jueves, febrero 22, 2024

Epson se une a artistas digitales para mostrar el cambio climático

Antes de la COP28, Epson inició un proyecto bajo el lema «Projecting Voices» para explorar cómo se sienten las generaciones más jóvenes en relación con el impacto del cambio climático.

Por Redacción, 18 de diciembre de 2023

Epson invitó a la generación COP (aquellas personas nacidas desde la primera COP en 1995) a elegir las palabras que mejor expresan sus sentimientos respecto del cambio climático. Los resultados revelan una paradójica y sorprendente mezcla de miedo, esperanza y ansiedad en medidas similares.

El presidente global de Epson, Yasunori Ogawa, explica: «Con los líderes mundiales reunidos en la COP28 para determinar cómo lograr un planeta más sostenible, queríamos centrarnos en la generación futura que se verá más afectada por las decisiones que tomemos ahora. Nuestra encuesta reveló una combinación preocupante de esperanza, miedo y ansiedad».

Para dar vida a estas voces, Epson se ha unido a artistas digitales como Katy Wang y Gabriel Greenough para producir una obra de arte digital original que tiene como objetivo proyectar las voces de la Gen COP de una manera visualmente impactante.

Katy y Gabriel utilizaron la impresora de inyección de tinta EcoTank de Epson para realizar las pruebas creativas mientras se inspiraban en la investigación del Barómetro de Realidad Climática de Epson con el fin de crear una animación social en movimiento, que despliega una variedad de técnicas para expresar la compleja relación de la humanidad con la naturaleza y el medio ambiente en el siglo XXI.

Katy Wang indica: «Lo interesante de la investigación que Epson realizó con la Generación COP es que estas personas se encuentran divididas casi al 50:50 entre la esperanza y el miedo. Nos hizo pensar en los momentos que hemos experimentado durante los últimos años desde la pandemia y, a nivel personal, y cómo nos hemos conectado más con el medio ambiente».

Katy comparte cómo la paradoja entre las descripciones esperanzadoras y pesimistas del barómetro climático tuvo eco en su análisis creativo y cómo buscó producir una animación que celebre la diversidad y la belleza del mundo natural, además de reflejar parte de la tensión y el poder inherente que existe en él.

«Hemos centrado nuestra animación en la belleza y la interconexión del mundo natural para recordar al público que la acción climática puede surgir no solo del miedo sino también de una gratitud genuina para con la naturaleza», explica.

«El simple hecho de sentir más tu entorno y estar presente con sus sonidos, colores y  cambios de estaciones nos impulsa a reconocer que la naturaleza tiene todo lo que necesitamos y que nos da de forma infinita. Preservarla y cuidar nuestro hogar nunca ha sido más importante o urgente. Hemos disfrutado mucho desarrollando este concepto y sentimos una gran emoción al poder compartir la animación», concluye.

El proyecto «Projecting Voices» de Epson se ideó por primera vez como parte del compromiso continuo de la empresa de tomar medidas contra el cambio climático, culminando con su Visión Medioambiental, en la que se compromete a convertirse en una empresa con una huella negativa en carbono y eliminar el uso de recursos del subsuelo para 2050. 

Epson lleva mucho tiempo aspirando a lograr la sostenibilidad y enriquecer a las comunidades de muchas maneras, como se puede ver en el último informe de la empresa (Informe de Sostenibilidad, https://www.epson.es/sustainability-report).

«Esperamos que al proyectar las voces de la generación que jugará un papel clave en la transformación hacia un mejor futuro para nuestro planeta, podamos ayudar a entender lo complicados que son nuestros sentimientos actuales en relación con la crisis climática. A pesar de la ansiedad y el miedo que siente la gente, el hecho de que la Gen COP mantenga la esperanza es una señal de que el optimismo perdura. Nuestro planeta es un entorno cerrado y finito, por lo que ahora debemos tomar todas las medidas que podamos para hacer la transición hacia una sociedad más sostenible», concluye Ogawa.