miércoles, diciembre 2, 2020

Claves para que un evento on line sea un éxito

Divertia nos da las claves para que un taller o una actividad sea un éxito como podéis leer en este artículo y en éste otro. Cuando lo hacíamos, nos estábamos refiriendo, principalmente a actividades y talleres presenciales y si bien, muchas de las de las claves y sugerencias que hacíamos son aplicables a los que actualmente se hacen on line, hay una serie de particularidades que hay que tener en cuenta para que sean un completo éxito.

Por Redacción, 12 de noviembre de 2020.

En primer lugar, que la plataforma elegida y la conexión con los participantes sea robusta, rápida, y tenga la mejor calidad posible: no hay mayor frustración que ver las cosas borrosas, que la conexión se corte o verla a trompicones. Es importante también pensar en los dispositivos y navegadores desde los que se conectarán los participantes ya se trate de móvil, tabletas, ordenadores. En este sentido, es vital contar con un socio tecnológico que aconseje y teste la mejor solución en función de las conexiones concurrentes, funcionalidades, interacción que se busca etcétera.

Otra de los aspectos que hay que tener en cuenta es la duración del taller y actividad. En este sentido, tenemos que pensar que nuestra capacidad de atención es menor en una pantalla pudiendo provocar que el participante desconecte tecnológica y emocionalmente. Por ello, el contenido debe adecuarse a una duración que mantenga el interés durante toda la actividad. Si es necesario, es mejor dividir una actividad de una hora en dos o tres partes que hacerla de seguido.

Para lograrlo, no basta con que la actividad o taller sean estimulantes, sino que tienen que estar estructurados y guionizados de tal manera que permitan la interacción entre los participantes o se vayan obteniendo consejos y pistas que sólo se pueden obtener mientras se está conectado: El ritmo, sobre todo en las actividades más competitivas, debe ser trepidante.

Una de las claves más importantes es la capacidad que tengamos de involucración de los participantes. Si un participante involucra y/o comparte con otro es más fácil que el interés se mantenga vivo. Por ejemplo, en un taller para niños, si se involucra a los padres, los niños, además de estar más contentos, intentarán sacar lo mejor de ellos.

Pero, sin duda, la gran labor que hay que realizar es previa. Y no es otra, independientemente de la actividad elegida, la duración de esta, plataformas elegidas, recompensas, etcétera, la gran labor de comunicación que hay que hacer contando y explicando muy bien que más que realizar una taller o actividad, lo que van a vivir es una gran experiencia, un evento único.

Si estas pensado en realizar un taller o actividad, contáctanos y asesoraremos sobre cual es el ideal para tu cliente o empresa.