domingo, octubre 24, 2021

Cómo hacer el análisis DAFO de tu estrategia de comunicación digital

Para desarrollar una estrategia digital consistente, conviene antes realizar un análisis DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON

Por Redacción, 30 de octubre de 2020

Lo ideal es que toda la información que consigamos recabar sea lo suficientemente realista como para resultarnos útil, de forma que nos lleve a tomar unas decisiones y descartar otras. Para facilitarnos el trabajo, incluimos los contenidos en cuatro cuadrantes, así diferenciamos fácilmente entre puntos negativos, positivos, internos y externos.  En cada categoría deberíamos especificar los siguientes aspectos:

Debilidades

En este punto es crucial ser críticos con total objetividad y honestidad, de lo contrario, no podremos buscar soluciones reales a nuestra imagen en la campaña. Buscamos aspectos que limitan o reducen la capacidad de desarrollo de nuestra marca en la red y que pueden constituir una amenaza para nuestra organización.

Por ejemplo: poca presencia en redes sociales, no saber medir el retorno de inversión (ROI), contenido que imita nuestro marketing offline sin ofrecer nada nuevo, o no contar con profesionales especializados en marketing digital (lo que puede ser el origen de los ejemplos anteriores, dicho sea de paso).

Amenazas

Son esas fuerzas del entorno que pueden impedir la implantación de nuestra estrategia, reducir su efectividad, incrementar los riesgos, bloquear los recursos necesarios para ella o reducir los ingresos esperados y su rentabilidad.

Por ejemplo: estrategias de competidores que pueden afectarnos directamente, la caída de un mercado, la falta de empleo en un sector concreto de nuestro target, aparición o auge de nuevas redes sociales en las que no tengamos presencia y que pueden ocasionar la migración de nuestros usuarios a ellas…

Fortalezas

Hablamos de los puntos fuertes de nuestra marca. Nuestras capacidades, recursos o posiciones que hemos conseguido alcanzar y que conforman nuestras ventajas competitivas en el sector. Esto nos servirá para explotar nuestras oportunidades.

Por ejemplo: amplio conocimiento del sector en el que nos movemos, directivos concienciados con la importancia de moveros en canales digitales, tener un modelo de negocio original o innovador, seguidores interactivos, casos de éxito relevantes…

Oportunidades

Se trata de toda fuerza del entorno que pueda ser aprovechada en nuestro favor dependiendo de si nos interesa conseguir objetivos a corto, medio o largo plazo. Pueden ser de índole social, económica o política entre otras. También podemos incluir nuevos grupos de clientes o nichos de mercados que pueden convertirse en consumidores de la marca.

Por ejemplo: han aparecido nuevas tecnologías, las tendencias de consumo están cambiando en favor a nuestro modelo de negocio, posibilidad de expandir nuestro negocio en nuevos mercados o canales, competidores debilitados por alguna circunstancia, etc.


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON


SEGURO QUE TE INTERESA….