viernes, marzo 1, 2024

El 85% de los españoles reclaman más apoyo de las marcas al deporte femenino

El estudio ‘El fenómeno fan en el Deporte Femenino’ impulsado desde BRT United nos aporta una foto reveladora y, a la vez, una oportunidad única para que las marcas sean impulsoras de un cambio social que mejorará para siempre su imagen.

Por Ignacio Ruiz Lamela, BRT United Partner y Director de Comunicación de la Asociación del Deporte Español / 22 de enero de 2024

La Industria del Deporte en España (y en el mundo) está cambiando. Y como la sociedad, esta revolución será femenina… o no será. Porque el Deporte practicado por mujeres, que siempre matiza mi admirado Luis Gómez, Asesor al Presidente de Iberdrola y uno de los padres del patrocinio de estas disciplinas en España, está ejerciendo como palanca principal de un cambio histórico.

En BRT United lo hemos comprobado gracias al estudio ‘El Fenómeno Fan en el Deporte Femenino’, el Estudio más ambicioso que se haya hecho en España sobre Deporte Femenino. En él se somete a análisis los públicos objetivos a los que se dirige el Deporte Femenino. En su elaboración han participado las marcas icónicas del sector: Iberdrola, Dazn, Finetwork, Mediapro… Sus resultados nos están marcando el camino con datos relevantes.

Quizá la conclusión más reveladora de esta investigación que hemos realizado junto a la Asociación del Deporte Español (ADESP) y la consultora de research ‘Punto de Fuga’, es que el 85% de la población española considera que hay falta de compromiso de las marcas para impulsar el deporte femenino. Por eso la sociedad pide a esas marcas un mayor compromiso y les reclama que lo apoyen de forma incondicional, no como una mera “moda oportunista”.

Apoyar al Deporte Femenino, retorno garantizado

Un proceso del que las marcas sacan grandes beneficios. El retorno existe. Garantizado. Porque aquellas compañías que ya se vuelcan con su patrocinio al deporte femenino (Iberdrola, Visa, Central Lechera…) han visto cómo aumenta la percepción positiva que de ellas se tiene. Por ejemplo, se las percibe como un 59% más comprometidas, un 49% más modernas y socialmente responsables, un 47% como organismos más empáticos e incluso se las etiqueta en un 52% más como agentes del cambio social.

Una revolución ejecutada en paralelo a los dos principales movimientos sociales que nos encontramos en todo el planeta. Uno es la ecología. El otro, el feminismo, obvio. Ambos son abrazados por esta corriente deportiva que dibuja escenarios novedosos e inimaginables hace no tanto tiempo, como ver a España ganar un Mundial de Fútbol Femenino con todo el país paralizado o (más importante si cabe) que esas campeonas sean capaces de remover un debate sin precedentes en toda la sociedad para establecer cambios en pro de la igualdad. 

Un cambio imparable

Por todo ello no es de extrañar que la sociedad reclame cada vez más que las empresas se vuelquen en su apoyo al deporte femenino. Desde BRT United, consultora estratégica de Sports Communications pionera en España, nos sumamos hace tiempo a ese grito de igualdad iniciando un proceso de apoyo incondicional que, como le sucede al cambio que está experimentando nuestra sociedad, no tendrá vuelta atrás. Ese es otro de los datos que nos revela este trabajo, que señala este proceso como imparable con un 84% de la población que considera que no habrá vuelta atrás y un 74% que descarta que sea una burbuja. No. El Deporte Femenino ha llegado para quedarse.

Pero aún necesita motores de transformación. “Hemos conseguido muchas metas, aunque el deporte femenino debe evolucionar sobre todo en igualdad de oportunidades y condiciones”, nos decía la tenista española Carla Suárez. “Hay una brecha importante. Queda por hacer”, nos añadía en el Estudio nuestra campeona olímpica Carolina Marín. Lo sabe también un público que lanza sus peticiones a varios foros. A las televisiones, por ejemplo. El 84% de la población pide que las competiciones tengan más visibilidad en la pequeña pantalla, un proceso en el que también influyen las marcas y ese patrocinio que antes mencionaba.

Eslabones de una misma cadena en la que todos tiramos para impulsar un cambio que nos hará mejores. Al deporte y a la sociedad.