sábado, diciembre 5, 2020

La publicidad social, una herramienta eficaz

MARÍA MIRAS, DIRECTORA DE PUBLICIDAD DE BEON.WORLDWIDE Martes 12 de diciembre de 2017

Las marcas valoran la importancia y necesidad de incluir dentro de sus prioridades temas exteriores al mundo empresarial, los cuales le afectan de forma directa o indirecta. 

Cada vez más se prioriza trabajar en relación con la Responsabilidad Social Empresarial, por lo cual, la coherencia entre la RSE y la publicidad depende de un buen plan estratégico.

 

La responsabilidad social empresarial es el compromiso por parte de las empresas a cumplir con los principios éticos en relación con los estándares internacionales en materia social, ambiental y económica. Consiste en dar un impulso a los valores de la empresa y unir la rentabilidad empresarial con la responsabilidad corporativa. Un elemento útil y eficaz, que mejora el modelo productivo de las empresas, uniendo los criterios de eficiencia, sostenibilidad y prosperidad, con el añadido valor de la igualdad, la diversidad, respeto, etc.

 

La publicidad ocupa una posición importante dentro del marketing de las empresas, ya que le permite dar a conocer sus productos y servicios. Pero debemos tener en cuenta que, a través de la publicidad también se muestran valores, actitudes y comportamientos, no sólo se ‘venden’ productos o servicios.

 

El consumidor busca sentirse identificado con los valores de una marca, apostando cada vez más por aquellas compañías implicadas en programas de RSE. En el trabajo diario de la publicidad con las marcas se identifican, definen y desarrollan proyectos y actividades responsables. Se desarrollan ideas para aquellas que son socialmente responsables y, para las que en un futuro lo puedan ser.

 

Podemos mencionar una serie de beneficios valorados positivamente por las marcas a la hora de integrar a sus campañas de publicidad este tipo de acciones: mayor productividad, alta valoración de la imagen y marca, mayor credibilidad en sus servicios, aumento de la demanda en sus productos ofertados, apoyo por parte de otras entidades en sus programas responsables, lealtad al cliente y sostenibilidad a largo plazo.

 

Estamos en presencia de contextos con clientes cada vez más sensibles y conscientes a los temas sociales, ambientales y sostenibles, por lo que la RSE ha supuesto un mayor auge dentro de la publicidad.

 

La publicidad social puede ser una herramienta eficaz a la hora de conseguir notoriedad y credibilidad para las acciones de RSE, siempre y cuando responda, a acciones responsables y sostenidas en el tiempo.