domingo, junio 16, 2024

Comunicación interna: del tablón de anuncios a la pantalla digital

MIQUEL GARCÍAS, DIRECTOR GENERAL DE FOCUS ON EMOTIONS Martes 11 de diciembre de 2012

Ofrecer información de calidad y útil a la plantilla sigue siendo, hoy en día, uno de los pilares más importantes del éxito de las estrategias de comunicación interna.

Las necesidades de los nuevos equipos y el uso de nuevas herramientas digitales están obligando a las compañías a adaptarse ofreciendo nuevos soportes audiovisuales y contenidos cada vez más segmentados. Se trata de nuevas soluciones basadas en la implementación interna de pantallas digitales, que han sustituido por completo los famosos tablones de anuncios.

La mayoría de estos tablones informativos que todavía hoy podemos encontrar en algún rincón de alguna oficina, cuentan con un contenido corporativo muy limitado tanto a nivel de presentación como de distribución y segmentación, que no siempre consigue llegar de forma óptima a la plantilla. La pantalla digital ha surgido para resolver estas carencias ayudando a la compañía a presentar internamente sus mensajes de forma interesante e interactiva, adaptándolos a las necesidades de cada empleado y con la posibilidad de actualizarlo en tiempo real.

Las posibilidades que ofrecen estas plataformas, teniendo en cuenta la creciente digitalización de las plantillas, son ilimitadas: a través de un software de señalización digital podemos comunicar las actividades, noticias de la compañía, presentaciones, cursos de formación, etc, a través de fáciles y adaptables presentaciones corporativas donde se pueden incorporar fotos, videos o cualquier elemento audiovisual que necesitemos. Esta nueva tecnología de digital signage permite, además, el envío de mensajes, segmentados y adaptados a las diferentes oficinas o centros de la compañía, dirigiendo el contenido específico (por ejemplo, la previsión meteorológica o cifras de ventas específicas del país) a cada lugar y audiencia. Además, permite la emisión en streaming de eventos singulares como puede ser el discurso de Navidad o una Junta de Accionistas.

Podemos afirmar que esta nueva forma de comunicación, mucho más constante y dinámica que las herramientas convencionales, supone una clara evolución respecto a otros soportes de comunicación interna como el e-mail o las revistas corporativas que tienen un gran impacto inicial, pero cuya repercusión interna desaparecen rápidamente. Esta tecnología llega con fuerza a las organizaciones no sólo para sustituir los tradicionales tablones de anuncios, sino que tienen un alto potencial para reforzar la imagen y filosofía de marca en todas las ubicaciones con altos tiempos de espera, como son los vestíbulos de los edificios, ascensores y zondas de descanso creando una buenísima primera impresión a los visitantes y clientes.

A pesar de que su uso a nivel internacional es cada vez es más extendido, siendo EEUU y Reino Unido los países con más desarrollo, en España todavía nos queda mucho camino por recorrer. Lo dice un estudio que cada año Gatehouse y el Institute of Internal Communication llevan a cabo entre los profesionales de la comunicación interna denominado ‘State of the Sector  2012

Este estudio sitúa este año al digital signage como un canal de comunicación interna con una adopción e implementación cada vez más significativa (se encuentra en el 45% de los espacios de trabajo de los encuestados). Teniendo en cuenta que el sondeo distingue entre “pantallas de plasma” y “TV interna” (con un uso del 15% de los encuestados), se podría considerar que la cifra del 45% de usuarios de digital signage es aún más alta.

 

Otros estudios del sector revelan también que con este tipo de comunicación se potencia las buenas prácticas y se mejora la capacitación de la platilla, siendo la retención del mensaje de un 30% después de 2 meses. En entornos como fábricas o centros de trabajo esta demostrado que ayuda a prevenir accidentes laborales aumentando la productividad de sus equipos, ya que las pantallas son utilizadas para explicar como manejar ciertas maquinarias, impulsar actividad física, etc. También se posiciona como un gran aliado para el empresario ya que está orientado 100% a resultados, permitiendo a la dirección compartir objetivos de negocio, informar de clientes conseguidos, celebrar los logros y definir responsabilidades.

En definitiva el digital signage es una forma eficaz, sencilla y muy económica de mantener una buena comunicación interna y brindar al mismo tiempo una imagen corporativa de empresa moderna y tecnológica. Por todo ello, son cada vez más las pequeñas y grandes empresas que cuentan con canales corporativos para informar tanto a empleados como a visitantes. Tanto si se trata de una pequeña empresa como una organización internacional, la señalización digital puede marcar una gran diferencia en cómo se comunica internamente repercutiendo de forma positiva en el grado de implicación y compromiso de los empleados con la compañía.