miércoles, octubre 27, 2021

La Gran Vía madrileña amanece cubierta de yogurt helado

Los vecinos y viandantes de Gran Vía que han madrugado esta mañana han sido testigos de algo insólito: el usual tráfico de vehículos y transeúntes ha dado paso a semáforos que cambiaban de color sin que nadie se detuviera en ellos, y a móviles captando fotos y vídeos de esta singular situación. La calle, que ha amanecido cubierta totalmente de un blanco y frío manto de yogurt helado, ha impedido el paso a pie durante unas horas, pero las impactantes imágenes aéreas captadas a primera hora de la mañana desde un helicóptero muestran las dimensiones de la situación.

Por Redacción, 6 de octubre de 2021

Tras la filtración de varios vídeos difundidos durante el día de ayer a través de las redes sociales en los que clientes de la marca asistieron, in situ, a la rotura de las máquinas, la compañía confirmó a última hora de la tarde que estaba sufriendo problemas en su flagship de Gran Vía, situada muy próxima a Callao. Pese a los esfuerzos durante toda la noche por contener la filtración de producto no pudieron hacer nada por impedir que comenzara a desbordarse causando, finalmente, un peculiar río en pleno centro de Madrid.

“Ha sido un gran susto pero, afortunadamente, salvo los perjuicios materiales sufridos en la flagship, no hemos tenido que lamentar ningún otro daño. Estamos haciendo todo lo posible por aprovechar todo el yogurt helado que aún queda en las máquinas repartiéndolo, incluso, entre quienes se están acercando por aquí para ver qué ha pasado, o si necesitamos ayuda”, aclara un responsable de la marca.

A esta hora la situación está prácticamente controlada, ya que gran parte de esta masa de yogurt helado se ha derretido. No obstante, los trabajadores continúan limpiando la zona y los técnicos ya están reparando la avería causante de este desbordamiento.

Desde la compañía quieren aclarar que es la primera vez que tienen este tipo de incidentes. Las máquinas, que son similares en las más de 270 puntos de venta que tienen ubicados en todo el mundo (casi 50 solo en la Comunidad de Madrid), nunca han dado este tipo de problema.