jueves, diciembre 2, 2021

Whitewashing: así blanquean su imagen algunas empresas e instituciones

Carolina García publica en el blog de Agencia comma un interesante post sobre el whitewashing, una tendencia trampa de ciertas empresas. Ofrecemos aquí un extracto del mismo.

Por Redacción, 24 de noviembre de 2021

El whitewashing, según la definición de Carolina García, es una práctica propagandística por la que, falsamente, una empresa u organización se apropia de una reivindicación social para ganarse la simpatía de sus seguidores y dar una imagen que es pura fachada.

Existen diferentes tipos de whitewashing, asociados con distintos colores, según la causa concreta con la que se pretende blanquear la reputación:

  • El pinkwashing, muy común estos días por la celebración del Día Internacional del Orgullo LGTBIQ+.
  • El purplewashing, en el que se incluyen aquellas estrategias oportunistas que aprovechan el feminismo y la igualdad de género.
  • El redwashing, que responde al uso engañoso del discurso de izquierdas para hacer creer que una organización está comprometida con la igualdad social.
  • El popular greenwashing, que sale a la luz cuando una organización se muestra respetuosa con el medio ambiente cuando, en realidad, solo persigue fines económicos.

Según Carolina García, el que una una entidad sea acusada de hacer whitewashing «puede perjudicar mucho su reputación corporativa«. Seguidamente, desarrolla las técnicas que se suelen utilizar las empresas que buscan asociarse con una causa, sin estarlo realmente:

La táctica del oportunismo

«(…) En junio, el mes más orgulloso del año, las marcas se ponen las pilas y se da pistoletazo a la carrera por el pink marketing. Igual sucede con marzo, mes en el que se celebra el Día Internacional de la Mujer, o con mayo, con el Día Internacional del Trabajador. Y estos son solo algunos de los ejemplos. ¿La organización en cuestión solo saca la cabeza cuando llegan estas fechas? Entonces, probablemente, esté practicando el whitewashing«.

Los derechos humanos y la igualdad, por encima del marketing

«(…) Si a nivel interno una organización no es heterogénea y no cuenta entre sus filas con personas de cualquier colectivo o censura de alguna forma su incorporación a la plantilla, entonces, probablemente, esa organización esté practicando el whitewashing«.

El uso de símbolos vacíos

«Colgar del balcón banderas, asistir a manifestaciones por los derechos laborales o en contra del cambio climático, o poner en el perfil corporativo de RRSS el símbolo de la mujer o la bandera del Orgullo es lo más fácil y sencillo, pero son símbolos vacíos si no se acompañan de políticas de igualdad de estos colectivos (a través, por ejemplo, del lenguaje inclusivo) o de una política de RSC verdadera y transversal (…)».

Ojo con los socios

Si, después de todo esto, resulta que una organización tiene integradas políticas sociales, una plantilla heterogénea y no saca la cabeza solo en fechas señaladas, pero trabaja con socios que pecan de todo lo anterior o que son, directa y abiertamente, homófobos, machistas o negacionistas del cambio climático, entonces, su reputación estará igualmente en entredicho (…)».

PARA LEER EL POST COMPLETO, PINCHA AQUÍ