domingo, marzo 3, 2024

5 ideas para la estrategia de comunicación de una plataforma ecommerce

ELOY AGUADO, CLIENT EXECUTIVE DE BURSON MARSTELLER Jueves 2 de junio de 2016

El comercio electrónico está cambiando la forma de comunicación entre empresa y usuario, según señala en este artículo Eloy Aguado, client executive de Burson Marsteller.

8:50 am, me dispongo a coger el metro con destino a mi lugar de trabajo. Durante el transcurso entre mi casa y la estación de Chamartín, una notificación me avisa de que una tienda de ropa online ha comenzado unas rebajas de mitad de temporada que llegan al 70%, además, una aerolínea me envía un email diciéndome que durante una semana ofrecerá vuelos rebajados, y por último una plataforma de comida a domicilio me hace llegar un vale de descuento al 40%.

 

A las 9:10 am, ya tengo un nuevo par de zapatillas, mis planes para el próximo puente están cerrados, y tengo una cena con mis amigos esta misma noche.

 

Y es que nadie puede negar que la revolución del comercio electrónico es un hecho, ya que cada vez involucra a un sector de la población más grande. Este crecimiento se debe a varios factores, entre ellos los nuevos canales de comunicación que utilizan estas plataformas aprovechando el incremento del tráfico de datos y la alta penetración de los smartphones en la sociedad. Por eso, la comunicación se ha convertido en una de las claves para su desarrollo.

 

A continuación compartimos 5 aspectos que consideramos clave a la hora de desarrollar una estrategia de comunicación óptima para las plataformas ecommerce:

 

1. Toda campaña de ecommerce necesita un contenido atractivo que no solamente se base en informar y describir el producto, sino que ofrezca una mejor experiencia de usuario e invite a participar en el mismo, ya sea a través de interacciones en redes sociales, opiniones, videobooks o fotogalerías. Se trata de crear un contenido suficientemente atractivo que impulse al usuario a hacerse con el producto o servicio en cuestión, y fidelizarlo.

 

2. Un buen CRM es necesario para conocer las características y las preferencias de nuestros clientes, pudiendo segmentar nuestros canales de comunicación según el tipo de audiencia. De esta manera, los hábitos que los usuarios tienen cuando navegan y utilizan sus perfiles sociales, desde un simple clic en una banner, hasta una búsqueda o una compra, nos ayudarán a la hora de desarrollar nuestras campañas de comunicación enfocadas a clientes.

 

3. Siguiendo el punto anterior, los análisis de audiencia serán de vital importancia para construir mensajes adaptados al público al que nos queremos dirigir, personalizando nuestros contenidos y campañas en base a diferentes franjas horarias, canales y preferencias de usuarios, pudiendo elegir también qué plataformas son óptimas para cada tipo de usuario.

 

4. Los usuarios ya no solamente acuden a las tiendas y centros comerciales para experimentar de primera mano aquellos productos y servicios en los que están interesados. En este sentido, las opiniones y las valoraciones de otros usuarios, tienen cada vez más relevancia en el poder de decisión del potencial cliente, que ahora se dirige a plataformas online y redes sociales en busca de esta información. Por esta razón, contar con influencers adecuados y cercanos, capaces de compartir emociones y experiencias de tú a tú con el usuario, está cobrando más importancia que contratar una cara conocida posando con un producto.

 

5. A pesar de que las ideas y las iniciativas propias son lo más importante a la hora de crear una campaña, siempre conviene echar un ojo a la competencia. Ver de qué manera están interactuando con la audiencia, qué tipo de contenido publican en sus diferentes plataformas, o incluso el tipo de audiencia a la que se dirigen y como lo hacen. Este simple análisis puede ayudar a la hora de idear nuevas estrategias y formas de proceder.

 

El comercio electrónico es un sector que está aumentando progresivamente su facturación, y una técnica que empresas de todos los ámbitos están adoptando en su estructura de negocio. En este sentido, el comercio electrónico también está cambiando la forma de comunicación entre empresa y usuario hasta tal punto que muchos sectores operan solamente en internet, prescindiendo de locales físicos o incluso del uso dinero en efectivo. 

 

Por otro lado, a pesar de poder “irme de compras” durante mis trayectos en metro, tendré que seguir mendigando céntimos para tomarme un café con leche en la cafetería de la esquina.