domingo, septiembre 20, 2020

Por qué cambiar una imagen de marca en plena crisis

Una de las preguntas más habituales que me hacen mis alumnos sobre identidad corporativa es saber: ¿cuándo debemos cambiar la imagen de una marca o empresa?.

Por Daniel Bardalló, director de Estrategia Corporativa de Inteprofit / 20 de Mayo de 2020

Esta fue la primera pregunta que nos planteó Daniel Ayuso, director creativo de Clase y profesor de Elisava, cuando empezamos a trabajar con su equipo hace unos meses, el desarrollo de todo el universo visual y verbal de nuestra agencia.

No hay una sola respuesta, pero estaríamos de acuerdo en que cumplimos los principales requerimientos que recomiendan activar proceso de renovación. En primer lugar, porque la agencia ha evolucionado.

Tras más de 30 años en el sector de la comunicación corporativa, había llegado el momento de replantear nuestra forma de ser y de hacer y aplicarlo a todo nuestro universo. Además, queríamos reforzar nuestro adn periodístico, en un momento en el que la generación de contenidos, el Brand Journalism y el modelo de gestión “editorial” se está consolidando en España de forma clara. Y, por último, adaptarnos mejor al ecosistema digital en forma y fondo.

Con todo armado, llegó el Covid-19 y decidimos seguir adelante. A pesar del entorno tan complejo que estamos viviendo, hemos querido lanzar también un mensaje de optimismo, con un propósito renovado: ayudar a las marcas a tener un impacto social positivo a través de la comunicación.

¿Qué ha cambiado?

Somos una agencia más experta, orientada a cliente, curtida en mil batallas, que ha sabido adaptarse siempre a las necesidades del mercado y, que ahora, ofrece un servicio más maduro, reflexivo, simplificado, que pone el foco en las oportunidades y retos y busca soluciones creativas, efectivas y medibles.

Somos una agencia más flexible y colaborativa. Y creemos más que nunca en el poder de la comunicación corporativa y las relaciones públicas. Esta crisis nos ha demostrado más que nunca la importancia que tiene para las marcas estar bien relacionados, conectados y comprometidos con la sociedad en la que actúa.

Siempre nos hemos sabido rodear de grandes equipos complementarios y ahora, está flexibilidad es más necesaria que nunca. Porque la comunicación cada vez es más compleja, tenemos el reto de hacerlo más sencillo que nunca.

Además, la combinación de la visión periodística, estratégica y de relaciones públicas que ponemos en cada proyecto, es una de nuestras principales ventajas. No importa lo que el cliente nos pida, siempre los analizamos desde estas tres dimensiones. Y en un momento en el que se hace evidente que la gestión de las marcas y las empresas es multi stakeholder nuestra capacidad relacional y de poner en contacto intereses comunes nos hace diferentes.

Esta vocación colaborativa puesta al servicio de nuestros clientes nos permite generar un marco relacional potente en todos los ámbitos, que gestionamos en función de las oportunidades y necesidades concretas. Es la esencia de las relaciones públicas, sí, y cada año que pasa los equipos directivos están más convencidos de nuestro rol en el futuro y sostenibilidad de las empresas.