jueves, febrero 22, 2024

El metaverso o la aproximación a la rebelión de las máquinas

ARTÍCULO DE OLIVER RIVERO (METRÓPOLIS COMUNICACIÓN) / El metaverso ha llegado para quedarse pero ¿estamos preparados para la realidad virtual? Breve reflexión sobre el futuro que nos viene en la comunicación del futuro que ya es presente.

Por Oliver Rivero, responsable del Área Digital de Metrópolis Comunicación / 17 de marzo de 2022

Black mirror, la singular serie de Charlie Brooker que puede verse en Netflix, lleva desde 2011 anticipándonos el lado oscuro de la era tecnológica que vivimos: los usos terroristas de las nuevas herramientas, la paranoia de ser vigilados, vivir atrapados en un sueño o mundo virtual idealizado, etc. 

Y ahora se aproxima un nuevo paso o, quizás, no tan nuevo… Desde hace años la realidad virtual toca a nuestra puerta y no termina de asentarse. Lo ha hecho a través de los juegos con los móviles, las videoconsolas o el cine en 3D pero, parece ser, no logra ser un atractivo constante, ni entra con fuerza en el mercado y la comunicación.

Sin embargo, Nintendo ha encontrado todo un filón con juegos como Animal Crossing, en el que puedes recrear tu propia isla virtual, la cuál es visitada por otros isleños y, por tanto, creas un singular metaverso, algo que ahora Mark Zuckerberg quiere hacer llegar hasta Facebook.

Tal y como responde Google, “el metaverso es una versión de realidad virtual inmersiva de Internet, donde las personas podrán interactuar con objetos digitales y sus propios avatares. A raíz del cambio de marca de Facebook a Meta, la empresa fundada por Mark Zuckerberg ha mostrado que su enfoque está en desarrollar el llamado metaverso”.

Y ya se ha empezado a jugar con esta idea, recreando, como ejemplo, tiendas virtuales como Zara o siguiendo la tendencia que marcó la pandemia, de llevar a cabo conciertos virtuales por los que se pagaba entrada, como si fuese la misma experiencia de vivirlo en persona. (¿En serio?) Por tanto, ahora no se trata solo de juegos, sino de viajar online, trabajar, mantener reuniones o incluso estudiar.

Pero ¿tenemos esta necesidad? Una vez más, el máximo interés de Meta en este caso es crear el mundo en el que ellos quieren que estés, que permanezcas tiempo, que consuma sus salas virtuales y, obviamente, veas la maravillosa publicidad que les supondrá esta recreación virtual que, inevitablemente, me hace recordar a Matrix, esa realidad alterna en la que Neo y Trinity luchan por salir, se toman la píldora roja y eligen vivir la auténtica realidad, la de la rebelión de las máquinas, cuya inteligencia superficial ha superado a la humana. ¿No hemos aprendido nada de Hollywood? Vamos hacia ese camino, entramos en la Matrix.

Sin embargo, reconozco que la cuestión es lícita y que la individualización del individuo cada vez va a más, de forma preocupante, y que permiten que plataformas de este tipo encuentren un nicho en el que vivir despreocupados, en una realidad que nos sabe más cómoda y “calentita”, pero…

¿Están las marcas preparadas para asumir esta nueva realidad del metaverso? Será cuestión de tiempo ver cómo la compañía de Facebook enseña tutoriales e intenta vender esta nueva fórmula para que las empresas no se queden atrás y se empleen en nuevas formas de comunicar, con la que Zuckerberg pretende encontrar una renovación de sus ideas y nuevos nichos ante otros triunfos como las emisiones en directo de Twitch o los vídeos virales y efímeros de TikTok.

En Metrópolis Comunicación, empresa fundada por Santiago Pérez, entendemos la obligación de esta puesta al día, de conocer las herramientas digitales que aparecen hoy pero no se sabe cuál será su ciclo de vida como, por ejemplo, los fleets de Twitter o el corto éxito de Clubhouse, con chat de audio, que ahora también se replica en otras redes sociales como Twitter.

Nuestra misión será la de acompañarte en estos nuevos caminos de la comunicación que nos llevará a la creación de avatares y adaptaciones de contenido al mundo virtual para que tu empresa no se quede atrás. ¿Entramos juntos al metaverso?