jueves, mayo 13, 2021

Del “comunismo o libertad” al “fascismo o democracia”: la polarización se agudiza en Twitter en el inicio de la campaña

El episodio vivido en el debate de la cadena Ser a razón de la amenaza a Pablo Iglesias vía postal ha agitado la campaña en todos los sentidos ahondando aún más en la  división de bloques ideológicos incipiente desde la precampaña.  Y todo esto tiene su reflejo en Twitter. Según un estudio de reputación online en Twitter de los candidatos a las elecciones de Madrid llevado a cabo por Grupo Seguimedia se ha identificado que precisamente el pasado viernes 23 se produjo el mayor pico de conversación en la red social durante la primera semana de campaña.

Por Redacción, 26 de abril de 2021

El incidente ha impulsado el protagonismo del Pablo Iglesias en la red en este período. De los seis candidatos, el de Unidas Podemos es el que indiscutiblemente tiene aparejada una mayor tasa de conversación y es el que logra implicar a la mayoría de la audiencia durante la primera semana de campaña (el 37% del total de autores que difundieron mensajes sobre los candidatos), además de una manera sostenida en el tiempo.  Rocío Monasterio es otra de las candidatas que también protagoniza un pico muy alto en esta semana, el cual coincide con el día del debate radiofónico, pero al contrario que Pablo Iglesias termina por diluirse en las horas posteriores. Aun así, la cabeza de lista de Vox es la segunda en este capítulo (17,3% de la audiencia) por delante de Díaz Ayuso (16,8%), que venía siendo la candidata que contaba con mayor popularidad en Twitter y que se ha visto lastrada por los últimos acontecimientos.

Cuota de la conversación en Twitter por candidato. Período 20-26 abril 2021. FUENTE: Seguimedia

Todos los candidados obtienen subidas significativas de nuevos seguidores en sus cuentas de Twitter excepto Isabel día Ayuso que pierde 5,2K. Destaca Mónica García que gana relevancia en todos los aspectos analizados y consigue 10,1K nuevos.

En esta primera semana de campaña, las conversaciones y mensajes en Twitter cada vez tienden a ser más polarizados ideológicamente y a presentar una connotación más negativa.  Según se desprende del estudio llevado a cabo por Grupo Seguimedia, en este período emergen con fuerza  y toman protagonismo en los tuits, temas tan alejados de un proceso electoral democrático como son fascismo, muerte, amenaza  o venganza. Además lo hacen en detrimento de otros actores políticos que hasta ahora habían tenido una presencia importante como Pablo Casado, Pablo Echenique o Macarena Olona, entre otros. Resulta indicativo que el 72% de lo que se publica se identifique con emociones de claro signo negativo como son la ira, la tristeza o el miedo.

“Fascismo o democracia” y el discurso de bloques

Los tuits “Comunismo o libertad” y “Fascismo o democracia”, dos de los más virales desde que se anunciaran las elecciones a la Asamblea de Madrid, constituyen  el mejor ejemplo del discurso de los distintos partidos en Twitter durante la campaña. La división ideológica en dos bloques perfectamente diferenciados se convierte en un recurso común para todos los candidatos que lo utilizan en sus mensajes de una manera más o menos explícita. Una consecuencia de esta situación es que el discurso de los candidatos resulta muy similar a pesar de representar a distintas siglas. El lenguaje de las conversaciones que se generan en torno a los candidatos refleja la tensión existente en esta campaña y nacen en gran medida de la confrontación. Caracterizándose por un léxico que en su mayoría es bronco, crispado y nada constructivo, como demuestra la alta presencia en los mensajes de términos  de connotación negativa (nazi, fascistas, comunista, odio o mentiras entre otros).  Mientras que en el extremo positivo apenas aparece un pequeño grupo de palabras que hacen referencia a la gestión, 4-M, voto o madrileños.

En este campo también se identifican una serie de patrones en cuanto a las asociaciones entre partidos y candidatos en el mensaje de Twitter. Así, por regla general todos los candidatos suelen aparecer asociados a las siglas que representan, salvo en el caso de Ayuso, quien  parece que cuenta con un consolidado carisma independientemente del partido al que representa.  La polarización también se hace patente en este tipo de asociaciones conversacionales. Por ello, por ejemplo es frecuente encontrar relacionados en un discurso a los tres candidatos de la izquierda o dos candidatos de extremos opuestos, como es el caso de Pablo Iglesias y Monasterio a partir del citado incidente en la Ser.  También en este tipo de asociaciones se puede comprobar cómo estas elecciones transcienden el ámbito autonómico con la aparición constante de figuras de la política nacional como Pedro Sánchez o Santiago Abascal.  

Gabilondo, el que más llega al público femenino

El perfil mayoritario de la audiencia de Twitter en torno a la campaña electoral de la Comunidad de Madrid es el de un hombre (64%) de una franja de edad de entre 18 y 34 años (representan el 76,7% del total). Fuera de estos nichos, el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo es el que más atención obtiene en las conversaciones del público femenino (35,7% de su audiencia), siendo Edmundo Bal el que peores números presenta en este ámbito (31,2%). En cuanto a franjas etarias, los candidatos de PSOE (31,4%) Unidas Podemos (30,9%)  y Más Madrid (30,4) son los que destacan en la cohorte de 18 a 24 años. Mientras que los aspirantes de Ciudadanos (17,9%) y PP (16,8%) son los que más destacan en el grupo de 35 a 44.