lunes, abril 15, 2024

Qué sentimientos conviven en una agencia de comunicación

SERGI GARCÍA CALAF, CONSULTOR DE LEWIS PR Martes 1 de septiembre de 2015

El estreno de Inside Out, la última película de Pixar, hace reflexionar a Sergi García Calaf, consultor de Lewis PR, sobre los sentimientos que conviven en el interior de las agencias.

ARTÍCULO PATROCINADO POR PUNTONEWS

Según García Calaf, los sentimientos que predominan en las agencias de comunicación:


MIEDO.

“Es un fijo en la relación entre cliente y agencia. Aparece cuando toca presentar una propuesta, dar un nuevo enfoque a una campaña, activar una acción o evaluar resultados. Siempre existe el temor, por mucho que lo tengamos controlado, de que algo puede salir mal o de que el cliente va a optar por otra opción. Pero la realidad es que lo necesitamos, él nos ayuda a estar alerta, a prever todo aquello que puede llevarnos al desastre”. 


IRA.

“(…) Cambios de última hora por parte de un cliente, disparidad de opiniones a la hora de plantear una idea, rifirrafes cotidianos entre compañeros… Todos podemos tener un mal día y él suele se síntoma de orgullo, frustración por incomprensión o desmotivación. Mantengámoslo a raya. No confundamos el carácter fuerte con la ira. En una agencia nunca debemos perder las formas, todo puede ser dialogado, la confrontación no nos llevará al éxito”.


ASCO.

“Suele tomar forma cuando después de infinidad de cambios por parte del cliente el resultado final no se parece en nada a la idea inicial planteada. No nos dejemos saturar, siempre debemos estar orgullosos del trabajo realizado. Al fin y al cabo este sentimiento es el que nos hará seguir planteándonos retos, seguir presentando ideas y proyectos que nos gusten hasta conseguir tirar adelante aquella campaña de la que estar 100% orgullosos”. 


TRISTEZA.

“(…) Un nivel saludable de tristeza permite centrarse en el problema, ver las cosas con claridad y realizar los ajustes necesarios para salir del paso. Es recomendable analizar la situación y que “alegría” venga a socorrernos, debemos ser conscientes de que todo fracaso supone un aprendizaje para futuros proyectos y acciones”.


ALEGRÍA.

“Ella sí que es importante (…) Es capaz de frenar a Irá con el compañerismo y optimismo, controla a Miedo con ilusión y autoconfianza recordando logros anteriores, convence a Asco con optimismo e ilusión por proyectos futuros y combate a Tristeza con autoestima y motivación. Alegría tiene todas las herramientas para hacer que el resto de los sentimientos nos lleven a ser felices manteniendo el orden en nuestra vida, en nuestros sentimientos y en nuestro trabajo, sacando provecho de todo lo vivido”.


PARA LEER OTROS POSTS DE SERGI GARCÍA CALAF, PINCHA AQUÍ




 

ARTÍCULO PATROCINADO POR PUNTONEWS


Artículo anterior
Artículo siguiente