domingo, junio 16, 2024

Emojilución: Pautas para usar los emojis en comunicación

ANDER MOMBIELA (PRGarage) / No existe el emoji de la brecha generacional, pero la brecha generacional existe en los emojis. Y esto es algo de lo que muchas marcas no se dan cuenta. Hay perfiles de redes sociales para los que vale lo mismo el cohete que la bailaora: con tal de utilizar emojis para generar cercanía con el usuario, todo sirve.

Por Ander Mombiela, manager SocialLab de PRGarage / 14 de julio de 20223

La cosa es que el receptor vea esos colorinchis tan graciosos, sin importar si tienen sentido con el texto que los acompaña, con la propia marca o, lo más importante, con el público al que quieren dirigirse. Por no hablar de aquellas que directamente deciden prescindir de ellos porque siguen pensando que comunicar en redes sociales es lo mismo que mandar una circular. Obviamente hay mensajes y mensajes, pero jamás olvidemos eso de adaptarse al medio.

No entremos ya en el debate sobre si es más actual utilizar emojis, stickers o gifs, que ahí ya se pierden del todo. Cada uno funciona mejor dependiendo de lo que queramos comunicar y de la plataforma en la que lo estemos haciendo. Los stickers son más prácticos en WhatsApp o Telegram, los gifs en redes sociales como Twitter (mientras a Elon no vuelva a darle el cuarto de hora) y los emojis siguen pululando por todos lados como los Susuwatari, esos bichitos negros que abundan en las películas del estudio Ghibli. Son pequeños, prácticos y divertidos: los hemos integrado tan bien en nuestras conversaciones que han llegado a convertirse en un modelo de lenguaje. La clave está en saber cómo los utilizan los usuarios cuya atención queremos captar. La trampa está, precisamente, en desconocer el prisma generacional con el que se observan.

Pero cómo no van a ser importantes si hasta tienen su propio día mundial. El 17 de julio de 2002, Apple presentó su iCal para Mac en la MacWorld Expo. Tan relevante fue el debut de su app de calendario personal, que esa fue la fecha elegida para aparecer en el emoji del calendario, motivo por el que los responsables de la Emojipedia decidieron que ese sería el mejor día para la celebración del Día Mundial del Emoji. Y sí, aunque hay algunos emojicalendarios que incluyen otras fechas (dependiendo de los intereses de la marca que haya detrás), esta es la que más se ha generalizado.

Pero a lo que vamos: tal y como difieren las fechas de este calendario en miniatura, las percepciones que cada generación tiene sobre el uso del mismo emoji pueden variar de lo lindo. Lo he visto. He visto usos de emojis que no creeríais. He estado dentro de chats en los que se ha enviado una inocente smiley y entre los jóvenes se ha identificado como una sonrisa psicótica; grupos en los que alguien se ha tomado a mal que le manden una cara derretida porque no acaban de pillarla y personas para las que el melocotón sigue representando simplemente una fruta.

Siento decírtelo, pero tal y como demostró un trend de TikTok que se hizo recientemente viral entre la Generación Z, utilizar el emoji que llora de la risa te hace mayor. Aquí uno ya no puede ni bajar la guardia.

Como decía antes, los emojis han evolucionado hasta convertirse en un lenguaje y, del mismo modo que sucede con nuestro idioma, algunas diferencias en los casos de uso parecen insalvables. De hecho, entre las generaciones más jóvenes cada vez es más común escuchar cosas como «Te miro en plan luna de WhatsApp» o «Estoy ojo, boca, ojo». Ya no están solo dentro de la pantalla: han pulverizado esa barrera.

¿Qué deben hacer las marcas? Aprovecharlo, claro. Conocer qué es lo que más les beneficia de este lenguaje igual que saben qué es lo que más les beneficia del idioma que hablan. Si cada marca tiene sus propias palabras clave, lo mismo debería suceder con los emojis. ¿Cuáles se asocian con tu personalidad y estrategia? ¿Por qué? ¿Todos los usuarios a los que te diriges los percibirán igual? ¿Tienen doble sentido? Importante esta: ¿ha cambiado tu público la percepción que tenía hacia los emojis que usas con el paso del tiempo?

Algunos emojis pueden mantenerse iguales, pero tu audiencia no.

Puede que parezcan tontos, pero estamos hablando de un elemento fundamental de la comunicación de las marcas con sus usuarios a través de las RRSS, y solo por eso deberían tener su propio apartado en todos los manuales de estilo. Y recuerda: Google ha confirmado que no afectan al SEO en absoluto.

¿Así que cuál es tu excusa? ¿Vas a preocuparte por que tu marca tenga una voz actual en este ámbito o vas a seguir hablando como tu padre por el chat familiar? 🙃