vez el término “trending topic” o que algo o alguien se ha hecho viral. Sabemos que las recomendaciones de amigos y familiares juegan un papel fundamental en la toma de decisiones del consumidor. Esto se traslada a las redes sociales. De hecho, hacer que los usuarios hablen de nuestro producto o negocio en las plataformas crea conciencia de marca y credibilidad. Estas plataformas nos permiten interactuar directamente con los clientes y, a diferencia de los medios tradicionales, nos da la oportunidad de ser proactivos, involucrar a nuestros consumidores y responder a comentarios y dudas que pueda tener nuestro público. De hecho, el informe de IAB Spain mencionado anteriormente, también indica que el 56% de los jóvenes confía más en las compañías que utilizan estas plataformas.

Esto es un pequeño resumen de las múltiples ventajas que nos ofrecen a las marcas el uso de redes sociales corporativas pero, ¿quién se encarga de ellas en el entorno empresarial? A diferencia de lo que puedan pensar muchos, el Community Manager es una profesión compleja que aglutina diversas competencias y habilidades y que implica una formación al respecto. En las empresas medianas o pequeñas, el Community Manager puede ser el encargado de plantear, analizar y poner en práctica la estrategia de comunicación online. Es decir, suele encargarse de todo lo que tenga que ver con las plataformas de redes sociales.

Sin embargo, en las empresas que cuentan con más de un perfil para cubrir las redes sociales, el Community Manager (CM) es el ejecutor, quien se comunica directamente con el cliente, quien debe crear lazos de comunidad aportando valor y transmitir imagen de marca. Existen otros perfiles dentro del mundo de las redes sociales menos conocidos, como el Social Media Manager (SMM), el Content Manager, el Social Media Creative y el Analista Web, cada uno con sus propias funciones y objetivos.

El Social Media Manager es quien desarrolla la imagen digital de una marca, así como estudios de mercado y de la competencia. Es la cabeza pensante, quien toma las decisiones y quien indica las acciones que conformarán la estrategia. Por otro lado, el Content Manager es el creador de los contenidos publicados en las redes sociales (pueden ser los mismos redactores del blog) y se encarga de la edición y la gestión de contenidos.

Por su lado, el Social Media Creative es quien se encarga de la parte publicitaria de las cuentas. Es quien diseña y pone en marcha las campañas publicitarias que se necesiten. Debe tener conocimientos más técnicos, igual que el Analista Web. Este último, es quien maneja las herramientas de medición de datos. Tanto de obtenerlos, como monitorearlos y analizarlos, todo con el objetivo de conseguir mejores resultados. Por último, también podemos incorporar dentro del ámbito de las redes sociales al Digital Marketing Manager. Aunque parezca no tener una relación directa, es el responsable del SEO, SEM, Inbound, etc. y es quien realiza los cambios necesarios en las estrategias de ventas de los servicios ofrecidos a la cuenta.

Sin duda, para muchas organizaciones las redes sociales se han vuelto un elemento indispensable a la hora de promocionar productos o servicios a través de Internet. Sin embargo, no todas las empresas cuentan con profesionales especializados en este ámbito, capaces de planificar y gestionar campañas adecuadas a este nuevo formato. Por eso, la demanda de profesionales Social Media se ha disparado junto a sectores como el marketing digital y el eCommerce. Esto supone una gran oportunidad para aquellos que quieran formarse para dedicarse a ello, ya que en la actualidad es una de las profesiones más demandadas por las empresas y según las previsiones, no hará otra cosa que aumentar.


ARTÍCULO PATROCINADO POR MYNEWS