miércoles, octubre 27, 2021

Cómo darte de alta como autónomo si eres profesional de la comunicación y el marketing

Muchos profesionales del sector de la comunicación y el marketing ven una interesante opción establecerse como profesionales autónomos. Declarando, la plataforma online de asesoramiento fiscal a los autónomos, ha elaborado una pequeña guía en la que recoge consejos y orientaciones para que puedan establecerse como autónomos de forma rápida y segura. 

Por Redacción, 19 de septiembre de 2021

El primer paso para cualquier trabajador que quiera establecerse laboralmente por cuenta propia, y que vaya a desarrollar de manera habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, será darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Para ello, es necesario contar con un certificado digital, DNI electrónico o alta en el servicio Cl@ve.

Posteriormente, hay que rellenar los formularios 036 o 037 de Hacienda y el modelo TA 0521 de la Seguridad Social. Asimismo, antes del alta en Hacienda, será necesario definir la actividad que se va a realizar para elegir correctamente el epígrafe del IAE correspondiente. La elección de un epígrafe u otro determinará posteriormente el tipo de facturación (con IVA o sin IVA, con IRPF o sin él), y las declaraciones trimestrales que hay que presentar.

¿En qué epígrafe del IAE se encuadran las actividades de Comunicación y Marketing?

Según la especialidad de la actividad que se va a desarrollar dentro de los sectores de la comunicación y el marketing,los epígrafes más adecuados en el IAE serían el 751, el 844 y el 665:

  • Epígrafe 751 del IAE: Está destinado a los profesionales de la publicidad, las relaciones públicas o similares. Con el alta en este epígrafe, estos trabajadores pueden facturar, de manera personal e individual, cualquier tipo de ingreso que reciban por la publicidad que realizan en sus emisiones. Sería un epígrafe adecuado a los perfiles de SEO, SEM o Community Manager .
  • Epígrafe 844 del IAE: Agrupa a los servicios de publicidad, relaciones públicas o similares. La diferencia con el epígrafe 751 radica en que, en este caso, el profesional no será quien dirija su actividad, sino que la ejecutará a través de un tercero, que puede ser una agencia de marketing o comunicación.
  • Epígrafe 655 del IAE: Se trata de un epígrafe destinado al comercio al por menor por correo o por catálogo de productos diversos en el que se podrían incluir aquellas actividades relacionadas con el comercio electrónico o de información de productos en páginas web.

¿Qué obligaciones tiene un profesional y cómo se gravan los servicios?

La facturación de los servicios de los autónomos que se dediquen al Marketing Digital se desarrollará aplicando el 21% de IVA en la factura y la correspondiente retención de IRPF en los casos que proceda. Las retenciones pueden ser del 7 % (el año que empiezas y los 2 siguientes) o del 15 % obligatorio a partir del tercer año.

Asimismo, como cualquier trabajador autónomo, deberán dar cuenta trimestralmente de los impuestos correspondiente. Los más habituales son el modelo 303 de IVA, que servirá para abonar el IVA recaudado en sus facturas; el modelo 130, que aplicará si la actividad no es profesional y, por tanto, sus facturas no tienen retención de IRPF; y el modelo 100, que es la Declaración de la Renta y es anual. 

¿Qué gastos se pueden deducir para rebajar la base imponible?

Al igual que el resto de trabajadores autónomos, aquellos profesionales que se dediquen a la comunicación y el marketing podrán deducirse todos los gastos que genere su actividad en función del epígrafe del IAE donde se hayan dado de alta.

En líneas generales, los gastos más habituales que pueden deducirse son los gastos del lugar donde desempeñan sus tareas profesionales; la compra de materiales y suministros necesarios para el desarrollo de la actividad; las cotizaciones y cuotas de autónomos abonadas a la Seguridad Social; el importe de los servicios contratados a otros profesionales que guarden relación con la actividad; y algunos seguros como el del Salud o el de vida.