viernes, agosto 19, 2022

La tecnología reduce hasta un 80% los plazos de entrega de los fabricantes

La tecnología se convierte en el mejor aliado para hacer frente a los nuevos desafíos propiciados por un entorno de mercado volátil marcado por la escasez de suministro, el aumento de los costes y la conciencia medioambiental. Así, el DDMRP (Demand Driven MRP) que se describe como un enfoque para el control y el reabastecimiento de materiales, impulsado por la demanda, se consolida como la herramienta clave para afrontar las variaciones en la oferta y la demanda que puede causar escasez, interrupciones en la producción y caos en las instalaciones de fabricación.

Por Redacción, 29 de junio de 2022.

Según estiman desde IFS, compañía global de soluciones empresariales en la nube, las mejoras destacadas entre las organizaciones que han integrado este sistema para el control y la planificación de piezas son, desde la reducción del 65% en los niveles de inventario, un 80% en los plazos de entrega, un 95% en el rendimiento de entrega a tiempo, un 90% en la obsolescencia del inventario y, por último, un 400% de mejora en la rotación de inventario.

“El DDMRP brinda a la fabricación una herramienta para ayudar en el panorama siempre cambiante de los pronósticos y la personalización del cliente. Esta herramienta agrega amortiguadores en lugares estratégicos frente al envío, cuellos de botella o en otras partes del flujo de valor para el negocio” explica Gonzalo Valle, presales manager de IFS Iberia.

Con todo ello, un planificador de materiales puede ver fácilmente qué partes deben actuar primero, con una muestra en tiempo real de aquellas piezas que son una prioridad y tareas que necesitan ser accionadas primero, independientemente del tiempo de entrega. Pero, además, deberá volver a calcularse con regularidad, para considerar el aumento durante la introducción de nuevos productos o la disminución debido a la obsolescencia planificada.