jueves, diciembre 2, 2021

El ‘boom’ de las docuseries consigue reabrir algunos de los casos más sonados

La demanda de contenido audiovisual no para de crecer, llevando a las plataformas de streaming a vivir su época dorada. Sin embargo, hay un género que cada vez destaca más por encima del resto, las docuseries y documentales de True Crime. Las plataformas en audio y video están apostando por la producción de casos reales, suscitando el interés del público. De esta manera, casos como el de Marta del Castillo, Rocío Wanninkof, las niñas de Alcàsser o Gabriel Cruz han sido llevados a la pequeña pantalla, convirtiéndose en números uno.

Por Redacción, 25 de noviembre de 2021

Así, las plataformas de streaming han conseguido reabrir el debate nacional alrededor de algunos de los casos más sonados que tuvieron en vilo a todo un país. Algunos de ellos, todavía sin resolver, resuenan en la mente de los espectadores, que cada vez se interesan más por conocer a fondo toda la investigación realizada, así como declaraciones en primera persona de los implicados.

De hecho, todo este interés por parte de la audiencia ha supuesto un aumento del 63% del número de serie documentales en las plataformas de streaming, disparando la demanda hasta un 142% según datos de la compañía Parrot Analytics.

Además, este ‘boom’ ha creado una un ‘efecto llamada’ en las universidades, suscitando un mayor interés por el grado universitario de criminología en los dos últimos años, tal y como apunta Emagister. Además, este género está ayudando a las plataformas a llegar a público de mayor edad, tal y como asegura un estudio realizado por Ampere Analysis, convirtiéndose en uno de los géneros más populares entre mayores de 35.

Las producciones audiovisuales de las plataformas de streaming reabren investigaciones de los casos más sonados

Este ‘boom’ también ha ayudado a reabrir casos que hasta el momento no habían podido ser resueltos. Así ocurrió el pasado año en Estados Unidos cuando Netflix estrenó el remake de los 80, Misterios sin resolver, una docuserie donde se exponen casos reales de desapariciones, asesinatos y fenómenos paranormales. En concreto, el cuarto episodio abordaba la misteriosa desaparición de Alonzo Brooks, un joven de Kansas que dejó de ser visto por sus familiares y amigos después de acudir a una fiesta, siendo encontrado muerto semana después, muy cerca de donde se le vio por última vez. El documental consiguió atrapar a los espectadores, siendo uno de los episodios que más interés había despertado no solo por parte de los usuarios, sino también por el propio FBI, que decidió reabrir el caso de nuevo, comenzando una nueva investigación a través de los testimonios y pruebas con las que se contaban cuando ocurrieron los hechos.

De igual manera, Desaparecidosel podcast que se encuentra en exclusiva en Podimo, y que se centra en informar a los oyentes sobre algunos de los casos de desapariciones sin resolver que más dudas han generado, pidió esta primavera la colaboración ciudadana para la búsqueda de nuevas pistas en el caso de Bernadette Cooper, una mujer residente en Málaga que desapareció el 10 de enero de 1993 y que sigue envuelto en misterio. Treinta años después, Leon Moore, sobrino de la desaparecida, continúa muy activo en la búsqueda, lo que le llevó a compartir el caso con la organización benéfica Missing People y los expertos en localización Locate International para que fuera incluido en Desparecidos, el podcast donde pidió la colaboración ciudadana para reavivar el caso y obtener nueva información que permita abrir nuevas líneas de investigación para encontrar a Bernadette. De esta forma, en cada episodio, después de exponer el caso, se pide al oyente ayuda para tratar de resolver cada uno de los sucesos.

“Estamos asistiendo a un fenómeno social y cultural que abre la puerta tanto a las productoras como a los creadores de contenido a generar nuevos productos audiovisuales con los que captar la atención del público. Asimismo, este fenómeno tiene una dimensión social que otorga a la audiencia el poder de provocar cambios e influir en casos que se habían quedado en el olvido, consiguiendo reabrir de nuevo investigaciones”, afirmaJavier Celaya, director general de Podimo para España y América Latina.