viernes, marzo 1, 2024

Centro Casaverde Villa de Catral fomenta la comunicación entre sus pacientes

“Historia con corazón” se desarrolla en el Centro Casaverde Villa de Catral (Alicante) de atención a las personas en situación de dependencia. Luis, sufre un proceso de demencia, y su hija Estefanía, con síndrome de Down, conviven en el centro en unidades independientes. Han superado la angustia por la situación de ambos gracias al sistema de comunicación ideado por la psicóloga del centro.

Por Redacción, 18 de enero de 2023

Padre e hija, residentes en el Centro Casaverde Villa de Catral (Alicante) para personas en situación de dependencia, consiguen establecer comunicación y fomentar su relación, a través de un corazón pintado en la ventana de la habitación de su hija. Luis, que presenta una patología derivada de la edad, y su hija Estefanía con síndrome de Down, son capaces de comunicarse entre ellos. De esta manera él relaciona el corazón que ve por la ventana con su hija, desaparece la ansiedad de Luis y mejora la calidad de vida de ambos con la ayuda de los profesionales del centro.

Luis tiene un amor inmenso hacia su hija, a la que siempre ha motivado para que se convierta en una persona lo más independiente y autónoma posible. Y es ahora él quien necesita que le cuiden por su demencia, y es Fani la que se preocupa por él.

Vanesa López Manchón, psicóloga del centro, comenta que “cuando llegaron aquí, dada la situación de Luis, no era posible que se encontraran padre e hija en el mismo sector. Por suerte, Casaverde dispone de una zona para personas con discapacidad, lo que ha permitido que padre e hija se puedan ver cuando lo necesiten”.

¿Cómo surgió la idea del corazón?

«Un día al ver leer a Luis, se nos ocurrió que quizá poniéndole unas indicaciones que pudiera leer diariamente, podríamos evitar la situación de angustia. Lo primero fue colocar un distintivo en la ventana de la habitación de Fani. Las ventanas de sus respectivas habitaciones están una frenta a otra, en edificios separados por un jardín». añade Vanesa López Manchón.

“Como distintivo escogimos un corazón pintado de color rojo en la ventana de su hija, y a Luis le pusimos un mensaje en la pared para que entendiera que si se asomaba a la ventana, vería un corazón y allí es donde estaba su hija. Además, le pusimos otro mensaje que decía que si quería ver a su hija, se lo dijera a un auxiliar del centro, que se comunicaría con los cuidadores de Fani para que se asomara a la ventana de la habitación Fue maravilloso porque puede verla cuando quiere y la necesita. A partir de ahí se ha creado un proceso beneficioso para ambos porque hacen salidas, excursiones. Cada vez que se ven se sienten muy felices porque se ayudan uno al otro”.

Esta “historia con corazón” está dando la vuelta al mundo con miles de mensajes de apoyo al padre, a su hija y a los profesionales de Casaverde Villa de Catral que la han hecho posible.

En el centro se practica el Modelo de Atención Centrado en la Persona, donde se promueve la humanización en los cuidados y la continuidad del proyecto de vida en el ámbito de la diversidad funcional, con la búsqueda de la calidad de vida y resultados en salud que promueva la Organización Mundial de la Salud.