sábado, febrero 24, 2024

Cómo ha cambiado la comunicación gastronómica en 18 años

Dejamos atrás el 2023, un año que queda marcado en el recuerdo de Aires News Comunicación ya que la agencia cumplió su mayoría de edad… ¡Se dice pronto!

Por Isabel Aires, Directora de Aires News Comunicación / 14 de enero de 2024

18 años desde que me lancé a la ‘piscina empresarial’ tras trabajar otros dos en otra agencia de comunicación. Y ahora, echo la vista atrás en cómo han cambiado las cosas, porque han cambiado y mucho. Redes sociales, Inteligencia artificial, blog trip en vez de press trip… Muchos cambios, unos mejores, otros peores, pero aquí seguimos al pie de cañón tras la crisis de 2008, la pandemia…

¿Cómo era la comunicación en 2005?

Respecto a los medios, hace 18 años, la comunicación gastronómica se basaba principalmente en medios tradicionales como revistas especializadas, programas de televisión y radios con secciones culinarias y críticas de restaurantes en periódicos. Por aquel entonces salir en medios rápidos como Madrid Directo (Telemadrid) o Luna de Metrópoli (El Mundo), o en revistas mensuales como Ronda Iberia o alguna de las femeninas, eran motivo de celebración en las agencias ya que las marcas que aparecían contaban con llenos absolutos.

Recuerdo los envíos de dossieres de prensa a los medios seleccionados… Impresión de notas de prensa, copias masivas de DVD, envíos por correo ordinario, y por supuesto tener al día las direcciones postales para que llegaran correctamente a sus destinatarios. Y para verificar que habían llegado a destino, llamadas al teléfono fijo, ya que el Whatsapp no existía, y los teléfonos móviles eran en la mayoría de los casos, particulares y los periodistas solo querían que se les llamara al fijo. Una de las herramientas que sigue usándose hoy en día son los almuerzos de prensa para dar a conocer los restaurantes, productos, etc. La diferencia, antes había eternas sobremesas donde se daba importancia a la relación personal, acompañada por norma general de varias copas. Ahora son almuerzos más formales y rápidos. ¿Es mejor o peor? Quién sabe, es diferente…

A raíz de 2008 se produjo el primer gran cambio debido a la crisis en general -y de la prensa escrita en particular-, donde hubo una profunda transformación, incluso podríamos decir, una crisis de identidad ya que los periodistas que eran despedidos montaban agencias, se fusionaron diferentes empresas para no tener que cerrar… Las agencias de comunicación se convirtieron en agencias de publicidad. El marketing también se hacía en agencias de comunicación… Una época un tanto ‘enmarañada’, donde se perdió un poco la autenticidad y la especialización

Internet y redes: el gran cambio

Sin embargo, internet y las redes sociales han cambiado varias de las realidades de la comunicación. Ahora, con la llegada de plataformas digitales, TikTok, Twitch, Instagram, YouTube, la comunicación gastronómica se ha vuelto más accesible y global. Los chefs, restaurantes y foodies pueden compartir sus creaciones o experiencias en tiempo real, alcanzando audiencias a nivel mundial. Las reseñas en línea y las opiniones de los clientes han ganado gran importancia, influenciando las decisiones de los comensales. Además, la popularidad de los blogs culinarios y los canales de recetas ha permitido a las personas aprender nuevas técnicas desde cualquier dispositivo. La comunicación gastronómica se ha vuelto más inmediata, interactiva y diversa…

Tenemos acceso en todo momento a la información y pasamos más de 4 horas diarias de promedio usando el teléfono móvil. Aunque internet deja rastro de la información publicada, la temporalidad de la noticia es muy corta y se tiende al directo. Se ha superado la frase de “no hay nada más viejo que el periódico de ayer”, porque una noticia ha dejado de serlo pasadas unas horas en las redes sociales.

La información se ha universalizado y democratizado. Cualquiera puede publicar su opinión en internet (páginas web, blogs y redes sociales), independientemente de su conocimiento, de su experiencia, de la información previa sobre el producto o servicio. Los influencers se convierten en verdaderos creadores de opinión por el mero hecho de contar con muchos seguidores en sus redes sociales por factores varios: la manera de contar las cosas, el humor, la simpatía, una foto bien hecha, incluso la belleza del propio influencer, etc.

En ese sentido, el reto que tenemos los profesionales de la comunicación es tratar de solucionar estos problemas con una efectiva estrategia y saber otorgar a cada agente su espacio. Sin perder la especialización, la propuesta de valor para el cliente pasará por una solución de comunicación, marketing y social media, o bien integrada en una propuesta única, o bien, complementándose bajo un enfoque conjunto. Pero reitero, sin perder la especialización porque pienso que el refrán ’zapatero a tus zapatos’, ayudará a que todo fluya. En mi opinión, es mejor subcontratar servicios a otras agencias que querer abarcarlo todo y con ello infravalorar nuestra labor.

Y estamos en 2024, camino de los 19 años de Aires News Comunicación. ¿Me atrevería a contestar qué nos deparará estos años la comunicación y hacia dónde vamos? La verdad es que no, porque con herramientas como IA, ChatGPT, etc., nuevas para mi (y considero que para todos), es difícil saber qué camino vamos a seguir. Solo espero que el trato personal no se pierda, de cara a que la comunicación fluya más que nunca…