jueves, noviembre 26, 2020

LLYC premiada en los ADC Awards 2020 por el proyecto “Invisible Soledad” para BBK

LLYC, consultoría global de comunicación y asuntos públicos, ha conseguido un Bronce en la 99ª edición de los ADC Awards, el prestigioso certamen internacional de publicidad que reconoce los mejores trabajos de medios digitales, diseño gráfico, fotografía e ilustración.

Por Redacción, 25 de mayo de 2020

La firma ha sido premiada en la categoría Brand and communication design por el póster del proyecto “Invisible Soledad”, realizado por Estudio Creativo LLYC para BBK.

Para Ana Folgueira, Socia y Directora de Estudio Creativo de LLYC, “estar entre los ganadores en unos premios de la importancia de los ADC Awards es muy importante para nosotros. Es un reconocimiento al valor estratégico de la creatividad y del diseño, algo que forma parte del ADN del Estudio Creativo de LLYC y que en este proyecto es una palanca para el cambio social. Es realmente emocionante”.

El diseño del póster pretende, a través del papel, hacer visible algo invisible. Por ello, hay que ir quitando una capa de tiras que ocultan la imagen oficial de “Invisible Soledad”, el banco donde está Mercedes y su escultura hiperrealista. Estudio Creativo LLYC busca transmitir un mensaje clave: no somos invisibles.

Sobre “Invisible Soledad”

A día de hoy, más de 2 millones de personas mayores de 65 años viven solas en España. La campaña “Invisible Soledad” nace de la realidad de que solo ponemos el foco en esta problemática cuando una persona fallece en soledad, y pasan semanas, meses o años hasta que es encontrada. Esta campaña trata de demostrar que lo peor de la soledad no es el final, sino todo el tiempo previo que pasa hasta que eso sucede.

Una de las personas que viven en soledad en España es Mercedes, una mujer bilbaína de 89 años que ha inspirado y protagonizado la campaña. Para iniciar el debate social, se decidió colocar dos días antes de la presentación, una escultura hiperrealista de La última persona fallecida en soledad creada por el escultor mexicano, Rubén Orozco, en el Paseo del Arenal de Bilbao. Después del debate generado durante los días previos en redes sociales y que captó la atención de los medios, durante la presentación a medios apareció Mercedes, para contarlo con sus propias palabras y explicando cómo, en realidad sí está muerta porque para ella, la soledad es una “muerte en vida”. La campaña consiguió más de 300 impactos en medios, con una audiencia de 83 millones, convirtiendo a Mercedes en un símbolo de la lucha contra la soledad no deseada, con más de 200 millones de impresiones en social media y casi medio millón de visualizaciones de la pieza en Youtube.