martes, junio 22, 2021

Tres consejos para evitar que una entrevista periodística acabe siendo un desastre

SELECCIÓN DE LOS MEJORES POST DE COMUNICACIÓN / Leemos en el blog de Ziran Comunicación un práctico post, que extractamos a continuación.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON

Por Redacción, 22 de enero de 2021

Cada una de las apariciones de un cliente en medios, ya sea, por ejemplo, en una entrevista para una revista, unas declaraciones en unos informativos de TV, un reportaje en profundidad en un medio sectorial o una mesa redonda en radio, todas y cada una de ellas tienen un largo trabajo detrás de colaboración e intercambio de información, conversaciones y negociaciones, entre el periodista y la agencia de comunicación. Pero a veces, el desconocimiento de los entresijos de esta profesión pueden hacer que, de forma totalmente inocente, el cliente cometa un error fatal que puede dar al traste con todo el esfuerzo previo.

En este post se desarrollan tres de los errores más comunes y se explica cómo preparar al cliente para evitarlos:

1.Las posibilidades de que su marca o empresa obtengan una excelente cobertura en medios se verán anuladas si se empeñamos en convertir cada entrevista en un publirreportaje. Hemos de lograr que el cliente confíe en nuestro consejo sobre cómo abordar la mención de su marca y entregar su mensaje, de forma natural y sin dejar de ser interesante para medio y audiencia.

2.Es conveniente preparar las respuestas a temas antes de hacer una entrevista, pero hay que evitar pedir las preguntas exactas por adelantado.  Preparar con antelación un listado de temas que el periodista puede tocar, para ver con el cliente, es conveniente y muy acertado. Pero hemos de evitar pedir las preguntas exactas por adelantado al periodista: además de que a muchos compañeros de la prensa les desagrada pasar el cuestionario previamente (incluso muchos se negarán en redondo), se corre el riesgo de que las respuestas de nuestro cliente, de tan preparadas, sean poco naturales, y acaben siendo poco interesantes.

3.Nunca cancelar una entrevista si ya está comprometida. Todos en la profesión sabemos que dejar al periodista con ese hueco vacío puede generarle un auténtico problema. De la misma forma, hay que asegurarse de que nuestro cliente llegue con antelación para cualquier aparición en directo, y en general sea siempre puntual a cualquier cita con los medios.

PARA LEER EL POST COMPLETO, PINCHA AQUÍ


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON