jueves, febrero 22, 2024

‘Un Juguete, Una Ilusión’ reparte más de 12.000 juguetes en el norte de Marruecos

Los niños y niñas de la Asociación Hanan han sido los primeros afortunados. En su centro ha tenido lugar el primer reparto de juguetes de la campaña ‘Un Juguete, Una Ilusión’ en 2024. La campaña promovida por RTVE y la Fundación Crecer Jugando ha enviado más de 12.000 juguetes que se repartirán entre varias entidades de ayuda a la infancia en el norte de Marruecos. Los proyectos incluyen un centro especializado en discapacidad, un internado para niños huérfanos y diferentes iniciativas en las zonas rurales.

Por Redacción, 21 de enero de 2024

La Asociación Hanan está a punto de cumplir 55 años y es el centro de referencia para los niños, niñas y jóvenes con discapacidad de Tetuán. Cuentan con un centro de atención temprana, un colegio para niños y niñas con discapacidad severa y varios talleres de formación profesional para los más mayores. En sus instalaciones atienden a niños y jóvenes de los 0 a los 35 años, y el juego es parte indispensable de las actividades que realizan. Muchos de los juguetes que han recibido se utilizarán en terapia y talleres de estimulación y desarrollo. El resto, se han repartido entre los niños y niñas de la asociación, que han podido elegir entre muñecas, peluches, trenes y cochecitos, entre otros.

Escoger el juguete que más les gusta es muy importante para los menores, sobre todo para aquellos en situación de vulnerabilidad. Lina Medina, de la Asociación Almahabba Wal Ikhlasse para Alumnos Huérfanos incide en que “las dificultades económicas les impiden elegir lo que van a comer, lo que van a comprar, lo que van a vestir…”. Por eso, poder decidir qué juguete quieren es un sueño hecho realidad. En su asociación dan apoyo a 250 niños y niñas, la mayoría, huérfanos de padre.

Una labor similar realiza la Asociación Al Bir Wal Ihssane, que comenzó hace más de 30 años ofreciendo comida casera a personas en situación de vulnerabilidad. En la actualidad atienden a más de 800 familias. Cada día preparan un plato tradicional, que las familias pueden llevar a su casa para comer juntos. El viernes no falta el cuscús. Con el tiempo, han ido ampliando la ayuda que prestan,  proporcionando a los menores de estas familias apoyo escolar, sanitario, etc. En 2021, abrieron un internado, donde viven 15 niños cuyas familias no pueden hacerse cargo de ellos. Ellos también han podido elegir sus juguetes favoritos —el botiquín veterinario, los juegos de magia y las peonzas son los que más éxito han tenido—. También crearán una pequeña ludoteca en la que compartir los juguetes.

El resto de juguetes se repartirán entre varias asociaciones, muchas de las cuales realizan su trabajo en zonas rurales y en los alrededores de Tetuán. Miles de niños y niñas podrán elegir con qué jugar gracias a todas aquellas personas que colaboran con la compaña comprando el boli solidario de ‘Un Juguete, Una Ilusión’. Desde que comenzó en el año 2000, se han entregado 8 millones de juguetes en más de 50 países.