sábado, julio 2, 2022

Cómo transformar espacios en experiencias emocionales a través de la luz

ProtoPixel, empresa especializada en luz digital y partner tecnológico de Simon, ha presentado en su nuevo espacio La Casa de la Luz de Madrid su plataforma para la gestión integral de proyectos lumínicos, capaz de transformar la luz en experiencias funcionales y emocionales hechas a medida.

Por Redacción, 19 de mayo de 2022

El objetivo de la compañía es humanizar la luz y poner la tecnología a su servicio para crear espacios que transmiten sensaciones y se adaptan a la vida de las personas, proporcionando las herramientas que permiten orquestar los píxeles de luz en el espacio y el tiempo para transformarlos en creatividad, historias y emociones.

La compañía, nacida en Barcelona en 2015, fue creada por cuatro jóvenes que se conocieron en el Grupo de Tecnologías Musicales de la Universidad Pompeu Fabra, y recibieron un encargo para desarrollar un sistema que permitiera customizar y controlar la iluminación de la Torre Glòries (entonces llamada Torre Agbar). “Fue entonces cuando detectamos un espacio de innovación muy importante en el mundo de la luz, una oportunidad para humanizarla. Nos propusimos crear tecnología para diseñar, gestionar y controlar la luz de un modo más cercano al mundo de la música y el sonido”, explica Sebastián Mealla, CEO y cofundador de ProtoPixel.

Hoy, la empresa se ha posicionado con fuerza en el ámbito de la iluminación digital, llevando a cabo más de 300 proyectos de luz en todo el mundo para marcas líderes en sectores como el retail (Nike, Roca, New Balance, Desigual, Amazon), el hospitality (Merlin Properties, Nobu Hotels) o los eventos comerciales, artísticos y culturales (Mobile World Congress, Primavera Sound, La Fura dels Baus). Su tecnología se ha utilizado en lugares como Dubai, Casablanca, Berlín, Londres, Ámsterdam, Sydney, Washington, Las Vegas, São Paulo o Copenhague, así como en diversas ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Sevilla, Huelva o San Sebastián.

En el último año ProtoPixel ha cuadruplicado su plantilla, formada por 35 empleados, y en el primer trimestre de 2022 su volumen de negocio ha crecido un 52% respecto al mismo periodo de 2021. Su crecimiento es exponencial, debido a la diversificación de los segmentos a los que se dirige y las posibilidades que ofrece su herramienta, desde iluminar fachadas de edificios, sedes corporativas o locales comerciales hasta vestir con luz interiores de todo tipo de establecimientos de uso público, pasando por la decoración de ferias, eventos e instalaciones efímeras de carácter lúdico o profesional, e incluso con instalaciones inmersivas de home cinema en el segmento residencial de alto nivel.

Tecnología de diseño propia para facilitar el servicio al cliente

La plataforma desarrollada por ProtoPixel es mucho más que un sistema de control de iluminación, ya que es capaz de combinar en una única solución todo el proceso creativo, de instalación, mantenimiento y utilización de un proyecto de luz digital. Su tecnología es de fabricación propia y se organiza en cinco capas: 

  • Diseño. Su software Create, de uso sencillo (como una especie de Photoshop para crear luces en lugar de imágenes), permite dar forma a la idea creativa.
  • Instalación. El mini-ordenador Node se conecta a los controladores y a las tiras de luz digital y almacena los diseños creados con el software.
  • Gestión y mantenimiento. La instalación lumínica se puede controlar en cloud de forma remota, accediendo al nodo y a los controladores desde cualquier lugar.
  • Integración. El sistema se puede conectar con vídeos y sonido, así como con los principales tipos de luces (RGB, W, etc.) y de protocolos de luz (DMX, DALI, etc.).
  • Control y manejo. A través de la app ProtoPixel Spaces, el usuario controla fácilmente la instalación lumínica sin necesidad de conocimientos técnicos.

Torre Glòries, un lienzo donde escribir en forma de luz

La Torre Glòries es un elemento esencial en la historia de la empresa, y el ejemplo más representativo para ilustrar las posibilidades que ofrece su plataforma para transformar la fachada de este edificio emblemático de la ciudad de Barcelona en un lienzo donde escribir en forma de luz, simplificando al mismo tiempo su instalación y mantenimiento. 

A través de la luz, la ha convertido en elemento social, reproduciendo las campanadas de fin de año; en elemento de marketing, protagonizando una campaña de comunicación de un nuevo vehículo de la marca Seat; o en experimento comunitario durante el pasado Festival de las Artes Lumínicas (Llum BCN), cuando cientos de personas pudieron dibujar sobre ella mediante tablets controladas por su software. “Torre Glòries es un proyecto vivo que no deja de sorprendernos. Y todas estas actualizaciones de contenidos se realizan desde cualquier lugar a través de nuestro portal MyProtoPixel, que además permite monitorizar el estado de la instalación y de sus luminarias”, explica Ana Fernández, Head of Sales and Marketing de ProtoPixel.

La Casa de la Luz, sede del evento y reflejo de su trabajo

La compañía ha presentado su propuesta tecnológica de luz digital en un evento celebrado en La Casa de la Luz, el nuevo espacio insignia de 1.600 m2 que la marca Simon presentó en primicia para prensa en Madrid el pasado mes de marzo, cuyo diseño e iluminación ha sido desarrollado por ProtoPixel. 

En el encuentro ha participado Sebastian Hepting, director de Diseño de Ingo Maurer, marca de referencia mundial en iluminación. En 2018, su equipo comenzó a utilizar la plataforma de ProtoPixel como tecnología de control para crear un entorno de iluminación único basado en su galardonada lámpara MOODMOON. 

“En nuestra búsqueda constante de nuevos materiales o tecnologías que nos inspiren para diseñar nuevos productos descubrimos la propuesta de ProtoPixel. Gracias a ella, hemos podido incorporar a nuestras lámparas MOODMOON el color y el movimiento, aumentando así su capacidad de transmitir emociones. Cada mood en la MOODMOON es como una canción de una playlist, pensada para cada estado de ánimo”, ha destacado Sebastian Hepting.