domingo, marzo 3, 2024

Marketing Personal: Los Sabios Consejos de Luis Bassat

REDACCIÓN Lunes 9 de agosto de 2010

Luis Bassat, posiblemente el publicitario español de mayor prestigio, creó con apenas 23 años su primera agencia de publicidad. Hoy, más de 40 años después, se ha convertido en la gran referencia del sector. Estos son sus consejos apra construir una buena marca personal:

Lo primero, ser un empresario ‘de palabra’. “Los cinco primeros años de Bassat & Asociados fueron durísimos. Cada año me hizo suspensión de pagos un cliente y me dejaba de pagar, y cada año se nos llevaba el beneficio de la agencia. El primer cliente que suspendió pagos, en 1975, nos dejó a deber 10 millones de pesetas; el quinto, cinco años después, 45 millones. Yo entonces adopté una postura muy valiente, porque cuando me vinieron a ver los medios de comunicación, las vallas, las radios para cobrar, podía haber optado por negociar con ellos una salida, pero decidí que tenía que cumplir y les pagué hasta la última peseta. No gané un duro, pero en el sector empezó a correr como la pólvora que Lluis Bassat siempre paga. En aquella época en que todo el mundo tenía que presentar avales, a mí nunca me hizo falta, porque demostré que tenía palabra y que cumplía los compromisos que adquiría. Ésa ha sido una decisión fundamental en mi trayectoria posterior. Conseguí transmitir una forma de hacer las cosas que hizo que la gente quisiera trabajar conmigo”.


Tus colaboradores son los que te hacen crecer. “Si no es de una calidad humana importante, no me interesa. Yo me veo capaz de formar a una persona profesionalmente, pero me veo incapaz de transformar a una mala persona en buena persona. A una persona honesta, modesta y dispuesta a aprender, se le puede enseñar. A una persona engreída, soberbia no le puedes enseñar, no va a aprender. Primero es la calidad humana. Luego hay que ver si tiene la actitud correcta”.


No lamentarse. Ante un error, hay que reaccionar cuanto antes. “Siempre me acuerdo de la frase de Kennedy de que lo importante no son las veces que te caes sino las veces que te levantas. Para mí lo importante tras un fracaso es volver a empezar cuanto antes, no puedes esperar a ver qué pasa, no puedes dar tiempo al fracaso a que te coma o te domine. Yo consideré un fracaso gravísimo perder mi primera cuenta publicitaria, que fue Cinzano. Lo habíamos hecho tan bien, el cliente estaba tan contento, nos habíamos aproximado tanto a Martini… y entonces decidieron en Italia centralizar toda la campaña en Londres y el cliente nuestro nos tuvo que dejar. Cuando los perdí me sentí casi como si una novia me dejase. Y lo que hice fue salir corriendo a buscar otro cliente del tamaño y la importancia de Cinzano y ése resultó ser Adidas. Si te caes, levántate corriendo y sigue jugando, participando”.


Un consejo que le cambió su vida. “Mientras iba a la Universidad tocaba con un grupo de amigos. Nos llamábamos Los Cocodrilos. Yo cantaba y tocaba la guitarra de acompañamiento. Ellos eran muy buenos pero yo no tanto. Cuando acabó la Universidad el grupo se deshizo y me fichó el Golden Quarter para cantar con ellos un disco que tenían que grabar. Lo grabamos e hicimos una aparición en televisión. A partir de ahí nos salió un contrato para tocar durante un año en un cabaret alemán. Nos pagaban 30.000 pesetas al mes a cada uno. A principios de los sesenta aquello era una auténtica fortuna. ¡Y por tocar cuatro horas por la noche!  Entonces fui a pedirle consejo a mi padre y él me dijo: “¿Sois buenos?” Yo le contesté: “sí, somos muy buenos”. “Tanto como esos otros que están tocando también en Alemania, que se llaman los Beatles o algo así”, me preguntó. “No, tanto como esos no, ni muchísimo menos”. “Pues yo no iría, porque yo que tú intentaría dedicarme a algo donde puedas estar entre los mejores. Haz lo que quieras en la vida, sé barrendero si quieres, pero sé el mejor barrendero del mundo”. Renuncié al contrato y eso que tardé años en cobrar esa cantidad. Pero ese consejo me impactó mucho y he tratado de inculcárselo a mis hijos y a la gente a la que aprecio”.