miércoles, diciembre 2, 2020

Las lecciones de una agencia de comunicación nacida en plena pandemia

Ana Vázquez retomó en enero el proyecto de Balboa Comunicación. Poco después, la pandemia del covid-19 sometió a la agencia a una dura prueba de la que está saliendo muy fortalecida.

ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON

Por Redacción, 19 de noviembre de 2020

Ana Vázquez se formó como periodista y, mientras estudiaba, empezó a trabajar en la Cadena SER, en el departamento de Comunicación. Allí estuvo 8 años y a continuación se incorporó a RTVE donde fue Jefe de Prensa de RNE, durante 6 años.

Posteriormente y como una evolución lógica, puso en marcha una agencia, y desde entonces ha trabajado siempre desde el entorno de la agencia y la consultoría.

¿Cómo y cuándo nació la agencia?

Balboa tuvo una primera etapa justo después de dejar los medios pero prácticamente y desde el principio comenzamos a trabajar en partner con Interprofit y estuvimos juntos durante más de 14 años. Trabajar con una agencia de referencia, con socios, con un posicionamiento consolidado fue realmente enriquecedor.

No obstante y, después de muchos años en la Comunicación, quería desarrollar un proyecto más personal y por eso retomé el pasado mes de enero el proyecto de Balboa, ya en solitario. A todos los efectos, comenzamos ahora como agencia.

Sois una agencia nacida en enero, muy poco antes de surgir la pandemia del Covid-19. ¿Cómo ha sido vuestra experiencia?

Han sido, y son, momentos difíciles para todos. Pero hemos sacado algunos aprendizajes valiosos.

El primero es la fortaleza y solidez del proyecto Balboa, al que se han mantenido fieles prácticamente todos nuestros clientes.

El segundo es la necesidad creciente que tienen las marcas de comunicarse con sus stakeholders, de estar presentes con los mensajes y en los formatos adecuados.

Y el tercero, y quizás el más importante, es la actitud constructiva ante la adversidad. Es emocionante y esperanzador observar cómo las marcas y las organizaciones, en mayor o menor medida, se reinventan para hacer frente y aportar valor en tiempos muy complejos.

La presencia de la mujer en el sector de la comunicación es muy superior al de otros sectores. Pero quizá no sea tan frecuente el ver una mujer que emprende la puesta en marcha de una agencia. ¿Cómo vives esta circunstancia?

Emprender es un reto para todos, independientemente de nuestro género. En mi caso, lo llevo en el ADN. Creo en el emprendimiento, en la capacidad de las personas para desarrollar proyectos  en los que siempre puedes aprender, en donde puedes evolucionar .

Ahora estamos mejor que hace años. Leía hace poco una reseña sobre el último Informe Mundial del Global Entrepreneurship Monitor, que asegura que sólo seis países del mundo presentan tasas de emprendimiento similares entre hombres y mujeres. España encabeza la paridad en el entorno europeo, por sexto año consecutivo, con 9 mujeres emprendedoras por cada 10 hombres, una cifra que incluso supera la media de Europa.

¿Nos hablas de tu equipo?

El equipo es la base de todo el proyecto y para crecer es necesario apostar por el talento. Por ello, me he rodeado de profesionales con experiencia, que conocen las nuevas narrativas y saben identificar estrategias de alcance, que aportan un valor tangible a las marcas.

Los retos que debemos asumir en las agencias son mucho más complejos y exigentes que hace unos años y eso significa que debemos tener la capacidad de      anticiparnos.

Os habéis especializado en moda, gastronomía y estilo de vida. ¿Por qué has apostado por crear una agencia especializada en vez de una agencia que toque cualquier sector?

Es un debate en el que probablemente nunca opinaremos igual dos personas. Mi experiencia de estos años me ha demostrado que es más fácil profundizar en un proyecto cuando conoces muy bien el sector. La especialización no supone un limite, yo creo que en nuestro caso supone una oportunidad. Creo que seremos más reconocibles desde la especialización y por eso, y teniendo en cuenta los clientes que tenemos, los servicios y todo aquello que proponemos, creo que ha sido coherente especializarnos en Consumo y Estilo de  Vida. Y además hemos abierto un área de innovación social.

Pero lo más importante no sólo son los sectores, también el concepto y por eso cuando nos presentamos insistimos en que hacemos Comunicación con Huella Positiva. Queremos ayudar a las marcas a transformarse, a ser inspiradoras, referentes. Creemos en las experiencias, en las narrativas, en el entorno digital y en la creatividad y consideramos imprescindible compartir conocimiento y fomentar los entornos colaborativos. Con este objetivo hemos impulsado un Think Tank que esperamos que nos ayude a todos a crecer, a sumar, a aportar.

¿Para qué clientes trabajáis?

Trabajamos  desde nuestros inicios en el sector de  la publicidad o de la televisión de pago con clientes como AMC Networks, History Channel o Arena, del Grupo Havas. Tenemos clientes de Gran Consumo o Retail como Toys R Us.

De moda como El Centro Superior de Diseño de Moda, adscrito a la Politécnica; marcas de belleza; estudios de Arquitectura o Hoteles como el Urban.

Y en los últimos años hemos crecido en gastronomía con marcas totalmente emocionales como Duquesita, Oriol Balaguer, Mallorquina, Jabu o los vinos de Marqués de Vargas.

Además y para nosotros, y esto es muy distintivo, hacemos muchas campañas sociales junto a Ecovidrio, RTVE o la Fundación Atlético de Madrid, entre otros.

¿Cuáles son los proyectos de futuro de la agencia?

Nos gustaría ser capaces de trasladar nuestra mirada. Nuestra comunicación parte siempre de la estrategia, incorpora la creatividad, apuesta por los nuevos formatos y profundiza en todo lo relativo al compromiso y al propósito. No se trata de una reflexión en momentos de Covid. Desde hace tiempo en Balboa tenemos esa sensibilidad y creo que ahora es imposible posicionarse si no ofreces a la sociedad algo más que un producto. Aquello que aportas cada vez será más definitivo para que te elijan. Y no hablamos de una estrategia de venta, sino de unos valores que deben ser coherentes y representar a toda una organización.


ARTÍCULO PATROCINADO POR HALLON