jueves, diciembre 2, 2021

Marian Salzman, vicepresidenta sénior de comunicación global de Philip Morris International, alerta del peligro de la desinformación

Marian Salzman, vicepresidenta sénior de comunicación global de Philip Morris International ha comunicado recientemente su reflexión sobre el peligro que presenta la desinformación en la población y cómo se ha vuelto más evidente durante la pandemia, a pesar de la existencia de plataformas, organismos gubernamentales y webs de verificación de datos, que se esfuerzan en impedir la difusión de esas desinformaciones.

Por Redacción, 22 de octubre de 2021

En este sentido, Salzman aboga por la transparencia a la hora de que las compañías se acerquen al consumidor. La directiva reconoce que esto nos afecta a todos, “ya estemos hablando del cambio climático, la inseguridad alimentaria o cualquier otro problema apremiante, necesitamos conversaciones basadas en hechos y una estrategia colaborativa, multinacional y con todas las partes interesadas para hacer realidad los cambios”.

La vicepresidenta de comunicaciones globales de la compañía explica que tras la “gran pausa de 2020”, los sectores y todas las empresas han acelerado su evolución, atravesando cambios importantes en sus prácticas laborales, adoptando nuevas tecnologías y, en muchos casos, ampliando sus huellas geográficas, respondiendo a los cambios en las preferencias y nuevas demandas de los clientes.

Concretamente, Philip Morris se encuentra inmersa en un proceso de transformación hacia un futuro libre de humo, apostando por el desarrollo de productos alternativos libres de combustión, que demuestren científicamente ser una mejor opción en comparación con seguir fumando. En este sentido, Marian ha reconocido que “en Philip Morris no pensamos que estos productos libres de humo sean un producto más dentro de nuestra cartera, creemos que, junto con otros productos que no contienen nicotina ni tabaco, son nuestro futuro”.

El objetivo de la compañía es que para el 2025 el 50% de sus ingresos netos provengan de estas alternativas. Además, Salzman reconoce que “creemos que, con los marcos regulatorios adecuados y el respaldo de la sociedad, podremos ver el fin de las ventas de cigarrillos en muchos países de aquí a 10 o 15 años”.

Para Salzman no es infrecuente que una gran compañía que está viviendo una transformación fundamental, se encuentre con un cierto escepticismo y por ello, explica que en Philip Morris “aprovechamos todas las oportunidades posibles para poner de relieve los hechos y los datos científicos y aclarando las distorsiones informativas y combatiendo la desinformación. Lo hacemos involucrando a todas las partes interesadas —empezando por nuestros detractores— en un diálogo productivo, informando a la sociedad abiertamente sobre nuestros avances, a través de nuestro Informe Integrado anual, dando a conocer nuestras investigaciones y nuestros datos a través de nuestra web y publicando los resultados de nuestros estudios clínicos”.

Los retos que la directiva de la compañía prevé para el 2022 no se resolverán a corto plazo ni de manera unilateral. “La velocidad y el alcance de nuestro éxito colectivo dependerá de que todas las partes —gobiernos, sector privado y sociedad civil— trabajen juntas para innovar, adaptar, cambiar y encontrar mejores rutas para avanzar. Esta colaboración comienza por reconocer nuestra responsabilidad conjunta y comprometernos a colaborar para hacer realidad el cambio”.